viernes, 21 de febrero de 2020

El ataque del Switcher madre e hijo







El Switcher estaba merodeando la ciudad, un nuevo humanoide con poderes sobre naturales que alteraba y ponía caos en la ciudad, esta vez iba merodeando por ahí cuando noto una pareja de madre e hijo y pensó que sería un buen momento para jugar a su magia  con ellos, mientras que la madre algo desinteresada descuidaba a su hijo por el celular, para luego lo regañarlo pues ya había pasado demasiado tiempo jugando en el triciclo y era hora de regresar a casa, el niño comenzó a llorar haciendo un drama a su madre, para después suceder algo que Valeria nunca hubiera imaginado posible, el Switcher intercambio a ambos de cuerpo en un abrir y cerrar de ojos, cuando Valeria se dio cuenta de que estaba tomando con unas manos pequeñas y una visión muy diminuta del mundo ante su nueva perspectiva callo del triciclo asustada llorando por los pequeños pero fuertes golpes que se había dado al caer por la fragilidad de su nuevo cuerpo, cuando se dio cuenta regreso la mirada hacia atrás notando que su cuerpo la miraba sonriendo algo tonta y chillonamente, Valeria grito asustada al mirar su grande y propio cuerpo desde el suelo, luego miro su nuevo cuerpo para darse cuenta de la situación tan rara en la que estaba, intento levantarse y pedir ayuda pero no podía alejarse mucho de su pequeño hijo de su cuerpo, Pablito si entender mucho comenzó a saltar emocionado ante los globitos que saltaban dándole cosquillas en su pecho para luego tomarlos con sus granes manos y jugar con ellos por un rato, sintió como su ex pequeño cuerpo lo jalaba de la pierna intentando detenerlo pero al darse cuenta lo empujo dejando a su madre chillando en el suelo, luego le arrebató el triciclo y se sentó en el intentando manejarlo, pronto Pablito comenzó a reír sin parar mientras que manejaba su triciclo dejando a tras a su madre en su péquelo e indefenso cuerpo, -¡A hora quién es la que manda Pablito! –gritaba burlándose el niño comprendiendo mejor lo que pasaba con su nuevo cerebro más desarrollado.



jueves, 20 de febrero de 2020

La Vecina Fastidiosa








El Sr. Peter estaba harto, el hombre de 54 años, un científico solitario y jubilado luego de una fuerte explosión en uno de los centros de laboratorio donde trabajaba seguía creando sus nuevas invenciones por si algún empresario millonario quisiera comprar la invención del futuro por una buena cantidad que lo llevara de paseo por el mundo con todas las mujerzuelas que quisiera, por fin prepararía el invento perfecto para comunicarse con los animales, pero en los últimos meses, su nueva vecina Michelle no dejaba de frustrar sus series de descanso y de concentración gracias a las fuertes fiestas que se organizaba cada noche lo cual tenía además de fastidiado a él y a los vecinos, aun sin esta importarle la atención que le pedían siempre terminaba planeando sus fiestas y con aun más ruido posible, fue entonces que el señor Peter estaba terminando su invento de comunicación con animales cuando la nueva fiesta de la chica había hecho enojar a sus vecinos quienes molestos estaban armando una trifulca, la gente alborotada fuera de la casa de la  chica provoco que los chicos enloquecieran y se fueran corriendo de miedo al ver a la gente enfurecida, mientras que solo esperaban a que Michelle saliera para lincharla, la chica asustada no tuvo otra opción más que salir a enfrentarlos justo cuando noto la ventana de su vecino abierta, entonces ella salió por la puerta de atrás y se aventó por la ventana del sótano a esconderse mientras que la gente se iba de su casa, cuando estaba en plena oscuridad la chica fue golpeada abruptamente por el hombre quedando inconsciente, cuando despertó, estaba amarrada en una silla junto con un perrito pequeño a su lado en otra con un casco extraño y un par de cables conectados, -¡Bueno querida, que bien que despertaras, creo que por fin lograre que mi dispositivo funciones, se de buena ayuda que anoche te ayude con tus amigos los vecinos a que no te lincharan mientras te metías como una puta ladrona en mi casa –la chica asintió apenada aun con el miedo que tenía al no saber qué pasaría, el hombre sonrió siniestramente accionando los circuito y pronto la chica sintió como si su mente fuera borrada y arrancada de su cabeza, luego abrió los ojos sintiendo un par de sensaciones nuevas y completamente extrañas a un punto de impotencia mientras que notaba como su cuerpo estaba lleno de pelos, apenas logrando liberar unas palabras el eco de su voz la hizo estremecerse, -¡Guau, guau! –decía la chica y siguió ladrando cada vez más fuerte mientras que aterrada miraba como su cuerpo caía al suelo gateando mistando de más por debajo de su vestido de látex, el hombre se enfureció, -¡Maldita niña arruinaste mi invento, no tenía que hacerte actuar como un perro solo a entenderlo, dime que dice el perro ya!, -¡Guau, guau! –decía la chica con un ladrido menos fuerte y menos bien pronunciado, luego esta se le echó encima y comenzó a lamer el rostro del hombre, este sonrió, notando la expresión inocente del rostro de la chica y luego bajo la mirada hacia sus tetas casi desnudas en su escote, regreso la mirada hacia el perro que se mostraba aterrado y entendió, el hombre le quito el dispositivo y pronto creo uno nuevo, -¡Vaya así que con esto se puede cambiar de  cuerpo! –decía el hombre quien se colocaba el nuevo dispositivo junto con el perro en el cuerpo de la chica, un par de segundos después, la chica levo las manos a sus tetas y las estrujo placenteramente como nunca, Michelle estaba enfurecida mirando como el hombre se llevaba su cuerpo junto con el conjunto de dispositivos esperando a venderlo por la mejor cantidad posible en el mercado negro, dejo encerrado al perro en su cuerpo y a la chica en el sótano para nunca más volver.



miércoles, 19 de febrero de 2020

Otra lección fallida



Holita he subido las caps en las que estuve trabajando, espero que esta vez si las aprecien y comenten en lugar de insultarme y despreciarme tanto :( :( :(






Cuando Jenny no aguanto más las miradas coquetas y pervertidas de Héctor su compañero presumido del trabajo, un tipo aprovechado gracias a su ego de macho alfa, Jenny le propuso una apuesta, mientras que el chico la miraba desnudándola con los ojos Jenny lo estaba haciendo firmar un par de papeles que idiotamente firmo sin leer los cuales le obligaban a visitar la Clínic Swap con ella, el cambio lo harían por un año si es que ambos aun querían regresar a sus cuerpos, eso para darle una lección a Héctor en su cuerpo sobre cómo era ser una mujer.


