lunes, 6 de julio de 2020

-¡CSI Criminal Swap Investigatión!-


Holita  a todos, esta es una temática  que quizás no sea innovadora  y mucho menos sea yo la primera en haber creado el uso del  crimen, pero me gusto mucho elaborar esta idea y espero que les  guste para seguir creando mas historias de suspenso como esta, estaré esperando sus lindos comentarios haya abajito uwu.




-¡Señorita, señorita qué tiene! –le hablaban fuertemente los oficiales a Gabriela una joven stripper de 24 años quien parecía alterada y con las manos llenas de sangre, justo cuando los oficiales entraron a la habitación y la encontraron bañada en sangre junto con el cuerpo de un hombre sobre la cama ensangrentado y con las manos en su garganta, -¡No, esperen a donde me llevan, yo no hice nada, yo no soy  esta chica soy el, soy el hombre que está en la cama por favor ayúdenme! –gritaba la chica, luego los oficiales se miraron extrañados, el oficial Warren saco su celular marcando a un número secreto, 911X, -¡CSI departamento Criminal de Cambios e Investigación o como en sus siglas en ingles Criminal Swap Investigación!, en qué podemos ayudarle –contestaba una mujer duramente en el otro lado del teléfono, -¡Ms. Clark, tenemos un 64! –el oficial decía mientras escuchaba como la mujer en el teléfono colgaba, minutos más tarde en la delegación, la chica estaba aún en shock mientras los policías le hacían preguntas una y otra vez acerca del hombre asesinado y su culpabilidad, -¡Por favor señorita no nos haga perder más el tiempo, sabemos que fue usted, era la única sospechosa y las cámaras lo muestran! –el detective Harris gritaba, -¡Yo no lo hice, yo soy inocente y este no es mi cuerpo! –respondía desgarradoramente la chica cuando un golpe se escuchó en la puerta, el detective Harris dirigía su mirada hacia el cristal de la puerta donde miro como la detective Clark y el detective Johns le hacían señas específicas, -¡Maldita sea, parece que hoy es tu día de suerte chica lista! –le decía el hombre mientras pasaba su mano acariciando su barbilla provocándole cosquillas no apropiadas, -¡Bien señorita Watson o querré decir señor Martínez!, díganos, ¿Qué fue lo que pasó y qué hacía en el lugar? –le hablaba la detective Clark al supuesto hombre atrapado en el cuerpo de la chica, -¡Ustedes…, ustedes me creen, ya les dije a esos malditos que no soy esta chica pero solo me ven extraño supongo con ganas de cogerme tan solo miren estas tetas! –respondía la chica, -¡Si señor Martínez!, pero queremos respuestas si no, no podemos ayudarle –la detective se dirigía fuertemente a la chica, -¡Esta bien, está bien perdón, es que esto es nuevo para mí no sabría cómo responderles, lo que paso fue… -la chica respondía y luego Susan una Body Hopper capacitada y con buena relación con los detectives busco al sospechoso número uno, Susana poseyó al señor Nicolás y ya con su cuerpo controlado condujo hasta la jefatura de policía, -¡Aquí está el sospechoso!, bueno más bien estoy ya aquí, bueno ustedes saben –hablaba Susan en el cuerpo del hombre, también había leído sus pensamientos y sin alterar al hombre ni darle pistas de quien lo había poseído, -¡Bien!, ¿entonces la historia de nuestra querida señorita Watson es confirmada? –preguntaba la detective a Susan, -¡Así es!, este  hombre contrato a la señorita Watson para que sedujera al señor Martínez e intercambiaran sus cuerpos mediante un hechizo que él le dio y cuando ella estuviera en su cuerpo suicidarse, pero la señorita Watson fallo y no pudo regresar a su cuerpo, por lo que murió en el incidente mientras que el señor Martínez se quedó atrapado en su cuerpo, -luego de analizar los datos y de que la  detective Clark hablara con los demás detectives adjuntos al caso, la detective Clark dejo ir al señor Martínez no sin antes anexarlo a su historial de casos siendo este el numero #003 y dándole los datos de  su  nueva vida así como de una organización que lo ayudaría a afrontar su caso, por su familia tendrían que hablar directamente con ellos y desde luego ver alguna solución para que el señor Martínez no se quedara sin familia, luego de eso, la detective Clark fue informada sobre un Body Hopper que estaba causando conflictos en el banco…¿CONTINUARA?



domingo, 5 de julio de 2020

"Feliz Cumpleaños"



Holita a todos, gracias a un seguidor se me ocurrió la idea de impulsar un proyecto que llevaba mucho tiempo pensando, ¡esto no es una petición!, así que no empiecen a bombardearme en los comentarios de muchas cosas que no cumpliré a menos que sea una idea agradable.

!LA DINÁMICA ES!

Comenta tu fecha de cumpleaños, todos sus cumpleaños se registraran en esta publicación con el fin de, si esta en mis posibilidades, darles un regalo de mi parte, claro si a ustedes les gusta la idea uwu.

Consistirá en que pongan su nombre, edades, nacionalidad, por su puesto su fecha de nacimiento, datos específicos solamente como el tipo de drama que mejor les parezca, el genero que quieren que trate y si tienen una foto en especifico comentarla publicando la foto con el código que siempre esta debajo de cada entrada / en caso de que quieran algo sorpresa, solamente indiquenme su nombre, edad, nacionalidad  y su fecha de nacimiento, pues es indispensable tener esos datos para la creación del contenido.

Para hacerlo consiste en usar estos códigos

[img] Aqui dentro va la URL o el LINK de su imagen [/img]

ELEMPLO:

[img]https://4.bp.blogspot.com/-_pgCjX05T7A/XMGg4VWPRII/AAAAAAAATTk/ngVqSwq0O60pUeDY0HQ_K1L2a2O4z0SaACEwYBhgL/s1600/received_2168558689908226.png[/img]

Para colocar una imagen en los comentarios, el cual ustedes pueden usar siempre en los comentarios para colocar ya sea una imagen o un vídeo que quieran, puede ser hasta un meme o como en este caso lo requiero.

"PARTICIPEN"

NOTA: Por ultimo no se pasen publicando  que ya su cumpleaños es mañana o días demasiado cercanos a menos que de plano lo sea pero  que sea de verdad, quizá sea imposible hacer algo para  todos pero si llegan a haber mas de un cumpleañero el mismo día pues la trama sera con una perspectiva en general, también si son mujeres pueden comentarlo con confianza y les daré algo bueno por ello uwu.


"Te ah hablado Karina la Diosa del Body Swap y te deseo ¡Feliz Cumpleaños! uwu"






sábado, 4 de julio de 2020

La Comunidad Secreta



Hypnotic Suggestion



En ella



Traducido por anónimo




viernes, 3 de julio de 2020

La enemiga de mi amiga



¡Viernes de Saga Caps!






Leo era uno de los chicos más desafortunados de la universidad, siempre que trataba de hablar con alguna chica estas simplemente los trataban demasiado mal, él estaba verdaderamente enamorado de su mejor amiga Selene, una chica bastante hermosa, pero Selene no parecía darle las alas suficientes para quererlo como tal, Selene en cambio tenia novio y uno muy guapo y con dinero, pero esto no impedía que ambos fueran verdaderos grandes amigos, la situación estaba en que, el novio de Selene era el objetivo de muchas de las chicas del instituto, tanto que muchas de ellas envidiaban a Selene por ser la afortunada enamorada de Héctor, ya sea porque era guapo o por su dinero, Selene recibía ataques bastante grotescos de las chicas, sobre todo de Giovanna, una chica un tanto adinerada que estaba muy interesada den Héctor, ella tenía mejor cuerpo que Selene y era más bonita según su propio mundo.

Giovanna estaba desesperada tratando de que Selene se separara de Héctor, o de alguna forma hacer que Héctor se olvidara de Selene, pero ningún plan le funcionaba, sobre todo porque su mejor amigo Le estaba tan apegado a ella que siempre se llevaba la peor parte de sus planes, Leo sabía muy bien que Selene tenia enemigas, por lo que trataba de estar casi como su perro ayudándola y protegiéndola de ellas, Giovanna harta de esto, intento buscar un hechizo de intercambio de cuerpos con Selene para de esa manera, terminara con Héctor de la peor manera y este la odiara, quizás hacer que Selene engañara a Héctor con su mejor amigo aprovechando la circunstancia, pero algo no saldría en sus planes como esperaba, Giovanna preparo el hechizo mediante una bebida que le daría anónimamente a Selene para intercambiar sus cuerpos, cuando le había dejado el brebaje a Selene y esta estaba a punto de tomarlo, Leo llego apurado tratando de que Selene no lo  tomará pues había visto de lejos como Giovanna lo había dejado precisamente para ella, el ingirió rápidamente del brebaje experimentando una extraña sensación, parecía que estaba por morir orgulloso de haber salvado al amor de su vida del veneno que Giovanna le había implantado, pero cuando se dio cuenta, su perspectiva había cambiado rápidamente, de repente Leo bajo la mirada aturdido notando un gran bulto en su pecho.

