Comunidad Body Swap

viernes, 26 de junio de 2020

"Amigos y Madres"



¡Viernes de Saga Caps!










Sandra preparaba la comida mientras que Julio su hijo y su amigo Cristian se sentaban planeando como decirle a la madre de Julio que querían ir de vacaciones a una gran fiesta de verano, la mujer de 43 años comenzó a escuchar el murmullo de los chicos mientras que acercaba el jugoso pollo rostizado a la mesa, -¡Mama!, Cris y yo queremos preguntarte algo –decía el adolescente de 14 años a su madre mientras que con temor la veía frunciendo el ceño ante la propuesta de los chicos, -Lo que pasa es que…, en verdad yo…, quisiéramos ir a un festival la semana que viene, de verdad se pondrá fenomenal, habrá muchos artistas, bandas de rock entre otras cosas más –el chico brincaba de emoción mientras que su madre se cuestionaba a sí misma, luego un incómodo silencio se apodero de la mesa, -¡Por favor señora!, es un momento único, nunca sabemos si volverá a haber otro evento como este, solo necesitamos de su aprobación y de unos cuantos pesos para poder ir –Christian le decía a la mujer mientras que eso solo la hacía enojarse más, pensaba muy mal del chico ya que supuestamente involucraba a su querido hijo en malas decisiones, seguramente algo rebelde estaban tramando, -¡Lo siento pero mi respuesta  es un no! –sentenciaba la mujer mientras que un rostro de desilusión se esbozaba en los chicos, ambos terminaron amargamente el rico pollo con el aderezo y ensalada y se volaron al cuarto, -¡Te lo dije, esa mujer es una terca! –le reclamaba Julio a su amigo, -¡Tranquilo, sabía que esto pasaría!, recuerda que tenía un segundo plan –Christian sacaba con su mano gordo manojo de cartas de su bolsillo, -¡Vamos Julio, te mostrare como funciona! –le decía mientras regresaban a la cocina con su madre, -¡Señora, señorita!  -le decía Christian a la exuberante mujer coquetamente para animarla, la mujer se giró dejando los platos como estaban sonriendo a los muchachos, luego el chico sujeto el manojo de cartas frente a ella, -Le tengo una propuesta, o mejor dicho apuesta, vamos a jugar con  este manojo mágico de cartas, -¡Si usted gana Julio y yo no vamos a ningún lado este verano y haremos las tareas de su casa por una semana –la mujer se carcajeo mientras que el chico aprovechaba al credulidad de la mujer para amansarla, -¡Bien me parece bien! –le respondía la mujer aun entre risas, -Pero si usted pierde, Julio y yo iremos a donde queramos en verano y tomare su cuerpo a cambio, -Christian se sentía muy confiado mientras que la mujer seguía riendo ignorando el hecho de haber pedido por su cuerpo, el chico barajeo las cartas repitiendo entre ambos, cambios y cambios entre cartas y la última tirada lista, ya era momento, la mujer saco su full de cartas esperando a que el chico tirara la suyas y fuera obligado a hacer sus tareas una semana, el chico sonrió mientras tiraba su full con más ventaja sobre la otra, la mujer cayo de pena, -¡Oh, lo siento, ni modo he perdido! –decía mientras se ría sínicamente –Pero no los dejare ir de cualquier forma, -la mujer decía a los chicos mientras que Christian solo esperaba el efecto, -¡Segura! –Christian  exclamó, pronto las cartas se iluminaron frente a los ojos de los tres cuando un flash muy fuerte retumbo en todo el cuarto, luego de eso, la mujer reacciono mirando con terror su propio cuerpo frente a ella, estaba sorprendida mientras que sentía todos los cambios sobre de su nuevo cuerpo, el cuerpo delgaducho, su nueva piel joven, la energía  en todo su cuerpo y sobre todo el cabello corto en su cabeza, la mujer se sentía tan extrañada, luego, su propio cuerpo comenzó a moverse de manera extraña mientras que se reincorporaba luego del cambio, sonrió lucidamente mientras que llevaba sus manos ahuecando su nuevo par de senos, -¡Oh, supongo que podrían ir este verano! –decía Christian en el cuerpo de Sandra mientras fingía ser la madre de Julio, sentía su nuevo par de senos en su pecho, pesando y estirando su espalda, pero la sensación era aún mejor de lo que esperaba, Julio los miraba  sin aun poder creerlo.