Luego de eso Jenny aprovechando la altanería del hombre lo jalo de la mano para llevarlo a una supuesta sita con ella, mientras que él pensaba que lo llevaba a un motel para cogérsela Jenny entrego los papeles y ambos entraron a la sala de intercambio, Héctor sin pensarlo mucho supuso el nuevo juego de Jenny mientras que miraba como las tetas de Jenny colgaban de su pecho apretadas en su lindo escote, rápidamente Jenny noto que había hecho algo mal al haber dejado que el pervertido pudiera acceder más haya con su cuerpo de lo que ella en verdad le hubiera permitido, después de manosear sus tetas por un buen rato, Héctor salió caminando sensualmente mirando chicos atractivos además de sabrosear a las chicas sin que estas lo notaran, Jenny furiosa tratando de detenerlo simplemente debió quitarle las manos de encima luego de que un policía la detuviera al notar que  estaba lastimando a la bella chica, Héctor se aprovechó aún más de la situación provocando que se llevaran a Jenny detenida el resto de la tarde y de la noche, mientras tanto se fue a un bar recibiendo toda clase de invitaciones de los hombres, para dejarlas picados e irse con una chica que parecía mirarla desde hace un rato, se acercó a ella dándose un rico y placentero beso para retirarse dejando boquiabiertos a los hombres que tuvieron que pagar la cuenta de la nueva Jenny, cuando fue a rescatar a Jenny de la cárcel pagando su fianza Héctor le mostro fotos de lo bien que se la paso en la noche con su cuerpo, Jenny pensaba que recibiría la lección tarde o temprano, pero a pesar de los constantes acosos  que recibía por parte de los otros  hombres el simplemente parecía una puta con todos en la oficina, aun con eso, luego de año cumplido Héctor y Jenny decidieron quedarse en sus nuevos cuerpos, pues Jenny no quería regresar con la mala reputación que había adquirido gracias a Héctor y Héctor ya no quería ser un hombre al que la dejaran con las ganas, pues simplemente se divertía más ahora que era una chica con un buen cuerpo que debajo como perros a cualquiera.





martes, 18 de febrero de 2020

Conciencia malévola capitulo 5


Espero que esté capitulo lo disfruten

Macarena : vamos vea cambiarte tenemos prisa tienes 10 minuto y papá nos llevará así que apúrate

Franchesca fue con sus padres a informarles dé salida ya varios minutos después salió con una vestimenta más normal cuando su madre la interseto


Lupe : mí amor recuerda que como pedí permiso para tú cumpleaños tendré que tomar el turno de la noche por lo que no estáre cuando vuelvas y tú padre me acompañará ya sabes cómo es

Macarena y Franchesca sé subieron al auto de Cristian padre de Macarena en el trascurso al cine Cristian les hizo plática con respecto a que hora termina la función y cuál verían ellas solo respondieron que verían una película romántica y que pasarán por ellas como a las 10:00 PM en cuanto llegaron se despidieron cuando la camioneta se perdió de vista apareció el novio de Macarena, Daniel

Daniel : hola mi amor  por un momento pensé que tú padre no se iría

Franchesca : Daniel ¿ Que haces aquí ?

Macarena: hola amor por fin vamos a pasar un rato a solas bueno casi tuve que invitar a Franchesca al cine con la escuza de su cumpleaños pero no importa verdad

Franchesca : como me invitaste solo como una escuza Angel : en serio valla amiga que tienes esplicame que pasa aquí

Macarena : mirá mí papá está enojado con Daniel y conmigo debido a que llegue 4:48 am por estar en una fiesta con él el día de ayer  y me castigo dé no verlo toda una semana pero como sabe que es tú cumpleaños lo utilice dé escuza para ir al cine con mí amor


Franchesca : ¿ Cual fiesta y por no me invitaron a mi ? Ángel : como sí no lo supieras

Macarena : vamos amiga no té enfades la fiesta era a las 9 PM tu mamá té estaría llamando a cada rato y pensé que no era necesario ponerle ésa preocupación  además tú no eres el alma dé las fiestas

Ángel : en serio no se cómo la soportas está claro que té miente

Daniel: vamos a amor no es necesario esplicar tanto tú amiga lo comprende ¿ Verdad?

Franchesca : está bien supongo entonces ¿Cuál veremos ?

Daniel : pues qué les parece la dé  BAD BOYS la nueva

Macarena : sí está bien vamos
Franchesca : ok aunque no he visto la segunda

Los tres entraron al cine a ver la película para desgracia de ella todo el tiempo Macarena y Daniel se la pasaron besándose ya que Franchesca le gustaba Daniel pero antes de que ella tomará el valor dé confesar lo que sentía Macarena le ganó la jugada de ésto ya han pasado 5 meses

Durante todo este tiempo Franchesca le prestó toda su atención a la película con tal de no verlos besándose todo el tiempo Ya estándo a media película las palomitas sé acabaron  para lo cual Franchesca sé levantó

Macarena : espérate amiga yo voy  él que atiende es conocido mío él me deja las palomitas grandes al precio de las medianas así que permíteme ahora vuelvo amor

Daniel : OK amor y dime Franchesca qué te está pareciendo la película está buena no

Franchesca : sí supongo pero me gustó más la primera aunque yo soy más dé películas dé misterio

Daniel : enserio yo también tú ya viste la dé él expresó dé oriente es muy buena

Franchesca : también a mi gustó pero él libro es mejor

Daniel : ¿que pasa porque me miras así? ¿Tengo comida en la cara?