--

Giovanna miraba de lejos como Selene estaba por tomar del brebaje, estaba tan desesperada por tener a Selene con sus propias manos que no se estaba dando cuenta de lo que perdería, cuando se dio cuenta, Leo había llegado arrebatándole el brebaje e ingiriéndolo rápidamente, -¡No, que hiciste imbécil! –gritaba Giovanna intentando correr hacia Leo sin poder hacer nada, de un momento a otro, Giovanna miraba hacia Selene confundida, su cabeza daba vueltas hasta que pronto pudo enfocar mejor su visión hacia la chica y a su cuerpo, -¡Maldita sea, no puede ser, soy un chico! –chillaba Giovanna desde el cuerpo de Leo mientras que Selene estaba totalmente confundida al mirar tan extraño a su amigo.

Cuando Leo pudo concentrarse mejor en lo que sucedía, notaba el largo cabello cayendo en sus hombros, pronto sintió su echo agitarse como gelatina y al mirar llevo sus manos rápidamente hacia su nuevo par de senos tambaleándose en el escote de su blusa, Leo no podía dejar de estrujar esos deliciosos senos cuando fue interrumpido por una de las amigas de Giovanna, -¡Oye, pudiste  hacerlo! –la chica preguntaba mientras  que  Leo estaba confundido, luego ambos notaron sus propias manos en sus senos y los quito rápidamente para que no pareciera extraño, -Estoy en el cuerpo de Giovanna, estas tetas se sienten tan geniales, ¡soy una chica! –Leo pensaba mientras trataba de responderle a la chica, - ¡Eh, si, si, este…, - ¡Entonces eres tu Selene! –la chica gritaba emocionada, - ¡No, soy Leo! –Leo respondía traviesamente luego de jugar con los sentimientos de la chica, quien rápidamente dejo caer la boca del asombro y el coraje, - ¡Maldito infeliz! –gritaba Leo o su cuerpo interviniendo, - ¡Tomaste del brebaje estúpido, por tu culpa estoy en tu cuerpo y no en el de Selene! –la chica gritaba mientras miraba despreciable lo que Leo le había hecho, - ¡No fui yo quien planeaba envenenar a Selene! –Leo respondía mientras fastidiaba a Giovanna masajeándose los senos, luego la chica furiosa la sujetaba de los  brazos cuando la otra chica trato de separarlos, -¡Cálmate Giovanna, o querré decir Leo, Jijijiji!, lo mejor es que te calmes, ve esto como una nueva oportunidad –la chica respondía mientas que las clases comenzaban, luego de pasar el día en los cuerpos del otro, Leo pensaba en cómo hacer que Selene creyera en su intercambio con Giovanna y no se dejara de ella, pero si ella ahora lo odiaba siendo la chica que la odiaba como haría para que creyera en el ahora que estaba atrapado en ese cuerpo tan sexy que ahora tenía.

--

Las horas pasaron y todos salieron de las clases, Leo aún tenía problemas acomodándose en su nuevo cuerpo, pero también estaba siendo vigilada por la amiga odiosa de Giovanna, en un intrépido intento, logró zafarse de ella y llegar hasta Giovanna pero había sido demasiado tarde cuando esta se encontraba hablando con Selene, de repente esta la voltea justo cuando Héctor llegaba y le planto un fuerte beso, Selene trato de liberarse de sus manos pero Héctor llego defendiéndola y golpeando bruscamente hacia su cuerpo, -¡No! –gritaba la  nueva Giovanna mientras que el tipo terminaba de destruir el cuerpo del muchacho, Selene lo trato de ayudar rápidamente cuando ambas se cruzaron tratando de hacer que el chico reaccionará, luego de cruzar miradas, Selene sintió algo diferente en los ojos de su enemiga, pensando en blanco, Selene y Giovanna ayudaron al muchacho, pero Héctor se llevó rápidamente a Selene sin decir nada, afortunadamente sabía que todo había ido obra del imbécil de su amigo y no odiaba a su chica por lo hecho.

Luego de la tremenda golpiza, Leo estaba desesperado por saber que Giovanna estaba a salvo en su cuerpo, él no sabía cómo volver a ser el mismo y necesitaba a Giovanna para regresar a sus cuerpos, pero los golpes de Héctor habían sido tan fuertes que habían dejado a su cuerpo en coma y posteriormente con una perdida intensa de memoria, Leo estaba angustiado, los siguientes días fueron tan desesperantes y a la vez emocionantes por sentirse tan sensualmente atractiva con el cuerpo de Giovanna, experimento la sensibilidad de sus redondos senos y la exquisitez de su vagina, pero sobre todo, se había sentido mejor consigo mismo luego de saber cómo era ser tratada como chica, el saber lo que había pasado con Giovanna, entendía que jamás recuperaría su viejo cuerpo, como pudo trato de ser algo más que la nueva amiga del  nuevo Leo, así como también logro ser la nueva mejor amiga de Selene quien se sentía a salvo de las envidias de Giovanna, al final quizá era  mejor que su querido amigo tuviera su cuerpo que la propia víbora de Giovanna.




jueves, 2 de julio de 2020

"Mi Regalo de Cumpleaños"


"¡FELIZ CUMPLEAÑOS!"





"Y dale like a mi pagina de facebook"


- ¡Feliz cumpleaños hijo! –decía mi padre emocionado-

Yo despertaba apenas del sueño más abrumador de mi vida cuando me encontraba mirando como mi padre con felicidad me traía un pastel junto con mi madre ambos celebrando que hoy era nuevamente mi cumpleaños, en esta ocasión era mi cumpleaños 22, era un día muy especial para mí, pues como cada año, me llevaban a disfrutar de mi comida favorita, la cual por alguna razón me sabía mucho mejor este día que en otros días.

Luego de celebrar en mi cuarto, mi madre salió mientras me quedaba a solas con mi padre.

- ¡Hoy es el día! –mi padre aseguraba seriamente-

- ¿El día de que papa? –preguntaba intrigado-

- ¿Recuerdas lo que me habías pedido durante muchos años? -me respondía con otra pregunta-

- ¡Pero papa!, ¿estás seguro? –temblaba con tan solo imaginarlo-

- ¡Sí!, lo prometí y lo eh conseguido, todo lo que eh hecho es tan solo para hacerte feliz-

Las palabras de mi padre fueron contundentes, estaba algo nervioso, desayunamos con mi madre y luego ambos salimos ocultando nuestro secreto, hace muchos años, le había confesado uno de mis deseos más grandes a mi padre, yo siempre había deseado ser una chica, no odiaba mi cuerpo de hombre pero tenía mucha ilusión de poder tener un cuerpo femenino entre mis manos, había conseguido un valioso dato sobre La Comunidad y con mucho ímpetu le hablé a mi padre sobre ella y mi ilusión de ser mujer, mi padre trato de comprenderme, pues en aquellos años aún era pequeño para tomar una decisión tan fuerte como esa, contacto a la comunidad como se lo había pedido, pero le resultaba bastante caro un cambio como el que le pedía, años de ahorro y madurez después, mi padre sabía que era el momento para que yo fuera feliz.

Cuando llegamos al lugar, estaba bastante solitario, estaba muy nervioso pues si todo era real, renunciaría a mi cuerpo de hombre para siempre, a este cuerpo que me había acompañado estos 22 años de mi vida, de repente le sentí algo de cariño, pero decidí que, si esto era posible, comprendería que debía de renunciar a él para cumplir mis objetivos.

- ¿Quién será la chica? –le preguntaba a mi padre rompiendo el silencio desde que salimos de la casa –

- ¡Es una sorpresa! –respondía aumentando mis ansias por saberlo-

Luego un par de hombres salieron a recibirnos, lucían muy serios y bien vestidos, estaban misteriosos, miraron hacia todas partes a  que no hubiera testigos o alguna trampa de la policía cercana a nuestra visita y luego nos escoltaron cubriendo nuestras vista para no ver hacia donde nos llevaban, podía sentir como nos subían a una camioneta  y viajábamos muy lejos hacia otro lugar, luego de llegar, los hombres nos bajaron descubriendo nuestras vistas, era un lugar muy apartado, menos abandonado que el anterior y mucho más sofisticado, era como una gran mansión en medio de un campo muy grande.

Los hombres nos guiaron hacia el centro de todo, donde un par de hombres de alto rango se encontraban mirando como un nuevo par de hombres en busca de un par de tetas se adentraban en los rincones más oscuros de la humanidad tan solo para hurtar la virgen esencia de una mujer por deseo y perversión.

Llegamos hasta una gran sala, era momento de que mi cambio se llevara a cabo, al parecer había dos cámaras donde den una de ellas ya se encontraba la niña con la que cambiaria, esperaba con ansias ilusionado de saber quién sería la chica en la que me convertiría, los doctores me ordenaron entrar en la cámara que aún estaba abierta, me conectaron un par de aparatos y luego de dejarme encerrado en esa máquina, perdí la vista por un breve momento.

La cámara se abrió mientras comenzaba a ver el mundo de nuevo, mi padre estaba mirándome nervioso.

- ¿Hijo, eres tú? –preguntaba preocupado-

Entonces reaccioné, sentía bastantes cambios en mi cuerpo, notaba el cabello cayendo frente a mí, tenía unos rizos bastante bien formados, sentía nuevo peso de mi pecho jalándome hacia adelante, mientras que  un nuevo mar de sensaciones recorrían todo mi cuerpo, me sentía un poco mareado y cansado, parecía que me hubiera inyectado anestesia durante días, salí algo indispuesto caminando tratando de no perder el equilibrio, estaba muy desorientado, mi padre me tomo apoyándome mientras me llevaban a otro cuarto.