--

- ¡Espera, hijo tú no puedes estarme haciendo esto! –el nuevo chico exclamo escuchándose chistoso, Julio solamente la ignoro, - ¡Mama Cristian me está molestando! –chillaba el chico mientras que la mujer se levantaba estirándoseos poco meneándose de lado a lado mientras sus grandes senos se agitaban, tomo su ex cuerpo del brazo lastimándolo, - ¡Escúchame bien estúpida, aquí se hará lo que yo diga de acuerdo! –Cristian le decía a la mujer quien estaba horrorizada, la mujer asintió intentando no llorar sin dejarse de sentir incapaz, luego se fue corriendo hasta su cuarto, - ¡Ey!, eso fue algo duro ¿no crees? -Julio le decía mientras se sentía extraño hablándole a su madre como su amigo mientras este regañaba a su madre en el cuerpo del chico, -Oye de verdad ella es todo un dolor de cabeza, fue lo mejor créeme, ahora mírame, soy tu madre, podemos hacerlo que queramos ahora –Cristian sujetaba sus grandes senos, pronto su cuerpo comenzó a provocarle un cosquilleo muy extraño por todo su cuerpo, - ¡Deja de hacer eso es muy extraño, además estas en el cuerpo de mi madre! –Julio reclamaba mientras el chico en el cuerpo de su madre despotricaba contra su nuevo cuerpo, -¡Lo siento July!, pero el cuerpo de una mujer es bastante sensible, la verdad estoy bastante excitado o excitada justo ahora –Cristian se recostaba mientras que sentía como su cuerpo se acomodaba extrañamente apachurrándose en el sillón, incluso ahora sus senos se veían más pronunciados ahora, Cristian no tardo mucho para liberar sus gemelas frente a su amigo, quien con algo de pena miraba todo lo que su amigo hacía con el cuerpo de su madre, tenía bastante pena de verla así de pervertida como en esos videos porno que miraba los adolescentes, aun así la curiosidad le mataba, -¡Oye, quieres tocarlas! –le decía Cristian a su nuevo hijo al notar como este miraba acariciar sus grandes senos, Julio se sintió intrigado pero camino poco a poco a la que ahora era su madre, deslizo sus jóvenes manos hacia los senos de su madre y comenzó a acariciarlos hundiendo sus pequeñas manos en esos grandes melones carnosos, Cristian gimió, la sensación se había sentido bastante bien, miraba como su amigo jugaba con las tetas que tenía en su pecho, era bastante rico la sensación que experimentaba, Julio se sentía bastante avergonzado, pero al mirar como su amigo lo disfrutaba sin importarle se imaginó verdaderamente como si a su madre le gustara que jugara un rato con sus senos, de un momento a otro, Cristian sintió como una corriente de fluidos se deslizaban entre sus piernas, así mismo Julio sentía su pene erecto dentro de sus pantalones, Cristian deslizo sus manos dentro de sus pantalones sintiendo la sensible caricia de sus manos fritando lo que era su nueva  vagina, se bajó los pantalones quedando con su vagina desnuda, mirándola sorprendido de no tener su miembro ahí si no una vagina de mujer madura excitándose, -¡Que haces! –le gritaba Julio mirando como terminaba por desnudar el cuerpo de su madre, -¡Lo que debí de haber hecho hace mucho tiempo –Cristian contestaba mientras sujetaba a Julio obligándolo a bajar sus pantalones, Julio estaba consternado aun por el momento, su miembro erecto desnudo ahí frente a la vagina de su madre, se sentía desalentadamente excitado, Cristian lo sujeto con fuerza dándole el empujón necesario para liberar todas sus cargas de fetiches extraños, Julio sintió su miembro penetrando la brecha de la vagina de su madre, pronto estaba dentro de su propia madre palpitando con su pene fuertemente, llevo sus manos hacia los grandes senos de la mujer de nueva cuenta y Cristian se sentía gozando como nunca antes en su vida.

--

Luego de los sucesos eróticos entre ambos chicos, Julio sintió un extraño cosquilleo tirando hacia la vagina de su madre, Cristian estaba en la gloria experimentando toda clase de estímulos intensos, luego experimento el mejor orgasmo de su vida al sentir el chorro caliente del miembro de su amigo penetrando dentro de su cuerpo.