Franchesca tras un repentino impulso le dió un beso a Daniel el cuál fue correspondido con la misma intensidad  Franchesca sentía la calides dé sus labios su dulce sabor mejor de lo que había imaginado Daniel paso su mano por su  pierna hasta llegar hasta su cintura después dé una minutos empujó a Daniel ella sé levantó y salió corriendo en el pasillo se encontró con Macarena sin dirigirle la palabra sigio caminando hasta llegar al baño.



Ángel : jajajajajaja
Franchesca : ¿ Que te pasa porque lo besaste ? En serio no te comprendo en un momento eres amable y en otro haces ésto
Ángel : jajajaja jajajaja
Franchesca : ¿Por qué té ríes? Me obligaste a darle un beso cállate dé una ves
Ángel : jaja te equivocas yo no té oblige a nada
Justamente por eso me río por primera vez desde que estoy dentro de ti té veo seguir tus impulsos en lugar de reprimirlos
Franchesca : mientes tú fuiste yo jamás lo aria Daniel es el novio de mi amiga
Ángel : sí pero también es el chico que té gusta después de todo en el amor todo sé vale admitelo lo disfrutaste él calor dé sus labios y la adrenalina tú corazón acelerandose
Franchesca : está mal sin importar lo que allá sentido yo jamás le haria ésto a una amiga además que pensarían los demás dé mí Macarena mis padres todos los dé la escuela por favor Ángel borra ése recuerdo dé mí menté y la de Daniel
Ángel : ay mí querida Franchesca no puedes vivir tú vida pensando en el que dirán tienes tanto miedo dé ser tú misma y que él mundo lo vea

Varios minutos pasaron para cuándo terminaron de hablar la película ya había terminado al ir caminando por la entrada del cine sé encontró con Macarena y Daniel tomados de la mano

Macarena : estás bien Daniel me dijo que té sentiste mal del estómago

Franchesca : enserio pues si creo comí algo que me cayó mal ya me tomé unas pastillas ya me siento mejor gracias por esperarme

Daniel : ya me tengo que ir acabo de ver la camioneta dé tu papá asta mañana amor

Cristian : hola chicas espero que se hayan divertido con la película bueno suban dé una vez ya es tarde

Durante él trayecto Franchesca evitó ver a Macarena a los ojos por miedo dé confesar lo que había hecho cuando llegaron las dos bajaron de la camioneta al tocar la puerta nadie les respondío al entrar vieron todas las luces prendidas y una nota pegada a la pared



Franchesca : bueno supongo que dormiré sóla

Macarena al escuchar esto salió corriendo con su papá trás unos minutos regreso con su amiga ya están en la puerta sé despidió de su papá

Macarena : adiós papá que duermas bien hay por fin sé fue oyes amiga tú hermano todavía guarda alcohol en su cuarto

Franchesca : Espérate ¿Té vas a quedar a dormir ?  no puedes agarrar el alcohol de mí hermano sé enojará

Macarena : cálmate tú hermano no creo té diga nada y si me voy a quedar a dormir no quiero llegar a mí casa además tú no me vas a hechar verdad hay mira ya encontré una botella sí me disculpas me voy a preparar unas bebidas

Ángel : mírala sé pone tú pijama revisa la ropa como sí fuera suya y sé toma el alcohol dé tú hermano si siquiera pedirte permiso en serio no le dirás nada

Franchesca : oyes no deberías tomar tanto té puede caer mal no quieres una botanas

Macarena : sí unas botanas no estarían mal ahora ven té voy a enseñar una fotos dame tú opinión de unos atuendos para una fiesta



Franchesca : ¿ Que son estás fotos ?

Macarena : son las fotos que demuestran lo mucho que me ama Daniel y tú jamás lo podrás tener cres que no supe lo paso yo los vi besarse

Mirá como eres buena amiga te perdono y con él platicó mañana no me importa quién besó aquien pero si te veo juntó a Daniel otra vez te va a ir muy mal me entiendes dime sí entendiste



Ángel/Franchesca : ¡ Si entiendo
Entiendo que eres una abusiva que jamás soportaría verme Ser más feliz que tú entiendo que gozas estar por encima de mí Pero yo soy la que estará encima de ti


Ángel  se inclinó y comenzó a mirar a Macarena le  Levantó las manos y le apretó los senos rápidamente.  Una risita escapó de sus labios  Macarena trató de luchar mientras su cuerpo temblaba escondía detrás del sofá pero fue incapaz de evitar a Franchesca un brazo alrededor de Macarena y deslizar la otra mano por sus bragas sus dedos se demoraron en el pelo áspero del coño de su amiga siguiendo el rastro hasta la pequeña hendidura de Macarena.  Tan sorprendente como las acciones de Franchesca fueron las de Macarena  Ella suspiró cuando los dedos de su amiga se deslizaron dentro de ella, empujando contra la mano de Franchesca  su lengua se encontró con boca Macarena para después recorrer su cuello de su amiga besándola mientras acariciaba el coño de Macarena, incapaz de detenerse mientras hacía que su amiga se humedeciera más y más hasta que Macarena gimió y se estremeció con un breve estallido de orgasmo.

Ángel puso su mano en la boca de Macarena mientras que acariciaba su coño y frotaba los pechos de Franchesca juntó los suyos la mirada de Franchesca estaba llena de odió y una quemante lujuria Angel gruñía mientras seguia frotándose con el cuerpo dé Macarena


Macarena logró safarse para salir corriendo Angel con una sonrisa perversa la veía correr  frotándose el coño saboreando los jugos de Franchesca y Macarena combinados trás unos minutos sé levantó para buscarla Con la casa en completo silencio cada paso dé Angel sé podía escuchar Macarena permanecía escondida preguntándose  porque Franchesca cambio tanto dé un momento al otro cuando comenzó a escuchar su voz

Ángel/Franchesca : sabes no comprendo cómo alguien como tú y Franchesca pueden ser amigas siendo que son tán diferentes Franchesca jamás dice lo que piensa para complacer a los demás y tú jamás dices lo que piensas para tú beneficio pones cara de buena persona ella es inteligente y tiene un futuro prometedor y tú dependes de los demás pero sobre todo Franchesca es el tipo de persona que más me agrada y tú eres el tipo de persona que más odió una hipócrita