- ¿Qué pasará con mi cuerpo? –preguntaba aun sin reaccionar, pero nadie contestaba-

Me había quedado dormido unas cuantas horas, cuando el efecto de la droga ya había terminado, desperté muy confundido, pronto reaccione  intrigado emocionado por mirar todos mis cambios, dirigí la mirada hacia mi pecho encontrándome mis dos nuevas grandes gemelas estirando de mi pecho, sonreí plácidamente mientras las tomaba acariciando con mis manos, era una sensación tan reconfortante y abrumante, sentía un cosquilleo que embargaba todo mi cuerpo, era por la sensibilidad que provocaba al tocar mis nuevas tetas, camine directamente hacia un espejo donde pude ver por primera vez mi nuevo cuerpo, eran tan hermosa como un ángel, mi cuerpo era asombroso, lucia como una chica bastante atractiva y con buenos atributos.

- ¡Hola! –suspiraba mientras escuchaba suavemente el tono angelical de mi voz-

Luego de explorar mi nuevo cuerpo mi padre entro tratando de apoyarme.

- ¡Hola hija!, ¿Cómo te sientes? –mi padre preguntaba-

- ¿Hija? –me preguntaba contradictoriamente ante mis deseos-

- ¡Qué bueno que ya aceptes tu nueva identidad!, ahora eres Liz, mi nueva linda hija de 22 años –mi padre contestaba, -ahora vístete que debemos regresar y contarle todo a tu madre-

Mi papa estaba muy feliz mientras mis ojos se inundaban de lágrimas, mi sueño se había vuelto realidad, me había convertido en la chica de mis sueños, en las notas de mi cuarto podía encontrar la información de mi nuevo cuerpo, ahora era Lizeth, una chica Australiana de 22 años que recientemente había sido comprada por mi padre, luego de ser secuestrada y ser ofrecida por La Comunidad el mes pasado, mis manos no dejaban de temblar, le había robado el cuerpo a una niña tan solo por mi regalo de cumpleaños, al regresar a casa, mi madre no dejaba de llorar, pero yo estaba muy feliz, era el mejor cumpleaños de mi vida y no lo desaprovecharía.

Ahora era una chica muy feliz, durante los siguientes días, salimos a comprarme un nuevo guardarropa, también me entregaron nuevos documentos que era para certificar mi nueva identidad, pero lo quemas amaba era mi bello rostro, me sentía mal por haber arruinado la vida de esta chica, pero su cuerpo simplemente me fascinaba, tenía un buen perfecto par de tetas que amaba disfrutar todos los  días y sobre todo tener el sexo al cual siempre me sentí identificado, con el tiempo aprendí a comportarme como una señorita, conseguí un novio del cual me enamore y nos casamos, pude experimentar la emoción del primer amor y mi primera vez como mujer, y también el poder ser madre pues con mi cuerpo tenia naturalmente el don ser poder ser una madre. 


miércoles, 1 de julio de 2020

La Comunidad me robo mi cuerpo







Había salido de un lugar extraño, sentía mi cuerpo sumamente diferente dentro de la oscuridad de un callejo hasta que en medio de la fría madrugada encontré algo de luz en las calles de la nada, no sabía en donde estaba ni porque estaba ahí, cuando mire hacia los lados solo podía sentirme algo más insegura, de repente al dirigir la mirada hacia mi cuerpo me encontré con un cuerpo extremadamente descuidado, una enorme barriga colgada debajo de unos pechos aguados no femeninos, exclame ante mi ira y frustración de mi aparente apariencia y me di cuenta de que mi voz sonaba ronca como hombre, pronto me sentía consternada comenzando a buscar algo para identificarme, en mis pantalones estaba la cartera del hombre y una identificación, “Charles H., 47 años, colonia Bares 567”, cerré la cartera sin dinero hacia el piso, no conocía a este hombre ni su localización, decidí buscar ayuda sin haber nadie por la zona, me habían robado mi cuerpo y al pareces era este hombre quien lo había hecho, llegue hasta una zona más urbana y pedí la ayuda de un taxi, rápidamente este me llevo hacia mi edificio donde subí con dificultad hasta  mi departamento, lo último que recordaba era estar en la parada del trabajo hacia mi departamento cuando un fuerte golpe me noqueo enseguida y desperté con este cuerpo, llegue hasta la puerta intentando respirar con dificultad cuando comencé a golpear la puerta, de repente comencé a escuchar gemidos cada vez más y más fuertes desde la habitación, alguien caminó hasta la puerta y era James, mi novio, él estaba semi desnudo y rápidamente me mostró su rostro de enfado por presentarme así en el hogar de su novia, -¡James soy yo! –intentaba decirle cuando este me había soltado un fuerte golpe en el rostro que me dejo tirada en el suelo con un gran dolor, -¡Lárgate viejo, deja de acosar a mi novia imbécil! –James decía furioso mientras mi hermoso cuerpo salía desde el cuarto caminando sonriente y perverso por detrás de James al mirarme, el tipo que tenía mi cuerpo se juntó a James y besándolo le pidió que me dejara, luego llamo a la policía y sin poder explicar cómo, cerraron la puerta dejándome indefensa.




martes, 30 de junio de 2020

Control Swap robandole el cuerpo a mi hermana







-¡Oh sí que son suaves hermanita! –decía el chico en el cuerpo de su hermana mientras que descubría sus tetas agarrándolas intencionalmente enfrente de su hermana, -¡Pero qué hiciste devuélveme mi cuerpo deja de tocarte mis tetas! –respondía la hermana debajo de su propio cuerpo en el cuerpo de su hermano menor, luego Sara noto el extraño control en la cama y antes de que pudiera agarrarlo suponiendo que con eso su hermanito los había cambiado Dan se lo arrebato antes de que ella pudiera hacer algo, Sara saltaba intentando alcanzar el control pero su antiguo cuerpo alto lo dejaba inalcanzable, su tonto hermano media apenas  1.20 y tenía 9 años, el pequeño malandro había encontrado su control mágico mientras que ella se arreglaba para salir con su nuevo novio que había conseguido gracias al mismo, Sara estaba chillando por su cuerpo cuando su madre entro en la habitación encontrando a su hija adolescente casi desnuda peleando con su hermano menor, -¡Mama, dile a Dan que me devuelva mi cuerpo! –gritaba la chica desde abajo sin que esta le creyera, -¡No es cierto mama!, mi hermano me está fastidiando otra vez dile que se largue de mi cuarto, me estaba arreglando para ir a la fiesta de Sandra y lo encontré espiándome mientras me vestía –la mujer se cruzó de brazos poniendo una mirada de enojo hacia el pequeño, -¡Pero mama! –el niño chillo, luego la mujer se quitó la chancla apuntándola hacia el niño con intención amenazante, Sara no pudo hacer nada y salía de su propio cuarto jaloneada por su madre, está la metió al cuarto de su hermano encerrándolo con llave como castigo el resto de la noche, Dan cerraba  la puerta asegurándola con llave mientras disfrutaba del cuerpo de su hermana un rato más, luego su celular comenzó a sonar, -¡Amor, qué haces!, te estoy esperando ya ven que acabo de comprar los condones y un six de Corona para relajarnos, te espero en el motel –le decía el chico extraño en el teléfono, -¡Jeje!, si amor en un ratito llego, me estoy terminando de arreglar –Dan colgó y se volvió a vestir quedándose muy mal arreglado por su inexperiencia, luego salió de la casa avisándole a su madre entre risas por las cosquillas que sus grandes tetas hacían por rebotar al caminar, Sara miraba como Dan se alejaba de la casa pareciendo una puta con su cuerpo, Dan se giró hacia la ventana de su cuarto donde sabía que estaría Sara vigilando, saco el control de su bolso de chica y le sonrió maliciosamente, -¡Yo tengo el control!



lunes, 29 de junio de 2020

"Karina Cuenta" -¡“La Novia Comprensiva II”!




“La Novia Comprensiva"

 -II-


-Petición de Fanny para su novio Juan- 

"Feliz Cumpleaños Juan, espero te guste esta linda historia uwu"


La convención estaba a pocos días de llegar, Juan estaba verdaderamente emocionado y Fanny su novia lo sabía, también sabía que Juan tenía un fetiche muy curioso, así como ella tenía uno donde involucraba a Juan si este fetiche se hiciera realidad para ambos, más que nada quizá, el verdadero fetiche de Fanny no era más que su verdadera orientación sexual, pero amaba tanto a Juan por su forma de ser, que se impedía verlo como algo menos que el amor de su vida.

Cuando la convención había llegado, Juan llego citado a la casa de su novia, Fanny estaba bastante emocionada, había comprado hace unas semanas un par de accesorios especiales para Juan, cumpliría el fetiche más anhelado por ambos, aunque tenía miedo que él lo rechazara.

- ¡Hola amor, que bueno que llegaste! –saludaba a Juan.

- ¡Si amor, estoy emocionado! –Juan se ponía a observar a Fanny mientras esperaba la sorpresa que esta le tenía.

 Fanny saco una caja de regalo donde Juan encontró un conjunto de cosplay, de su chica favorita.