-¡No volvamos a hacer esto!, fue demasiado extraño –decía Julio sintiéndose traumado, luego de limpiarse y volver a colocar sus pantalones donde debían de estar, Cristian se retorcía aun del placer que experimentaba, tomo el fluido que escurría de su vagina y los llevo a su boca  con sus dedos saboreando el salado y perverso sabor de todos ellos, luego volvió a vestirse y camino ridículamente como si fuera una mujer rebotando sus grandes senos por todos lados, meneando su gran culo de lado a lado mientras caminaba modelando con esos grandes tacones que cargaba, -¡Bien, esto se siente tan bien! –miraba a Julio mientras experimentaba la forma de su cuerpo, el chico simplemente lo ignoro aun con pena de lo ocurrido, -¡Oye no te sientas mal!, yo soy tu madre ahora puedo dejar que me hagas lo que quieras, como un juego entre madre eh hijo –le decía a su amigo-hijo mientras pensaba en algo más para animarlo, -¡Oye, que tal si te cambio con mi madre! –Cristian decía al unísono mientras que Julio lo miraba aún más preocupado que antes, luego la imagen de la exuberante mujer de la madre de Cristian se le vino a la mente y su miembro volvió a recobrar vida propia, -¡Tu, tu, estas demente! –le gritaba chillando mientras tapaba con un cojín su miembro erecto, luego Cristian llamo a su viejo cuerpo y todos tomaron rumbo a su antigua casa, tomo el manojo de cartas mágicas y se subieron al auto, Cristian regaño a su ex cuerpo por  quererse pasar de listo y manejar cuando no podía hacerlo porque era un pequeño rebelde sin licencia, la mujer refunfuño mientras aun sin saber adónde iban se inclinaba de vergüenza al ver su cuerpo dar las ordenes ahora, luego de llegar, Sandra intento gritar a Laura, -¡Tu hijo me robo mi cuerpo! –pero la mujer lo ignoro extrañada pensando que solo era una simple broma de su hijo, le dio una bofetada y lo mando regañado a su cuarto, Julio miraba todo aun con algo de vergüenza, no quería ni imaginarse cómo le iría cuando su madre regresara a su cuerpo luego del espectáculo que armó, Cristian se divertía hablando con su propia madre como si hablaran de cosas de mujeres.

--

Luego de charlar un rato ridículamente como hembras desatadas, Cristian recordó que debía de poner a su amigo en el cuerpo de su madre para terminar con el plan e ir al festival juntos con los cuerpos de sus madres, la mujer saco las cartas de su bolso y las entrego a su ahora hijo, -¡Bien Laura!, porque no juegas con mi hijo, yo jugué con el tuyo usando estas lindas cartas y nos divertimos como nunca –le decía a su madre esperando que su plan saliera sin defectos, la mujer parecía algo borracha luego de tantas copas de vino tinto que se hecho y sin pensarlo tanto entre risas acepto, Cristian le guiño el ojo a Julio quien con las cartas en sus manos las sujetaba temblorosas pues aun sentía miedo al saber lo que pretendía con ellas, más aun sabiendo que el único plan era que el tuviera el exuberante cuerpo de su madre, -¡Toma las cartas y comiencen jugar! –Cristian impulsaba a su madre, luego de barajear comenzaron las apuestas, -¡Bien, pequeño, entonces qué tienes! –la mujer le decía mientras que  se reía dela inocencia del niño jugando a las cartas, -¡Solo tengo cuatro ases señora! –le decía el chico mientras que miraba nervioso a su madre, luego Laura se rio, -¡Oh pequeño, pareces muy hábil, pero mira esto –la mujer le mostraba su full mientras que Cristian asentía, él sabía bien que su madre era tan hábil en las cartas como el en los videojuegos, de ahí venia su excelente maniobra con las cartas, -¡Bien, no está mal!, porque no lo hacemos más intenso –le decía Cristian a la mujer, mientras que esta daba otro sorbo de su copa divertida por el juego, -¡Hijo!, ¿tú que apuestas? –le decía a el chico mientras que aseguraba su victoria, -¡Eh, no, no se! –contestaba el chico aun nervioso, Sandra miraba todo escondida, sabía lo que esos pequeños harían, pero no le importaba tenía un plan para más tarde, ahora solo quería vengarse de Laura por no haberle hecho caso y tratarla de lo peor luego de tantos años, -¡Laura!, parece que mi niño está un poco asustado, porque no le apuestas tu magnifico cuerpo, a ver si así se le pasan un poco los nervios –Cristian le decía a su ex madre, se sentía un poco perverso por hacerlo pero era la única manera, la mujer aun ignorante lo tomo como un simple juego, -¡Jajaja!, apostarle mi cuerpo a un niño tan bobo, pero bien hagámoslo, ¡Te dejare tocar estos maravillosos senos todo lo que quieras!, pero si pierdes me haces un masaje en los pies –Laura contestaba asegurando su condena, Cristian sonrió, miro a su amigo aun nervioso, no le parecía sobarle los pies a la mujer y tampoco estaba seguro de sobarle los senos a sí mismo, luego Laura barajeo las cartas, estas comenzaban a tomar un brillo extraño pero lo ignoro, Cristian estaba detrás de Laura mirando sus movidas mientras le decía a su amigo lo que hacía, Julio trataba de ignorarlo, no pensaba ni ganar, ni perder, solamente quería olvidarse de todo, cuando Julio las movió, un excelente full fue colocado en la mesa, -¡Maldición! –gritaba la mujer arrojando sus cartas sobre la mesa, con una mala jugada, la mujer ebria levanto rápidamente su blusa y el sujetador dejando caer libremente sus grandes senos frente a Julio justo cuando las caras iluminaron absolutamente todo, Julio miraba los senos de la mujer mientras su corazón se aceleraba justo en el momento en el que noto la luz cegando la vista  de todos, poco después, Julio se sentía bastante mareado, parecía experimentar una serie de cambios extraños en su cuerpo, pronto descubrió los grandes senos descubiertos en su pecho, Julio no podía creerlo, llevo sus manos hacia ellos sujetándolos de manera vertiginosa, se estaba excitando desde el cuerpo de la madre de Cristian, la verdad era que estaba algo ebrio en el cuerpo de la señora pues esta había bebido demasiado, tanto que ahora sufría los estragos de la mama mala copa de su amigo.