En su interior Franchesca le pedía a Ángel que se detuviera que no la lastimará que la dejara retomar el control de su cuerpo Ángel le respondío que ya estaba arto de Macarena de cómo ella se aprovecha dé su amistad mientras tanto Macarena estaba escondida en el armario dé Paolo cuando escucho la puerta Ángel sé sentó tranquilo en la cama frente al armario con las piernas cruzadas

Ángel/Franchesca : sabes Macarena hace muchos años yo tuve una novia muy parecida a ti yo la amaba pero la muy desgracia me rompió el corazón ella solo me utilizó de la misma manera que tú utilizas a Franchesca

Macarena : estás loca nada dé lo dices tiene sentido tal vez he sido un poco ruda contigo pero no es razón para que té pongas así  que solo cálmate y me voy

Ángel/Franchesca : mirá nada más tienes miedo dé Franchesca que sé siente no ser la que manda

Macarena : mira tal vez fuí un poco ruda con respecto al beso pero

Antes de terminar dé hablar Macarena aprovecha para salir corriendo hacia la salida pero Ángel la empuja directo a la pared antes darle la oportunidad dé reaccionar Ángel sé monta en ella precionando su cuello impidiendo la respiración en pocos segundos pierde el conocimiento cuando despierta una estraña sensación recorre su cuerpo  al abrir los ojos descubre a Franchesca lamiendo su coño estimulando cada parte como una profesional mientras sujeta sus piernas Macarena intenta golpearla pero sus muñecas están atadas  por más que patalea no puede safarse ello solo puedo observar la mirada lasciva dé Franchesca comiendole él coño la pierna de Macarena es levantada por arriba del hombro dé Franchesca permitiendo frotar sus coños Angel bombea una y otra vez mientras lame la pierna de Macarena asé escuchar sus gemidos por todo la casa.



Macarena : aaaah por favor detente aaaah te juro que te trataré mejor solo aaaah déjame ir

Ángel/Franchesca : así así siiii aaaah dime qué sé siente no tener el control que alguien más esté por arriba de ti eeeeh eres una maldita con una vagina deliciosa aaaah no me voy a detener asta que esté satisfecha asi así que rico se siente no cres

Los coños dé Franchesca y Macarena seguían frotándose más y más intenso con cada movimiento hasta que él cuerpo de Franchesca sé levanta ligeramente solo para dejar salir sus fluidos sobre Macarena el rostro de Franchesca espresaba gran satisfacción y una sonrisa perversa ella sé acerca al rostro de Macarena para darle un beso

Macarena : AAH dejá ir es lo único que te pido

Ángel/Franchesca : sabes me encantaría dejarte aquí pero no puedo así que vete

Ángel desató las muñecas de Macarena ella sé levantó y recogió su ropa lo más rápido posible mientras Angel sé sentó en el sofá saboreando los jugos dé su cuerpo junto a los dé Macarena observabadola cuando ella sé dirijia a la puerta para salir corriendo sé detuvo en seco se dió media vuelta encontrándose a Franchesca llorando ella camino de regreso sentadose en el sillón.


Ángel/Macarena : perdoname querida sé que té había prometido no tomar él control dé tu cuerpo dé está manera pero él modo que té trató me saco de quicio

Franchesca : como pudiste hacerme ésto me obligaste a violarla ahora tengo un horrible sabor en la boca pensé que eras mí amigo y que pretendes hacer en el cuerpo dé Macarena

Ángel/Macarena : cálmate le estoy borrando los recuerdos dé todo lo que pasó ella no recordará nada además tú también lo disfrutaste

Franchesca: me estás diciendo lesbiana ami no me gustan las mujeres como puedes decir eso

Ángel/Macarena : yo no té dije lesbiana lo que dije es que lo disfrutaste té gusto ver a Macarena pidiéndote disculpas Ser la que está arriba además ¿no quieres saber los secretos dé tú amiga mientras me encuentro aquí?

Franchesca : claro que no son sus secretos no míos deja su privacidad solo borra sus recuerdos y salte de ella y dé mí vida para siempre

Ángel/Macarena : en serio¿no quieres saber nada? Por ejemplo recuerdas que hace dos años tu amiga te convenció para ahorrar para un concierto todo ése tiempo que trabajaste dé niñera

Franchesca : sí lo recuerdo ella perdió los boletos y no pudimos ir me la pasé sóla en la casa

Ángel/Macarena : pues fue mentira desde que te dijo lo del concierto ya tenía planeado ir con su prima sus padres no le dieron dinero para ir y a Macarena sé le ocurrió que tú pagarás la entrada de su querida prima  y sí no me crees mira esto


Franchesca : es una maldita por un mes estuve soportando a unos niños latosos incluso me dejaron mordidas en el brazo dime ¿Cuántos secretos guarda ?

Ángel/Macarena : pues pásame una botella y te contaré todo sus secretos empecemos con tú vestido dé año nuevo


Durante toda la noche Ángel en el cuerpo dé Macarena le contó lo que ella le había hecho durante toda su supuesta amistad dándose cuenta que solo la había utilizado y que realmente la veía como objeto para su diversión a la mañana siguiente Macarena sé despertó con un horrible dolor de cabeza sin recordar nada al levantarse sé encontró con Paolo con un plató de cereal

Paolo : bueno días parece que la pasaron muy bien anoche espero que no se hayan acabado mí reserva

Macarena : pues la verdad no sé lo último que recuerdo es que tomé una botella  y nada más

Franchesca  : por fin despiertas ya me enteré que llevaste al concierto a tú prima en lugar de a mi así que te largas ahorita mismo ya viene tú papá en camino y está muy enojado tal parece que sé enteró de ciertas  cosas por cierto la tarea para el lunes la borre

Macarena : que te pasa Franchesca ábreme la puerta estoy descalza cualquier cosa que aya dicho anoche fue por la borrachera ábreme que me abras estúpida

Paolo :¿ está todo bien con tú amiga acaso no se divirtieron anoche?