- ¡Amor no puede ser!, es un cosplay de Rías para mi, ¿de verdad? –Juan se sorprendía emocionado sonriendo como nunca.

- ¡Si amor!, eh decidido cumplir tu fantasía y algunas cosas mías –Fanny le decía ansiosa por ver como Juan lucia con una chica.

Tan pronto como abrió el paquete, Juan se vistió con el traje de Rías, pero al momento de ponerse la hermosa y larga cabellera escarlata, Juan experimento una descarga que recorría todo su cuerpo, de inmediato, los cambios comenzaron a notarse, sus pechos comenzaron a crecer inflándose hasta una copa D, el escote en su pecho se abrió hasta dejar ver dos lindas y redondas tetas marcadas en su pecho, su rostro parecía ser más femenino, sus brazos y sus piernas se alargaron sus caderas tomaron una forma femenina, su piel se volvió más suave y sensible, así como su sentía que su entrepierna se encogía hacia dentro dejando una rajita que ahora era su vagina, Juan experimentaba los cambios con terror, se estaba convirtiendo en una chica, una chica muy sexy que tenía atributos tan reales como los de Fanny, su novia sin poder a un creer lo que miraba, comenzaba a sentirse excitada, miraba los grandes senos de su novio, comenzó a ruborizarse, estaba excitada de mirar como su novio adoptaba su forma femenina, era como una colegiala recién salida de una revista para adultos friki.

Juan no tardó en reaccionar, sentía su cuerpo bastante femenino, no tardo en mirarse en el espejo para apreciar su bella forma, desde sus pies adaptados a sus nuevas zapatillas, recorriendo sus largas y bonitas piernas hasta la faldita que le quedaba por encima de la rodilla, dejando ver la forma de su cadera femenina terminando en un gran culo que se formaba por debajo de su falda, hasta la blusita que se quedaba corta ante la abertura de sus grandes y golosos senos, pero sobre todo miraba su rostro totalmente angelical como una diosa recién nacida, su cabello parecía tan real que simplemente sentina como se estiraba de su cuero cabelludo, no había duda, Juan no cabía de la felicidad, se había convertido en una chica con buenos atributos, Fanny se sentía bastante caliente, miraba el nuevo cuerpo de Juan, parecía  un chico atrapado en el cuerpo de una chica o una chica siendo usada por un chico, Fanny no dejaba de sentirse excitada notando como Juan acariciaba sus nuevas grandes tetas fascinado, era tan perverso mirar como deslizaba sus curvas con sus manos, la chica se hartó, la hizo girar y le planto un fuerte beso, ambas chicas parecían tener una escena lésbica bastante real fuera de su más grandiosa  y oculta fantasía.

Luego de unos segundos de su largo beso, Fanny se separó de Juan, lo tomó de la mano y se puso a maquillarlo,  aunque  su  nuevo rostro no parecía necesitar tanta carga de maquillaje, pero sin duda le daba mejor forma y dulzura a su expresión de colegiala, Juan y Fanny salieron juntas como novias colegialas, todos las miraban notando sobre todo a Juan quien tenía el mejor cuerpo de ambas, Juan se sentía bastante excitado, notaba el acoso de las miradas de los hombres sobre sus atributos, aunque caminaba torpemente por el desequilibrio de su pecho rebotando lado a lado y el solo hecho de estar tan sensibles provocaban en Juan un placer inimaginable, sin dejar de notar que su culo lucia perfectamente contoneándose de lado a lado como una colegiala.

Pasaron el día en la Con, todos querían tomarse una foto con la sexy Rías, Juan no cabía de la emoción, sus manos y sus piernas temblaban cada que un hombre quería tomarse una foto con ella, tan solo sentía sus gruesas manos acariciando pervertidamente su nuevo cuerpo, parecía que nadie lo notaba pero Fanny y el sí, sobre todo Juan quien era el que sufría el acoso sin pudor de los hombres, aun así, parecía que eso les divertía, hacer que ellos liberaran el macho que llevaban dentro sin saber que la chica a la que pervertían era en verdad un chico.

Luego de del día tan ajetreado, Juan y Fanny regresaron a su casa, era momento de quitarse todo el maquillaje y por supuesto la ropa extravagante, pero Juan simplemente no regresaba a su forma masculina.

- ¿Qué vamos a hacer?, no puedo quedarme así –decía Juan escuchando su voz angelical.

- ¡No lo sé!, pero en verdad no te vez mal, me encantaría que te quedaras así, como una linda colegiala… –Fanny susurraba.

Juan trataba de quitarse la peluca, era tan extraño, pero por más que lo intentaba su cabello se estiraba, le dolía tan solo hacerlo así que desistió en el intento, Juan se quitó toda la ropa aprovechando para explorar su nuevo cuerpo al desnudo, Fanny no tenía problema en ver el lindo cuerpo bien formado de su novio, le excitaba tanto la manera en que sus tetas se formaban en su pecho y las curvas predominantes que recorrían todo su cuerpo, Juan se tocaba igual de fascinado, sentía con sus manos las sensibles tetas en su pecho y sin poder creerlo frotaba su vagina delicadamente con sus manos, era tan difícil aceptar que su sexo se había ido, tan difícil de aceptar que en su entrepierna no había más que un órgano femenino, joven y virgen listo para ser penetrado por algún macho deseoso de llenarla con su leche, Fanny se quitó la ropa como Juan, dejando que también la  observara desnuda.

-Y…, ¿te gusta? –Fanny suspiraba mientras se acercaba a Juan dejando que mirara sus buenos atributos.

- ¡Si!, eres muy sexy, me encantan sus hermosos pechos, creo que son tan buenos como los míos –Juan reía mientras indicaba hacia sus tetas con las puntas de sus dedos, hundiéndolos en ellos notando como Fanny se quedaba fascinada con tan solo verlo hacerlo.

- ¡Eso ya lo veremos…! –Fanny sentenciaba mientras se acercaba lentamente hacia Juan y con un instinto veloz, Fanny le robo un fuerte beso como en la mañana sin dejar de despegarse uno al otro.

Juan estaba extasiado, eran tan extraño volver a sentir los labios de su novia con los suyos, sus labios ahora eran carnosos, los sentía tan sensibles y suaves que los besos se volvían más excitantes, miraba por la espalda de Fanny hacia el espejo, notando como había dos hermosas chicas desnudas besándose como si fuera una escena lésbica salida de una película porno, Juan no se dejó intimidar, deslizo sus manos hacia los pechos de Fanny estrujándolos haciendo que Fanny se estremeciera.

- ¡Ahhh, me encantas! –Fanny suspiraba jadeando sutilmente.

Juan no dejaba de sentirse extasiado, pronto dejo de tener el dominio del asunto, Fanny se interpuso empujando a Juan hacia la cama, sus senos dieron un ligero rebote hacia los lados mientras eran estrujados fácilmente por las manos de Fanny, mientras Juan se sentía montado por la dureza de Fanny, ella miraba a una hermosa chica pelirroja con grandes atributos siendo manoseada por sus manos, admiraba su bello rostro angelical sonriendo y con la cara enrojecida experimentando una fuerte oleada orgásmica proveniente de su fantástica vagina, poco después, ambas  se vinieron extasiadas juna con otra probando sus atributos femeninos, Juan respiraba sin parar, había sido la mejor experiencia de su vida, pero ciertamente debía de buscar la manera de regresar a su cuerpo.

-Solo no quiero ser una chica el resto de mi vida –Juan suspiraba aun apreciando la belleza de su cuerpo.

-No era mi intensión amor, no era lo que esperaba, aunque me quede satisfecha –Fanny consolaba a Juan mientras que el comenzaba a entender el doble sentido de sus palabras.

-Entonces esto parece haberte gustado demasiado, será que eres lesbiana y jamás me lo habías dicho –

- ¡No, bueno…, no lo sé! –Fanny se ponía nerviosa mientras sentía como el calor la embargaba de nuevo, se sentía tan excitada de mirar a su novio con un cuerpo tan sexy.

- ¡No me mientas, no me mientas Fanny lo sabias!, sabias que esto pasaría –Juan sentenciaba mientras que Fanny lloraba resignado.

Las lágrimas de Fanny ante el miedo de la verdad hicieron entrar en shock a Juan, tan solo miraba sus grandes senos, era una sensación bastante agradable tenerlos, pero si tan solo existiera una explicación a o todo esto y sobre todo un regreso a su forma original de hombre, aunque después de todo, esta había sido quizás una de sus fantasías más profundas cumplidas, Juan comenzó a sentirse tan culpable como ella, el también deseaba que algún día esto pasara, el evento, su cuerpo, incluso una escena nunca imaginable de ambos teniendo sexo como chicas, no podía negar que lo estaba disfrutando aunque de eso dependiera su hombría y el que todos lo vieran como un pervertido y fenómeno luego de pasar de chico a chica sin explicación alguna.

- ¿Por qué sonríes? –Fanny preguntaba directamente con un tono serio.

- ¡No lo entenderías jaja! –

- ¡Dime! -

-Por nada, simplemente que…, creo que soy tan culpable como tú en esto –Juan borraba la sonrisa de su rostro.

-Entonces, te gusto tanto como a mí, siempre ha sido esta tu fantasía y es verdad –Fanny tenia atrapado a Juan quien no negó la realidad.