Franchesca : no té metas hermano estamos bien es solo que ya no queremos a Macarena en nuestras vidas voy a estar en mi cuarto mis papás no tardan en llegar

Franchesca : bien supongo que ahora estarás contento ya corrí a Macarena aunque odie lo que pasó anoche té agradezco que me hayas quitado la venda de los ojos

Ángel : dé nada ese tipo de persona jamás tendrán una amistad honesta el tiempo contigo a sido muy agradable pero ya casi tengo que irme tengo trabajo que hacer

Franchesca : no entiendo por qué alguien como tú trabaja después de todo puedes utilizar cualquier cuerpo y disfrutar su vida por unos días o semanas serían unas vacaciones eternas

Ángel : sí lo sé pero después de 20 años sin hacer nada té aburres aunque hagas diferentes cosas en diferentes cuerpos tarde o temprano comienzas a repetir una rutina pero al ofrecer mis servicios me mantengo entretenido ésto lo hago por diversión no por dinero haré algo por ti ya sé tengo una idea, por ser tú te ofrezco mis servicios completamente gratis haré lo que quieras borrar recuerdos cambiar la personalidad de alguien tomar el control dé cuálquier persona darte toda clase de información y habilidades directamente en tú cerebro tú solo pide y yo lo cumplo

Franchesca: ¿es enserio?

                               Fin del capitulo 5
                    Ángel body Hopper número 6
                                 Él monaguillo

 Si un body Hopper les ofreciera sus servicios completamente gratis ¿Qué pedirían ustedes?🤔🤔🤔🤔💬





lunes, 17 de febrero de 2020

One Piece



"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo




domingo, 16 de febrero de 2020

Los chocolates mágicos




Antes que nada, una disculpa, Sé que no eh escrito en ya algún tiempo, pero eh estado desarrollando una historia muy especial que por la complejidad de ella me está llevando más de lo esperado terminarla, de momento les traigo esta historia interactiva que espero disfruten.

Unas cuantas reglas, esta es una historia interactiva que es corta y a la vez larga, dependiendo de ustedes y sus decisiones.

Aquí tendrán que seleccionar entre diferentes opciones para determinar su destino, en base a lo que hagan es lo que les pasara.

Traten de leerla pensando que lo que ocurre les está pasando a ustedes.

Recuerde que el resultado final puede ser bueno o malo dependiendo del gusto de cada quien.

Cuando tengan que elegir entre los chocolates elijan un sabor que no hayan escogido todavía.

Cuando les guste el resultado de lo que hiso un chocolate seleccionen la opción quedarse así.

Cuando no les guste lo que les paso, selecciones otro chocolate o es mi tercer chocolate si es el caso.

Si siguen estas reglas podrán leer la historia de forma coherente.

Espero que se diviertan y comenten, ¿cuál final les toco?, ¿cuál final les gusto más?, ¿les interesaría leer más historias de este tipo?

Los chocolates mágicos.



Vas caminando por la plaza de tu ciudad, es un día normal, y de echo estas un tanto aburrido de tus asuntos, quisieras que tu vida fuera un poco diferente, pero no sabes bien como.

En ese instante mientras ibas despreocupado sin nada en particular por tu mente das una vuelta y te percatas que estas en una parte de la plaza de la cual nunca habías estados, acaso han expandido la plaza, ¿¡pero cuando!?

Vez varias tiendas, pero ninguna d ellas las conoces y en la distancia puedes ver la zona de la plaza que tú ya conoces, pero nadie viene desde allí, como si no pudieran ver estas otras tiendas.


Vez entonces una tienda en particular que te llama la atención, pero por alguna razón estar en esta zona de la plaza te asusta un poco, ¿¡que debes hacer!?, puedes quedarte aquí y entrar en esta misteriosa tienda o regresar por donde viniste y seguir con tu vida como la conocías, ¿Qué haces?



Cuerpo de milf





"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo




sábado, 15 de febrero de 2020

Afrodita





"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo




viernes, 14 de febrero de 2020

¡Feliz día del Amor!, unos no tan felices para otros :P



¡Feliz día del amor y la amistad  a todos n.n.!

Aunque  no todos la pasen tan bien como Alejandra una chica colombiana de 19 años quien planeaba  el mejor San Valentín el día  de hoy  con su novio Carlos y sus planes fueron arruinados por un tipo sin escrúpulos que  nos pidió a La Comunidad intercambiarlo al cuerpo de la pobre chica, ahora ella nos nos pide le ayudemos a regresar a su cuerpo.

Eso es lo que pasa por meterse con La  Comunidad







jueves, 13 de febrero de 2020

Kimposile 2





"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo




miércoles, 12 de febrero de 2020

-El Acosador de Facebook-



https://cambiandodecuerpos.blogspot.com/2020/02/el-acosador-de-facebook.html?m=1

Vayan a leer esta fantástica historia y comenten por favor n.n, miren que le ha salido una gran historia por la cual se ha esforzado mucho y espera sus comentarios n.n


Mejores amigos





"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo




martes, 11 de febrero de 2020

Kimposible




"Traducido por Anónimo"

Proviene de devianart supongo



lunes, 10 de febrero de 2020

-Gracias Karina-


Raúl un hombre de 34 años que soñaba ser una linda chica ahora es Karla una pervertida chica de 19 años la cual nos envía sus agradecimientos desde Colombia. 

"Saludos Raúl, espero disfrutes mucho de tu cuerpo"







domingo, 9 de febrero de 2020

Al Diablo Con El Diablo





Os traigo el capítulo dos de Al Diablo Con El Diablo. Espero que lo disfrutéis.