Luego, Juan le envió un mensaje a sus padres pidiendo permiso de quedarse a dormir en casa de su novia, tenían que explicar bastantes cosas el siguiente día, sobre todo a sus padres quienes habían perdido a su hijo varón, Fanny le presto algo de su ropa, sobre todo una linda pijama para dormir que marcaba perfectamente todos sus perfectos atributos, pasaron la noche dormidas ambas en la misma cama, pero mientras que Juan dormía Fanny no podía dejar de admirar el bello cuerpo de su novio, sentía unas inmensas ganas de estrujar sus grandes tetas, hasta que noto que estaba profundamente dormido y ronroneando como una linda gatita, se veía tan tierna y adorable, comenzó a deslizar su mano por sus piernas, parecía que la chica se retorcía sumisamente ante sus estímulos, luego subió hasta sus senos y estrujo uno fuertemente hundiendo sus dedos sobre ella, la chica solamente jadeo sin despertar, comenzaba a sentirse excitada, pero Fanny la dejo y se durmió acorrucada abrazando a sus pechos como una suave almohada.

- ¿Qué paso?, ¡Déjenme en paz, no me toquen! –Juan gritaba hacia las sobras quienes parecían ser chicos pervertidos queriendo sobrepasarse con ella.

Juan miraba entre sus sueños, aún era esa bella chica en la que se había transformado, pero entonces esos espectros comenzaron a adoptar la forma de todos esos chicos pervertidos en la convención los cuales le causaron bastantes molestias, sobre todo uno quien se atrevió a tomar sus grandes tetas.

- ¡No, alto! –gritaba Juan comenzando a llorar, cuando entonces sentía que sus pechos eran presionados y despertó vibrante conmocionado. - ¡Ayuda!, oh, fue solo un sueño –Juan miraba el dormitorio de su novia, notó que aún tenía la forma de una chica y las manos de su novia estrujando inconscientemente a sus tetas.

Luego de pensar un largo rato, Juan volvió a dormir, al día siguiente ambas chicas despertaron.

- ¡Amor!, ¿cómo amaneciste?

- ¡Bien!, aunque algo consternado aun por el asunto.

-Está bien, pero quizá no sea tan malo, sabes…, me gustas más así que como chico.

-No puedo negar que me encanta la forma de mi cuerpo, pero anoche tuve un sueño muy pesado, me aterra pensar que todos esos chicos podrían violarme o acosarme a cada rato.

-No eres el único o la única que pasara por esto, si ahora eres una niña debes comportarte como una y no dejar que nadie se sobre pase contigo uwu.

Luego de conversar un largo rato, Fanny le ayudo a Juan a vestirse y comportarse como chica, platicaron con los padres de ambos quienes para su sorpresa parecía que jamás habían conocido a Juan como Juan si no como una linda chica llamada Rías quien era la mejor amiga de su hija, aunque con su conversaron tan extraña ahora pensaban que ambas chicas eran lesbianas, Juan se sentía como en una fantasía, un sueño del cual no tenía salida, incluso la realidad se había trastornado y solo su novia y el sabían la verdad, Juan se sintió algo aliviado de que si ara su familia siempre había sido una linda niña llamada Rías, entonces no tendría problema de ser quien era ahora, tan solo el lidiar con los chicos sería algo que tenía que aprender a superar.

- ¡Esto es tan raro! –Juan chillaba mientras se encontraban de nuevo en la escuela.

Eran tan difícil saber que para todos simplemente era una chica, sus compañeros la alburearon luego de volver a verla, algo que no pensaba nunca pasaría, al momento de educación física, fue toda una odisea, sus senos se marcaban excitantemente en su playera deportiva, parecían un par de melones aún más grandes de lo que se sentían, tan solo quería intentar correr y jugar a la pelota cuando sus tetas rebotaban a todos lados en direcciones opuestas y desbalanceaban su equilibrio.

- ¡No te caigas Rías!, me encantan tus melones, pero eres tan torpe con esas grandes carnes moviéndose por todos lados –decía uno de sus compañeros, Sergio uno de los chicos pervertidos y groseros del salón.

- ¡Estúpido! –gritaba Rías chillonamente, tan solo el mismo se escuchaba y se sentía bastante tonto.

Fanny intentaba calmar a Rías quien estaba algo histérico después de tanto acoso que estaba recibiendo, toda su vida jamás había recibido un trato tan desagradable, por lo regular dejaba que Sergio dijera sus estupideces, pero ahora que él era la victima tan solo deseaba destrozarlo con sus manos, pero ahora era una simple chica de grandes atributos que podía salir lastimada contra un grandulón como era Sergio.

-Abra que comprarle un cosplay de Maí para convertirlo en una niña de grandes atributos y aprenda la lección –le decía Fanny en tono de broma pensando que en realidad no sería tan mala idea.


Luego de unos meses, Rías y Fanny decidieron mudarse a un departamento a vivir juntas, Fanny era la mejor novia del mundo, realmente ella era una "Novia Comprensiva", ya habían entrado a la universidad que para su suerte habían sido aceptadas en la misma, ya era momento de emprender sus nuevas vidas, estaban emocionados de estar juntas, el sexo se había vuelto una necesidad única de cada día y por si fuera poco tenían bastantes juguetes para divertirse un buen rato con sus fantásticas vaginas.




El cuerpo que destruyo mi vida





Tenía que saber de alguna manera cual fue la causa de que esta mujer provocará la separación entre mi madre y mi padre, causando que el resto de mi adolescencia  fuera un caos e inclusive perdiendo mi padre la empresa por la cual había trabajado años quedándonos  en la miseria, cuando encontré esa página en la oscura internet, me puse a hablar con algunas personas curiosas las cuales conocían de inversiones entre otras cosas mundialmente reconocidas, algunos que se comunicaron conmigo siendo amigos antiguos de mi padre los cuales estuvieron presentes en el declive de la empresa, me contaron que había una solución para que yo pudiera impedir que los negocios de mi familia se arruinaran, fue entonces que me enviaron una extraña aplicación, me dijeron que colocara los datos de la mujer que había destruido a mi familia y en el año en la que se suscitaron los hechos, luego de hacerlo presioné en iniciar y un destello ilumino la pantalla mientras mi mente era absorbida por una especie de portal a otra dimensión, sentía como mi mente viajaba hasta que sentí como si hubiera chocado con algo, mi cuerpo se zarandeó y de repente comencé a perder el equilibrio sobre el suelo, cuando me di cuenta estaba mirando hacia un elevador donde mucha gente se encontraba con sacos y vestidos elegantes subiendo y bajando, pronto lo reconocí, era la empresa de mi padre, intente avanzar cuando sentí que mi cuerpo reaccionaba extraño y justo antes de caerme me sostuve gracias a un hombre que se acercó a mi lado a ayudarme, pude notar como mi cuerpo lucia diferente y un largo cabello castaño caía de mi cabeza, unas tetas en mi pecho me llamaron la atención mientras que debajo tenia puesta una falda que dejaba ver mis piernas muy bien definida con un par de medias negras y unas zapatillas de tacón alto que extrañamente tenia puesto, luego de  que el amable señor me ayudara a sostenerme alce mi mirada hacia  su rostro quedando impresionado, -¡Muchas gracias señor…, papa! –le decía al hombre sonriéndome mientras notaba como analizaba mi cuerpo sobre todo en la parte de ms tetas, -¡No hay de que señorita!, dígame porque se encuentra una dama tan hermosa como usted cayendo en la recepción –mi padre parecía no haber prestado atención a lo que le dije y sentía un poco raro el hablarle de otra manera mientras notaba como fijaba su mirada sobre mi cuerpo, -¡Yo este…! –mareaba hacia todos lados aun sin entender lo que pasaba notando que sujetaba una carpeta y que tenía un gafete puesto en el pecho, lo agarre para mostrarle y me di cuenta de que mi gafete decía, Adriana Ramírez, edad 24 años, justo en ese momento entre en shock, estaba atrapado en el cuerpo de la mujer que destruido mi vida y ahora estaba justo en el momento en el que empezó todo, mi padre leyó mi nombre, -¡Adriana!, hermoso nombre, acompáñeme parece que hoy obtendrá el trabajo de sus sueños –mi padre me tomo de la mano y me llevo con el hasta su oficina, luego del incomodo momento entre mi padre y yo intente ir al baño mientras pedía ayuda, pero lamentablemente me di cuenta de que estaba en los 90 y no existían ni siquiera los Smartphone, me mire en el espejo sintiéndome estúpido y excitado mientras observaba mi nuevo cuerpo.



domingo, 28 de junio de 2020

"Mi Crush en el Gym"





- ¡Anímate!, te conviene, se cómo miras a esa perra todo el tiempo, sé que la deseas más que a nadie, por una buena cantidad puedo ponerla en esa máquina y darte su cuerpo, ¿Qué dices? –sonreía el tipo morboso esperando la respuesta del chico ingenuo.

-No lo sé,  ¿Qué pasara si ella me pide su cuerpo de vuelta?, además no estoy seguro de querer ser una mujer –Andy respondía hacia el sujeto extraño, Andy había entrado al gimnasio esperando bajar de peso y tener un buen cuerpo tonificado luego de que pasara malos ratos ente burlas por su aspecto, cada día se esforzaba mas pero no veía muchos resultados hasta que conoció a Ana, Ana era una chica muy linda de buen cuerpo quien siempre visitaba el gimnasio esforzándose para mantener su cuerpo en forma, sobre todo  ahora que esperaba tonificar sus músculos, Gustavo el chico a quien le estaba ofreciendo a Andy hacer que ambos cambiaran de  cuerpo mediante la máquina del gimnasio, era uno de los instructores el cual acosaba mucho a Ana siendo rechazado varias veces por ella, así mismo, Gustavo sabía que Ana también había rechazado a unos  cuantos chicos y sobre todo se había burlado de Andy por su aspecto cuando entró al gimnasio desde hace  tiempo haciéndolo sentir humillado y triste, Andy lo medito por poco tiempo ya que la oferta del sujeto estaba terminando.

Andy llego a la hora que le haba citado el sujeto, Gustavo había dormido a Ana en el momento preciso cuando esta bebió agua alterada la cual el había mezclado con  tranquilizante mientras que ella estaba distraída en sus ejercicios, luego de que todos se fueron  y el gimnasio cerrara, Gustavo atrapó a Ana colocándola en la máquina, Andy estaba sorprendido de como el plan estaba saliendo a la perfección, colocándose del otro lado de la maquina ansioso de poder tener el cuerpo de Ana para el mismo, Gustavo realizo el cambio y durmió el cuerpo de Andy dejando un daño cerebral en su cuerpo, mientras que la nueva Ana despertaba confundida, Andy pronto miro su cabello estorbando su vista, sintió su cuerpo totalmente distinto notando los dos grandes bultos  e su pecho los cuales comenzó a amasar con morbo y placer, estaba sorprendido mirando su abdomen marcado frotando su piel suave por todo su cuerpo, experimentando la piel sensible y femenina que tenía recorriendo con sus manos desde sus piernas depiladas y femeninas hasta nalguear su propio culo con cinismo subiendo hasta sus nuevas tetas las cuales no dejaba de apretar fervientemente con sus manos, Andy estaba muy excitado justo cuando Gustavo había terminado de deshacerse de su cuerpo dejando a Ana perdida  para  siempre sin que  pudiera hacer algo para que  recuperara su cuerpo, Andy estaba entretenido en sus nuevas tetas cuando Gustavo llego por detrás arrimándose n su culo, mientras lo acariciaba haciendo a Andy sentirse muy incómodo, pronto Gustavo tomo por la fuerza a Andy forzando un beso el cual no pudo resistir y al poco rato de dejarse llevar por las sensaciones de su nuevo  cuerpo, Andy terminó abierta de piernas por Gustavo teniendo relaciones en los baños del  gimnasio.


Al día siguiente, Valeria encontró a Ana mirándose muy aferrada en el espejo, estaba acariciando sus tetas y pasando sus manos por su abdomen como si tuviera mucha vanidad por su cuerpo, Valeria sintió algo de celos y envidia por su amiga quien se lucia muy extraña hoy, luego de verse sorprendida por Valeria, Ana se sobresaltó  al ver a la chica, era la primera vez que era sorprendida por alguien luego del cambio además de  saber que estaba haciendo algo indecente para una chica como la que ahora era, Andy se estremeció de nervios, pero no le tomo mucho tiempo para agarrar confianza y tomar a Valeria por la cintura, -¡Ana que te pasa! –decía la chica confundida luego de ser domada por Ana forzándola a un beso, la chica  la alejo con una bofetada luego de  sentir  como Ana tocaba extrañamente su culo e intentaba legar más lejos con su cuerpo, la chica desconocía totalmente a su amiga, se alejó a hacer sus  entrenamientos, Andy estaba algo apenado por lo que sus nuevos instintos le habían provocado, realmente Ana era una lesbiana, una muy perra que ocultaba su amor por Valeria pero sabía que la rechazaría como lo acababa de hacer, sin embargo Andy no lo sabía y reaccionó inconscientemente a los  estímulos que  su nuevo cuerpo le ordenaba, la nueva Ana decidió que estaba tan caliente por lo que había pasado que fue al baño de mujeres a admirar como algunas estaban desnudas y eso  le excitaba, las chicas observaban como las miraba tanto casi cogiéndoselas con la mirada pero no sospechaba que Ana en verdad fuera  un chico quien se había adueñado de su cuerpo, Ana decidió bañarse para refrescarse pero al experimentarlas con su nuevo cuerpo y las emociones que había sentido al experimentar el beso con su nueva crush, estaba tan excitada que no se dio cuenta de que estaba masturbándose como la noche anterior que probo su  nueva feminidad pensando en Valeria y en su afectuoso beso, pronto las chicas comenzaron a salir indignadas ante el comportamiento de Ana, luego Gustavo su nuevo novio la esperaba  afuera para salir juntos a disfrutar de su nueva relación.


 


sábado, 27 de junio de 2020

Bienvenido



El perdedor



viernes, 26 de junio de 2020

"Amigos y Madres"



¡Viernes de Saga Caps!










Sandra preparaba la comida mientras que Julio su hijo y su amigo Cristian se sentaban planeando como decirle a la madre de Julio que querían ir de vacaciones a una gran fiesta de verano, la mujer de 43 años comenzó a escuchar el murmullo de los chicos mientras que acercaba el jugoso pollo rostizado a la mesa, -¡Mama!, Cris y yo queremos preguntarte algo –decía el adolescente de 14 años a su madre mientras que con temor la veía frunciendo el ceño ante la propuesta de los chicos, -Lo que pasa es que…, en verdad yo…, quisiéramos ir a un festival la semana que viene, de verdad se pondrá fenomenal, habrá muchos artistas, bandas de rock entre otras cosas más –el chico brincaba de emoción mientras que su madre se cuestionaba a sí misma, luego un incómodo silencio se apodero de la mesa, -¡Por favor señora!, es un momento único, nunca sabemos si volverá a haber otro evento como este, solo necesitamos de su aprobación y de unos cuantos pesos para poder ir –Christian le decía a la mujer mientras que eso solo la hacía enojarse más, pensaba muy mal del chico ya que supuestamente involucraba a su querido hijo en malas decisiones, seguramente algo rebelde estaban tramando, -¡Lo siento pero mi respuesta  es un no! –sentenciaba la mujer mientras que un rostro de desilusión se esbozaba en los chicos, ambos terminaron amargamente el rico pollo con el aderezo y ensalada y se volaron al cuarto, -¡Te lo dije, esa mujer es una terca! –le reclamaba Julio a su amigo, -¡Tranquilo, sabía que esto pasaría!, recuerda que tenía un segundo plan –Christian sacaba con su mano gordo manojo de cartas de su bolsillo, -¡Vamos Julio, te mostrare como funciona! –le decía mientras regresaban a la cocina con su madre, -¡Señora, señorita!  -le decía Christian a la exuberante mujer coquetamente para animarla, la mujer se giró dejando los platos como estaban sonriendo a los muchachos, luego el chico sujeto el manojo de cartas frente a ella, -Le tengo una propuesta, o mejor dicho apuesta, vamos a jugar con  este manojo mágico de cartas, -¡Si usted gana Julio y yo no vamos a ningún lado este verano y haremos las tareas de su casa por una semana –la mujer se carcajeo mientras que el chico aprovechaba al credulidad de la mujer para amansarla, -¡Bien me parece bien! –le respondía la mujer aun entre risas, -Pero si usted pierde, Julio y yo iremos a donde queramos en verano y tomare su cuerpo a cambio, -Christian se sentía muy confiado mientras que la mujer seguía riendo ignorando el hecho de haber pedido por su cuerpo, el chico barajeo las cartas repitiendo entre ambos, cambios y cambios entre cartas y la última tirada lista, ya era momento, la mujer saco su full de cartas esperando a que el chico tirara la suyas y fuera obligado a hacer sus tareas una semana, el chico sonrió mientras tiraba su full con más ventaja sobre la otra, la mujer cayo de pena, -¡Oh, lo siento, ni modo he perdido! –decía mientras se ría sínicamente –Pero no los dejare ir de cualquier forma, -la mujer decía a los chicos mientras que Christian solo esperaba el efecto, -¡Segura! –Christian  exclamó, pronto las cartas se iluminaron frente a los ojos de los tres cuando un flash muy fuerte retumbo en todo el cuarto, luego de eso, la mujer reacciono mirando con terror su propio cuerpo frente a ella, estaba sorprendida mientras que sentía todos los cambios sobre de su nuevo cuerpo, el cuerpo delgaducho, su nueva piel joven, la energía  en todo su cuerpo y sobre todo el cabello corto en su cabeza, la mujer se sentía tan extrañada, luego, su propio cuerpo comenzó a moverse de manera extraña mientras que se reincorporaba luego del cambio, sonrió lucidamente mientras que llevaba sus manos ahuecando su nuevo par de senos, -¡Oh, supongo que podrían ir este verano! –decía Christian en el cuerpo de Sandra mientras fingía ser la madre de Julio, sentía su nuevo par de senos en su pecho, pesando y estirando su espalda, pero la sensación era aún mejor de lo que esperaba, Julio los miraba  sin aun poder creerlo.