Capítulo dos
Día libre



Katherine Bennett


Me quedo mirando mi reflejo durante lo que parece una eternidad, estupefacto.
No hay ni rastro de mi antiguo yo. En su lugar está el rostro de mi hija de quince años, Kate. Es su boca con labios carnosos, su nariz respingona, sus pómulos pronunciados y sus ojos azules. Todo ello enmarcado por una enmarañada melena negra que cuelga lacia a ambos lados de la cara.
—¿Qué ha pasado?—pregunto respirando con dificultad—. Esto no puede ser real. Me estoy volviendo loco, seguro.
Como si se tratara del universo queriendo hacerme la contra y obligarme a aceptar algo desagradable, la puerta del cuarto de baño se abre y mi cuerpo entra con un gesto contrito. Una mezcla de histeria y repugnancia.
Sé que Kate está en mi cuerpo mucho antes de que abra la boca.
—¿Qué me has hecho, papa?—pregunta—. ¿Se puede saber cómo has hecho algo así? ¿No era suficiente castigo ser tu hija, ahora también tengo que ser tú?
Me quedo estupefacto. ¿Es que no le afecta el hecho de estar en otro cuerpo? ¿Acaso soy yo el único que está consternado?
Abro la boca para contestar cuando por fin encuentro la voz que había perdido, pero la cierro de inmediato. No puedo decirle que el diablo se me apareció anoche en sueños para cambiarnos de cuerpo. Me tomaría por loco y no acabaría bien.
—¿Y bien?—vuelve a preguntar histérica—. Respóndeme, papá. ¿Cómo has hecho esto?
—No…No he hecho nada—tartamudeo—. Yo también me he despertado así.
—Papá…—hace una pausa, como si estuviera buscando las palabras adecuadas. Cuando al fin parece que las encuentra, habla con voz pausada—. Acabo de despertarme en el viejo cuerpo de mi padre, con mi madre durmiendo desnuda a mi lado y mi padre está en mi cuerpo—me mira con fijeza antes de continuar—. ¿Me estás diciendo que no sabes cómo hemos acabado así?
Asiento.
—Exacto—miento.
Nunca me ha gustado mentir, pero en esta situación no veo más remedio.
Kate comienza a jadear mientras me mira. Está empezando a entrar en pánico.
—E imagino que tampoco sabrás cómo volver a la normalidad.
Niego con la cabeza despacio.
Ha hablado despacio y con voz calmada, en una aparente tranquilidad, pero los ojos delatan el temor que va creciendo poco a poco en su interior.
De pronto caigo en la cuenta de algo.
—Oh, mierda.
—¿Qué? ¿Qué pasa?—pregunta.
—Hoy es viernes—digo—. Tú tienes clases y yo tengo que ir a trabajar.
Abre los ojos de par en par, como si acabara de decir la locura más grande que jamás ha oído.
—Ni lo sueñes—suelta—. No vas a ir a mis clases y a hacerte pasar por mí con mis amigos. Y yo no pienso ir a tu trabajo.
—¿Y qué sugieres entonces?—inquiero.
Ella lo piensa un momento.
—Vamos a contárselo a mamá—dice tras unos segundos—. Ella sabrá que hacer.
Niego con la cabeza enérgicamente.
—De eso nada. Tu madre no puede saber nada de esto.
—¿Y qué pretendes, que me haga pasar por ti con ella?
—Hasta que averigüemos qué ha pasado, si—le respondo.
—¿Y si quiere… ya sabes?
Suspiro.
—En ese caso ya veremos cómo solucionarlo.
Me mira horrorizada. Está claro que no le gusta la idea de que su propia madre se le insinúe.
—¿Qué vamos a hacer?—pregunta Kate tras un rato de silencio.
Llevo media hora rebanándome los sesos para encontrar una solución a esto, o al menos para no delatarnos ante el resto de la familia, pero no veo nada que pueda ayudarnos. Solo se me ocurre que finjamos ser el otro, pero eso no puede durar para siempre.
—No lo sé—respondo abatido.
Unos golpecitos en la puerta del baño me sacan de mis pensamientos.
—Cariño, ¿eres tú?—la voz de Grace, mi mujer, llega amortiguada por la puerta de madera blanca.
Kate se pone nerviosa en mi cuerpo. Alzo las manos para decirle mediante gestos que se tranquilice y conteste como si fuera yo.
—S-Sí, soy yo. Estoy hablando con Kate.
La puerta se abre y Grace nos sonríe a ambos.

—¿Qué hacéis aquí los dos?
—Le estaba… pidiendo disculpas—contesta Kate en mi cuerpo antes de que yo pueda reaccionar—. Por lo de anoche.
Grace se queda perpleja. Me mira esperando una respuesta a algo tan insólito. Sabe perfectamente que yo nunca le pediría disculpas a mi hija por algo semejante, por hacer lo mejor para ella. No puedo hacer otra cosa más que sonreírle.
—Está bien—concede Grace—. Pero los dos deberíais ir arreglándoos. Vais a llegar tarde al trabajo y la escuela.
—No—dice Kate rápidamente—. Hemos decidido pasar de las obligaciones hoy y pasar el día juntos… reforzando nuestra relación padre hija.
Grace ya no sabe que decir, está muy claro que sabe que ese comportamiento no es normal en mí.
Por una vez, decido hacer algo nuevo para variar y apoyar la excusa de mi hija. Me acerco a mi cuerpo y le rodeo el brazo con mis nuevos brazos.
—Es verdad, mamá—le digo a mi esposa—. Vamos a pasar el día juntos.
Sonrío con nerviosismo mientras Grace balancea la mirada de uno a otro.
—Está bien—dice por fin—. Pero cuando vuelva quiero que todo esté igual que al irme, sin rastros de sangre ni muebles rotos, ¿entendido?
Los dos asentimos. Nos mira con una expresión que deja claro que no se cree ni una palabra de lo que le hemos dicho, pero al final asiente seriamente.
—Muy bien, pues yo me voy. Ya sabéis lo que os he dicho.
Me saca la lengua con gesto infantil, creyendo que soy Kate, luego se acerca a mi cuerpo y le planta un beso en los labios antes de salir por la puerta del baño.
Cuando escuchamos la puerta principal de la casa abrirse y cerrarse en señal de que Grace ya se ha marchado, Kate gira el rostro hacia mí con los ojos como platos.
—Me ha besado…
Salgo del baño antes de que pueda decir nada más y me dirijo a mi habitación, con Kate en mi cuerpo pisándome los talones.
Llego a mi habitación y comienzo a rebuscar en el armario entre mi ropa.
—¿Qué vas a hacer?—pregunta Kate entrando en la habitación y cerrando la puerta.
—Vestirme, claro está. Quiero dar una vuelta, me agobio aquí dentro.
—Ah, no, de eso nada.
—¿Perdón?
—No vas a ponerle esa ropa cochambrosa tuya a mi cuerpo—asegura—. Si vamos a hacernos pasar el uno por el otro vas a llevar mi ropa, ¿está claro?
La miro con furia. No me gusta nada que me hable con ese tono, pero si quiero que me obedezca y se haga pasar por mí para no delatarnos, yo también tendré que hacer concesiones.
Asiento para mostrar mi conformidad, pero dejando ver un dejo de disgusto.
Kate sale corriendo de la habitación y yo me siento en la cama a esperarla. Grace ya ha hecho la cama y ha ordenado un poco la habitación, lo que hace que me sienta aún peor por no prestarle la atención que se merece.
Kate reaparece unos momentos después en mi cuerpo, con un montón de su ropa cargada en los brazos.