--

- ¡Espera, hijo tú no puedes estarme haciendo esto! –el nuevo chico exclamo escuchándose chistoso, Julio solamente la ignoro, - ¡Mama Cristian me está molestando! –chillaba el chico mientras que la mujer se levantaba estirándoseos poco meneándose de lado a lado mientras sus grandes senos se agitaban, tomo su ex cuerpo del brazo lastimándolo, - ¡Escúchame bien estúpida, aquí se hará lo que yo diga de acuerdo! –Cristian le decía a la mujer quien estaba horrorizada, la mujer asintió intentando no llorar sin dejarse de sentir incapaz, luego se fue corriendo hasta su cuarto, - ¡Ey!, eso fue algo duro ¿no crees? -Julio le decía mientras se sentía extraño hablándole a su madre como su amigo mientras este regañaba a su madre en el cuerpo del chico, -Oye de verdad ella es todo un dolor de cabeza, fue lo mejor créeme, ahora mírame, soy tu madre, podemos hacerlo que queramos ahora –Cristian sujetaba sus grandes senos, pronto su cuerpo comenzó a provocarle un cosquilleo muy extraño por todo su cuerpo, - ¡Deja de hacer eso es muy extraño, además estas en el cuerpo de mi madre! –Julio reclamaba mientras el chico en el cuerpo de su madre despotricaba contra su nuevo cuerpo, -¡Lo siento July!, pero el cuerpo de una mujer es bastante sensible, la verdad estoy bastante excitado o excitada justo ahora –Cristian se recostaba mientras que sentía como su cuerpo se acomodaba extrañamente apachurrándose en el sillón, incluso ahora sus senos se veían más pronunciados ahora, Cristian no tardo mucho para liberar sus gemelas frente a su amigo, quien con algo de pena miraba todo lo que su amigo hacía con el cuerpo de su madre, tenía bastante pena de verla así de pervertida como en esos videos porno que miraba los adolescentes, aun así la curiosidad le mataba, -¡Oye, quieres tocarlas! –le decía Cristian a su nuevo hijo al notar como este miraba acariciar sus grandes senos, Julio se sintió intrigado pero camino poco a poco a la que ahora era su madre, deslizo sus jóvenes manos hacia los senos de su madre y comenzó a acariciarlos hundiendo sus pequeñas manos en esos grandes melones carnosos, Cristian gimió, la sensación se había sentido bastante bien, miraba como su amigo jugaba con las tetas que tenía en su pecho, era bastante rico la sensación que experimentaba, Julio se sentía bastante avergonzado, pero al mirar como su amigo lo disfrutaba sin importarle se imaginó verdaderamente como si a su madre le gustara que jugara un rato con sus senos, de un momento a otro, Cristian sintió como una corriente de fluidos se deslizaban entre sus piernas, así mismo Julio sentía su pene erecto dentro de sus pantalones, Cristian deslizo sus manos dentro de sus pantalones sintiendo la sensible caricia de sus manos fritando lo que era su nueva  vagina, se bajó los pantalones quedando con su vagina desnuda, mirándola sorprendido de no tener su miembro ahí si no una vagina de mujer madura excitándose, -¡Que haces! –le gritaba Julio mirando como terminaba por desnudar el cuerpo de su madre, -¡Lo que debí de haber hecho hace mucho tiempo –Cristian contestaba mientras sujetaba a Julio obligándolo a bajar sus pantalones, Julio estaba consternado aun por el momento, su miembro erecto desnudo ahí frente a la vagina de su madre, se sentía desalentadamente excitado, Cristian lo sujeto con fuerza dándole el empujón necesario para liberar todas sus cargas de fetiches extraños, Julio sintió su miembro penetrando la brecha de la vagina de su madre, pronto estaba dentro de su propia madre palpitando con su pene fuertemente, llevo sus manos hacia los grandes senos de la mujer de nueva cuenta y Cristian se sentía gozando como nunca antes en su vida.

--

Luego de los sucesos eróticos entre ambos chicos, Julio sintió un extraño cosquilleo tirando hacia la vagina de su madre, Cristian estaba en la gloria experimentando toda clase de estímulos intensos, luego experimento el mejor orgasmo de su vida al sentir el chorro caliente del miembro de su amigo penetrando dentro de su cuerpo.

-¡No volvamos a hacer esto!, fue demasiado extraño –decía Julio sintiéndose traumado, luego de limpiarse y volver a colocar sus pantalones donde debían de estar, Cristian se retorcía aun del placer que experimentaba, tomo el fluido que escurría de su vagina y los llevo a su boca  con sus dedos saboreando el salado y perverso sabor de todos ellos, luego volvió a vestirse y camino ridículamente como si fuera una mujer rebotando sus grandes senos por todos lados, meneando su gran culo de lado a lado mientras caminaba modelando con esos grandes tacones que cargaba, -¡Bien, esto se siente tan bien! –miraba a Julio mientras experimentaba la forma de su cuerpo, el chico simplemente lo ignoro aun con pena de lo ocurrido, -¡Oye no te sientas mal!, yo soy tu madre ahora puedo dejar que me hagas lo que quieras, como un juego entre madre eh hijo –le decía a su amigo-hijo mientras pensaba en algo más para animarlo, -¡Oye, que tal si te cambio con mi madre! –Cristian decía al unísono mientras que Julio lo miraba aún más preocupado que antes, luego la imagen de la exuberante mujer de la madre de Cristian se le vino a la mente y su miembro volvió a recobrar vida propia, -¡Tu, tu, estas demente! –le gritaba chillando mientras tapaba con un cojín su miembro erecto, luego Cristian llamo a su viejo cuerpo y todos tomaron rumbo a su antigua casa, tomo el manojo de cartas mágicas y se subieron al auto, Cristian regaño a su ex cuerpo por  quererse pasar de listo y manejar cuando no podía hacerlo porque era un pequeño rebelde sin licencia, la mujer refunfuño mientras aun sin saber adónde iban se inclinaba de vergüenza al ver su cuerpo dar las ordenes ahora, luego de llegar, Sandra intento gritar a Laura, -¡Tu hijo me robo mi cuerpo! –pero la mujer lo ignoro extrañada pensando que solo era una simple broma de su hijo, le dio una bofetada y lo mando regañado a su cuarto, Julio miraba todo aun con algo de vergüenza, no quería ni imaginarse cómo le iría cuando su madre regresara a su cuerpo luego del espectáculo que armó, Cristian se divertía hablando con su propia madre como si hablaran de cosas de mujeres.

--

Luego de charlar un rato ridículamente como hembras desatadas, Cristian recordó que debía de poner a su amigo en el cuerpo de su madre para terminar con el plan e ir al festival juntos con los cuerpos de sus madres, la mujer saco las cartas de su bolso y las entrego a su ahora hijo, -¡Bien Laura!, porque no juegas con mi hijo, yo jugué con el tuyo usando estas lindas cartas y nos divertimos como nunca –le decía a su madre esperando que su plan saliera sin defectos, la mujer parecía algo borracha luego de tantas copas de vino tinto que se hecho y sin pensarlo tanto entre risas acepto, Cristian le guiño el ojo a Julio quien con las cartas en sus manos las sujetaba temblorosas pues aun sentía miedo al saber lo que pretendía con ellas, más aun sabiendo que el único plan era que el tuviera el exuberante cuerpo de su madre, -¡Toma las cartas y comiencen jugar! –Cristian impulsaba a su madre, luego de barajear comenzaron las apuestas, -¡Bien, pequeño, entonces qué tienes! –la mujer le decía mientras que  se reía dela inocencia del niño jugando a las cartas, -¡Solo tengo cuatro ases señora! –le decía el chico mientras que miraba nervioso a su madre, luego Laura se rio, -¡Oh pequeño, pareces muy hábil, pero mira esto –la mujer le mostraba su full mientras que Cristian asentía, él sabía bien que su madre era tan hábil en las cartas como el en los videojuegos, de ahí venia su excelente maniobra con las cartas, -¡Bien, no está mal!, porque no lo hacemos más intenso –le decía Cristian a la mujer, mientras que esta daba otro sorbo de su copa divertida por el juego, -¡Hijo!, ¿tú que apuestas? –le decía a el chico mientras que aseguraba su victoria, -¡Eh, no, no se! –contestaba el chico aun nervioso, Sandra miraba todo escondida, sabía lo que esos pequeños harían, pero no le importaba tenía un plan para más tarde, ahora solo quería vengarse de Laura por no haberle hecho caso y tratarla de lo peor luego de tantos años, -¡Laura!, parece que mi niño está un poco asustado, porque no le apuestas tu magnifico cuerpo, a ver si así se le pasan un poco los nervios –Cristian le decía a su ex madre, se sentía un poco perverso por hacerlo pero era la única manera, la mujer aun ignorante lo tomo como un simple juego, -¡Jajaja!, apostarle mi cuerpo a un niño tan bobo, pero bien hagámoslo, ¡Te dejare tocar estos maravillosos senos todo lo que quieras!, pero si pierdes me haces un masaje en los pies –Laura contestaba asegurando su condena, Cristian sonrió, miro a su amigo aun nervioso, no le parecía sobarle los pies a la mujer y tampoco estaba seguro de sobarle los senos a sí mismo, luego Laura barajeo las cartas, estas comenzaban a tomar un brillo extraño pero lo ignoro, Cristian estaba detrás de Laura mirando sus movidas mientras le decía a su amigo lo que hacía, Julio trataba de ignorarlo, no pensaba ni ganar, ni perder, solamente quería olvidarse de todo, cuando Julio las movió, un excelente full fue colocado en la mesa, -¡Maldición! –gritaba la mujer arrojando sus cartas sobre la mesa, con una mala jugada, la mujer ebria levanto rápidamente su blusa y el sujetador dejando caer libremente sus grandes senos frente a Julio justo cuando las caras iluminaron absolutamente todo, Julio miraba los senos de la mujer mientras su corazón se aceleraba justo en el momento en el que noto la luz cegando la vista  de todos, poco después, Julio se sentía bastante mareado, parecía experimentar una serie de cambios extraños en su cuerpo, pronto descubrió los grandes senos descubiertos en su pecho, Julio no podía creerlo, llevo sus manos hacia ellos sujetándolos de manera vertiginosa, se estaba excitando desde el cuerpo de la madre de Cristian, la verdad era que estaba algo ebrio en el cuerpo de la señora pues esta había bebido demasiado, tanto que ahora sufría los estragos de la mama mala copa de su amigo.