Cierra la puerta con el pie y tira la ropa sobre la cama.
—He tenido suerte, Rose ya se había ido a su habitación cuando he llegado—me informa mientras va separando la ropa y colocándola sobre la cama.
Niego con la cabeza mientras miro la ropa que ha escogido para mí. Hay desde pantalones  demasiado cortos hasta minifaldas demasiado ajustadas, pasando por tops demasiado escotados y ajustados. También ha traído ropa interior: bragas y sujetadores diminutos que me hacen sudar con solo verlos y pensar que tendré que ponerme eso.
Estallo en carcajadas cuando coloca en la cama, por último, un tanga de hilo que se ve de lo más incómodo y ridículo.
—No pienso ponerme eso—le aseguro.
Ella me mira con desagrado durante un momento, pero al final cede y recoge el tanga de la cama.
Se sienta en una esquina de la cama y alza las cejas.
—Muy bien, pues elige—exige.
Lo pienso durante un momento mientras miro las filas de shorts y tops, todos demasiado cortos y reveladores.
Tras unos minutos bajo la inquisitiva mirada de mi hija en mi cuerpo, agarro la camiseta del pijama que el cuerpo de Kate ya llevaba puesta y me la saco por la cabeza. Después hago lo mismo con el pantalón.
—Dios… ¡Papá, eres un cerdo!—grita Kate.
La miro con gesto consternado.
<<¿Qué he hecho ahora?>>, pienso.
Kate me está mirando con asco desde su esquina de la cama, y yo me pregunto qué le pasa durante unos segundos, hasta que me fijo en las manos… Está agarrándose la entrepierna, y los brazos le tiemblan un poco.
Cuando lo comprendo, me arde la cara y sé que me he sonrojado de vergüenza. Miro hacia abajo para ver el cuerpo desnudo de mi hija. No lleva ropa interior de ningún tipo.

—¡Es tu culpa por no llevar nada debajo!—le recrimino—. Es la reacción natural de un hombre.
—No puedo dormir con topa interior, es demasiado incómodo para mí—se justifica.
—¡Está bien, está bien!
Recojo ropa al azar de la cama y entro en mi cuarto de baño privado que comparto con mi esposa. Dejo caer la ropa sobre el lavabo y me quedo mirándome al espejo.
Al desnudo, mi hija es todavía más hermosa que vestida. Sus ojos grises destacan a la perfección con su piel dorada, y sus labios carnosos atraerían hasta al más fuerte de los hombres. La piel es suave al tacto. El cuerpo de mi hija tiene demasiadas curvas. Una cintura diminuta en comparación con las anchas caderas, a las que se les suman un culo grande y carnoso y unos pechos muy dotados y redondos.
Ciertamente, mi hija es una chica muy hermosa y atractiva, que podría hacer sombra a cualquier modelo de hoy día.
Subo las manos hasta mi ahora rostro y lo palpo con cuidado. Es verdaderamente suave. Las voy bajando poco a poco por mi nuevo rostro y mi nuevo cuello hasta topar con los pechos. Es una sensación extraña tener esos dos bultos de grasa donde antes solo había un pectoral duro, pero no más extraña que la sensación que deja la ausencia de mi pene.
Agarro los pechos con ambas manos intentando abarcarlos por completo, pero es demasiado tamaño para mis manos.
<<Las manos de un hombre sí que podrían agarrarlas enteras, creo…>>
Ese único pensamiento me envía una honda de calor por el cuerpo que me recorre toda la espina dorsal de arriba abajo. Siento la humedad que empieza a formarse en mi nueva zona íntima. Llevo las manos hasta ahí y deslizo un dedo por mi nueva hendidura.
Una descarga de placer desesperado me recorre por completo y me hace doblar las piernas. Caigo al suelo de rodillas, con una mano en el lavabo y la otra aún en mi nueva vagina, jadeando.
Intento controlar los jadeos, pero mi mano parece que ha cobrado vida propia y se desliza de nuevo por la vagina de mi hija.
Los espasmos se suceden uno tras otro, haciéndome arquear la espalda por el placer.
Estoy tan inmerso en mi nuevo descubrimiento que no me doy cuenta cuando la puerta del cuarto de baño se abre y Kate entra con mi cuerpo corriendo. Me agarra las manos y las separa de la vagina, sujetándomelas por encima de la cabeza.
Con nuestra nueva situación le es muy fácil manejarme. Se sonroja mientras cierra los ojos. Luego los abre de nuevo y aparta la mirada. Aún tengo el cuerpo de Kate completamente desnudo, y mi cuerpo está reaccionando de forma natural a ese tipo de estímulos.