--

Laura se sentía extraña, pronto miraba claramente a su propio cuerpo frente a ella con sus manos jugueteando sus senos mientras balbuceaba cosas por decir, ella miro rápidamente los grandes cambios en su nuevo cuerpo, parecía ser un simple niño, ella se llevó las manos a la cabeza, parecía que sentía mucha jaqueca, al parecer la mujer solo pensaba que había bebido demasiado y ahora solo debía de ir a dormir  pues se sentía bastante mal que incluso ahora alucinaba cosas demasiado reales pero extrañas, camino lejos de las ahora dos mujeres, se metió a su cuarto y se tiró a la cama a dormir.

- ¡Sate, sate, sate! –decía la mujer hacia su nueva amiga, acercándose hacia sus senos descubiertos para ayudarle a acariciarlos, - ¡Ya lo vez, te dije que funcionaria!, ahora estas en el cuerpo de mi mami, ¿no te gustan acaso sentir estas cosas tan ricas en tu pecho? –Cristian afirmaba hacia sus senos mientras Julio se sentía bastante extraño con todos esos cambios, miraba a su madre mientras sentía como su vagina estallaba, pronto Julio se orino desde el cuerpo de la mujer, quien en esas condiciones no sabía ni lo que hacía, - ¡Maldición, ten cuidado, te estas orinando vieja! –Cristian se enojaba, pero luego se daba cuenta de la condición de su amigo lo cual termino por darle gracia, luego el hizo asquerosamente lo mismo con su madre, orinándose en sus pantalones, -¡Oh chica!, creo que yo también me orine en los pantalones, será mejor que nos quitemos todo esto –Cristian se levantó deslizando sus pantalones y sus pantimedias, luego desnudo el cuerpo de su propia madre dejando sus cuerpos descubiertos, recordó que su madre tenía un par de juguetitos especiales, fue y regreso con ellos con cuidado de que ella no escuchara, los lubrico lo suficiente y después de hacer venir a Julio un poco más comenzó a penetrar sus vaginas con el juguete especial, ambas dos mujeres chillaban de placer, -¡Vaya Julio, ya te veo menos nervioso Jijijiji! –Cristian se reía estrujando los senos de su madre que ahora tenía Julio y se divertía de verlo indefensa y excitado con el cuerpo de milf que ahora tenía, luego comenzó a juguetear con sus propios grandes senos rebotándolos de arriba abajo experimentando las diferentes sensaciones que sentía al hacerlo, luego de tantas penetradas, Cristian dejo a Julio desnuda en la cama de su madre mientras que tomaba a su madre en el cuerpo de su amigo y ahora hijo para llevarlo de regreso a casa, -¡Cielos!, moriría por ver su cara cuando despierte en ese cuerpo, sí que se llevara una gran sorpresa –decía Cristian mientras se alejaba de su ex casa con su madre.

--

Julio despertaba confundido, su cabeza se sentía realmente mal, cuando intento levantarse sintió una incomodidad muy grande en su pecho, al mirar, dos grandes globos de carne se agitaban en su pecho graciosamente, Julio noto rápidamente los cambios en todo su cuerpo, estaba desnudo con un cuerpo moreno, el cabello largo que caía en sus hombros y por si fuera poco tocando su vagina se dio cuenta de que su pene se había ido en cambio por una vagina, rápidamente se levantó agitado por  la nueva  gravedad de su cuerpo, sus curvas anchas y unas buenas y grandes caderas  meneándose de lado a lado, pronto el chico ahora mujer se miraba frente al espejo, notando su cuerpo desnudo, era una verdadera mujer , con un cuerpazo de madura, claramente noto que ahora tenía el cuerpo  de la madre de su amigo, el plan había salido como Cristian lo había querido, Julio estaba realmente asustado sintiéndose indefenso con el cuerpo madurito de la mujer, acariciaba su culo nerviosamente y jugueteaba con sus grandes senos mientras admiraba frente al espejo como actuaba tan perversamente desde el cuerpo de la señora, Sandra estaba mirando todo desde la puerta, había esperado hasta que  su hijo despertara en la mañana con su nuevo cuerpo, quería vengarse por lo que le habían hecho, se sentía algo excitada sin aparente razón, quizás porque ahora tenía el cuerpo caliente de un adolescente, pero su miembro estaba realmente erecto y a pesar de que esa mujer ahora era su hijo en el cuerpo de su ahora madre, le excitaba la idea de tan solo pensar en introducir su nuevo pedazo de carne dentro de ese verdadero monumento de mujer.

Sandra entro en el cuarto, - ¡Hola Laura..., digo mama!, tengo hambre –le decía el chico, Julio rápidamente salto asustadizo por ver que su amigo entraba mirándola desnuda, se tapó los senos con sorpresa justo cuando recordaba lo sucedido, pero parecía que su madre no sabía de su intercambio, - ¡Oh, hola…, hijo! –Julio respondía escuchando su nueva voz, una voz madura y femenina, parecía que se sentía con un gigantesco poder  para actuar como una madre adulta, -Perdón por lo de ayer mami, no volverá a pasar –decía el chico –Pero realmente tengo hambre ahora, porque no me alimentas como solo tú sabes hacerlo –Julio  estaba consternado, cuando de repente la que sabía que era su madre se acercó para tomar sus senos desde una altura un poco baja pero alcanzable, sentía como  un cosquilleo recorría  todo su cuerpo, su madre sabia como jugar con ese par de gemelas, luego la aventó a la cama, abrió sus piernas y con su miembro erecto comenzó a  penetrar  su nueva vagina, Julio estaba realmente traumado, su propia madre parecía  estarse vengando dela persona equivocada, pues no creía ella quisiera hacer eso siendo un chico y a su propia  madre, pero realmente sentía que el mundo era tan desconocido como lo creía, luego de que Julio le diera  de comer a su  nuevo madre-hijo, el realmente se sentía bastante confundido, miro al nuevo chico salir del lugar con una sonrisa bastante  perversa en su interior, luego de  estar un momento a  solas, se tocó los senos pensando si realmente habían hecho lo correcto.

--

Luego de que Cristian llegara a su nueva casa, cargo a su madre en el cuerpo de su amigo hasta su cama dejándola dormir, él estaba verdaderamente fascinado con su nuevo cuerpo, mirándose al espejo haciendo toda clase de poses ridículas pareciendo una mujer madura infantil, pero lo que más le encantaba a Cristian sobre el cambio era poder estrujar las gigantes y exquisitas tetas de Sandra, pronto desnudo todo su cuerpo quedándose completamente paralizado al admirar su nuevo cuerpo desnudo.

Luego de pasar la noche experimentando con su cuerpo femenino, Cristian se apresuró para atender a su madre, quien ahora sería su nuevo hijo, logrando que esta pensara que todo era un sueño o si bien, que no recordaba ser un chico de 14 años, la mujer estaba realmente conmocionada por el asunto, miraba hacia su cuerpo traumada tratando de recordar en que momento ella había sido un niño toda su vida, pero finalmente mirando a la mujer quien era su madre sumamente decidida, pensó que lo mejor sería comportarse como el chico adolescente que  ahora era.

Luego de unos días, Julio y Cristian se unieron para viajar hacia el festival al que tanto anhelaban, dejaron a sus hijos juntos al cuidado de una niñera mientras celebraban lejos de sus viejos cuerpos adolescentes en los cuerpos de sus madres bastante felices de tener un par de culos y tetas lo suficientemente maduras para disfrutar en sus vacaciones, ambos conocieron a muchos chicos guapos que le ofrecían cualquier tipo de cosas, sobre todo dinero para complacerlas, claramente tentados por lo excitantes que eran sus nuevos cuerpos para ellos, dejándose agasajar por esos chicos con buenas intenciones, luego de un par de días agradables, los chicos la pasaron de maravilla en el festival, inclusive Julio fue invitado al escenario a cantar una de sus canciones favoritas, dejándose llevar por el espectáculo y la gente que lo rodeaba y le gritaba, finalmente las dos mujeres regresaron a casa, Julio ya no tenía tantas intenciones por regresar a su cuerpo, al menos no tan pronto, así que Cristian decidió hacer lo mismo y escondió las cartas lejos de Sandra paraqué esta no intentara robar sus nuevos sexys cuerpos.