Me suelta las manos y las piernas me fallan de nuevo, haciéndome caer. Me levanto como puedo, temblando. Y me tapo a duras penas con el top que he cogido antes.
—¿Se puede saber qué estabas haciendo?—me pregunta tremendamente enfadada.
Respiro con dificultad antes de contestar.
—Creo que estaba bastante claro—contesto con ímpetu, ofendido de nuevo por su tono. Se le desfigura la cara de la sorpresa y me mira con rabia—. Lo siento—digo tras un rato, ya más estable—. No quería hacerlo. Es solo que… no he podido evitarlo. Es como si este cuerpo tuviera vida propia.
Su expresión parece relajarse.
—Se llaman hormonas, papá. Y si vas a hacerte pasar por mí deberías aprender a controlarlas—dice—. ¿O quieres que te pase eso cuando estés con mis amigos?
Me quedo de piedra. Hace un rato estaba diciendo que no quería que me hiciera pasar por ella delante de sus amigos, pero ahora parece dar por hecho que algo así pasará. Decido hacer otra concesión.
—De acuerdo. Tranquila, lo controlaré.
No parece estar muy convencida, pero al menos no sigue insistiendo.
—Lo que he sentido…—comienzo—. ¿Es algo normal en las mujeres o es… o es solo cosa tuya?
Ella se sonroja y mira hacia otro lado.
—No lo sé… yo aún no…
Siento un alivio tremendo al escuchar esas palabras. Mi hija mayor, Rose, me pidió sus primeros preservativos a los trece años. Me alegra que Kate sea algo más responsable.
—De acuerdo—digo para zanjar la conversación, y agarro las bragas que he cogido antes al azar.
—No—Kate me quita la prenda de las manos y señala la ducha—. Primero date una ducha. Mi cuerpo apesta a sudor.
No lo discuto y entro directamente al pie de ducha. Corro la cortina para que no me esté viendo; con su nueva condición masculina, ver a una chica atractiva ducharse no es nada bueno.
No tardo en escuchar la cremallera de mi pantalón desabrocharse.
<<Tienes que estar de broma>>, pienso.
Estoy a punto de recriminarle que no se le ocurra hacer algo así con el cuerpo de su padre, pero entonces recuerdo lo que ella me ha pillado haciendo y cómo ha reaccionado mi cuerpo masculino al ver el suyo, y sé que no tengo derecho a decirle nada.
Me entretengo bajo el chorro del agua para darle tiempo. He descubierto que en este cuerpo me encanta poner el agua muy caliente, mientras que en mi cuerpo nunca lo soporté.
—Papá…—oigo mi débil voz que llega hasta mis nuevos oídos amortiguada por el agua de la ducha—. Creo que necesito ayuda.
Cierro el grifo y salgo de la ducha, enrollándome en la toalla como tantas veces he visto hacer a mi esposa. Con la diferencia de que el pecho, el trasero y las curvas de Kate dejan la toalla mucho más apretada que cuando lo hace Grace.
Kate tiene los pantalones bajados y se agarra el miembro como si sujetara un palo.
No quiero ser el que la dé de lado en esta situación y sé lo mucho que puede llegar a doler si no se desahoga, así que le explico lo que tiene que hacer.
Cuando acabo de explicárselo, asiente convencida y yo me visto rápidamente con la ropa que he cogido al azar. Al final, el resultado es bastante bueno, hablando de apariencia. Un short muy corto de color negro que enseña la mitad de las nalgas sobre unas bragas blancas de encaje, y un top blanco que enseña el vientre sobre un sujetador color canela que realza el busto. Como si el pecho de Kate necesitara que lo realcen.
En definitiva, me veo como una auténtica quinceañera súper atractiva con aspiraciones a modelo, y eso me hace sentir muy incómodo.

Salgo del cuarto de baño para darle más espacio a Kate para desahogarse en mi cuerpo. Después de unos minutos que se me hacen eternos, oigo la cisterna y mi cuerpo vuelve a la habitación. Una estúpida sonrisa asoma a mi rostro.
—Quita esa sonrisa de mi cara. Parezco idiota—le digo.
—Lo siento—se disculpa Kate—. Es que te deja muy relajada… o relajado.
—Bueno, da igual, vamos. Necesito tomar el aire, y seguro que no quieres dejarme solo con tu cuerpo.
Ella asiente y sale por la puerta.



El aire fresco de la brisa de verano y el agradable calentorcito que el sol deja en mi nueva piel me relajan, pero estoy empezando a pensar que salir a pasear no ha sido buena idea.
Entre mi nuevo cuerpo demasiado dotado y la ropa demasiado sugerente que Kate me ha hecho ponerme, no hay ni una sola mirada que no se gire al pasar. Las mujeres se giran para fulminarme con los ojos cargados de envidia y los hombres de todas las edades prácticamente babean al verme.

—Por aquí no—dice Kate girando por una esquina contraria a la que yo iba—. Podríamos encontrar a mis amigos y no quiero que me vean paseando con mi padre.
—Entonces… ¿Irás a mi trabajo?—le pregunto con recelo. Yo he hecho concesiones por ella, ahora ella debe hacer concesiones por mí.
Tras pensárselo un momento, asiente con mi cuerpo y se le endurece la mirada. Sabe que tendrá que hacer sacrificios mientras estemos en esta situación.
—Iré a la biblioteca a ver que averiguo sobre lo que nos está pasando—le digo—. Tú ve a casa. No me gusta que tu hermana se haya quedado sola toda la mañana.
Asiente y la veo marcharse mientras pienso en que hoy, por extraño que parezca, no nos hemos peleado ni una sola vez.



Cuando vuelvo a casa de la biblioteca, cansado de buscar en la sección paranormal sobre diablos y demonios que puedan cambiar cuerpos y de las miradas de los adolescentes hormonales que deambulaban por la misma sección de la biblioteca en la que yo estaba como si no me diera cuenta, todo está en orden.
Kate está sentada en el sofá viendo la tele, haciendo caso omiso de Rose que está en la cocina, como haría yo. Así que subo las escaleras sin más ante su atenta mirada y me encierro en la habitación de Kate, como ella haría.
Sé, por mucho que cueste admitirlo, que mi nueva vida acaba de empezar y que no será fácil. Pero haré todo lo posible por devolvernos a la normalidad.




Pues hasta aquí.
Comentad que os ha parecido y lo que esperáis que ocurra en el siguiente capítulo, si alguien acierta podrá elegir cierto aspecto de la historia ;)
(Una pista: el día siguiente es sábado).