--

Laura se sentía extraña, pronto miraba claramente a su propio cuerpo frente a ella con sus manos jugueteando sus senos mientras balbuceaba cosas por decir, ella miro rápidamente los grandes cambios en su nuevo cuerpo, parecía ser un simple niño, ella se llevó las manos a la cabeza, parecía que sentía mucha jaqueca, al parecer la mujer solo pensaba que había bebido demasiado y ahora solo debía de ir a dormir  pues se sentía bastante mal que incluso ahora alucinaba cosas demasiado reales pero extrañas, camino lejos de las ahora dos mujeres, se metió a su cuarto y se tiró a la cama a dormir.

- ¡Sate, sate, sate! –decía la mujer hacia su nueva amiga, acercándose hacia sus senos descubiertos para ayudarle a acariciarlos, - ¡Ya lo vez, te dije que funcionaria!, ahora estas en el cuerpo de mi mami, ¿no te gustan acaso sentir estas cosas tan ricas en tu pecho? –Cristian afirmaba hacia sus senos mientras Julio se sentía bastante extraño con todos esos cambios, miraba a su madre mientras sentía como su vagina estallaba, pronto Julio se orino desde el cuerpo de la mujer, quien en esas condiciones no sabía ni lo que hacía, - ¡Maldición, ten cuidado, te estas orinando vieja! –Cristian se enojaba, pero luego se daba cuenta de la condición de su amigo lo cual termino por darle gracia, luego el hizo asquerosamente lo mismo con su madre, orinándose en sus pantalones, -¡Oh chica!, creo que yo también me orine en los pantalones, será mejor que nos quitemos todo esto –Cristian se levantó deslizando sus pantalones y sus pantimedias, luego desnudo el cuerpo de su propia madre dejando sus cuerpos descubiertos, recordó que su madre tenía un par de juguetitos especiales, fue y regreso con ellos con cuidado de que ella no escuchara, los lubrico lo suficiente y después de hacer venir a Julio un poco más comenzó a penetrar sus vaginas con el juguete especial, ambas dos mujeres chillaban de placer, -¡Vaya Julio, ya te veo menos nervioso Jijijiji! –Cristian se reía estrujando los senos de su madre que ahora tenía Julio y se divertía de verlo indefensa y excitado con el cuerpo de milf que ahora tenía, luego comenzó a juguetear con sus propios grandes senos rebotándolos de arriba abajo experimentando las diferentes sensaciones que sentía al hacerlo, luego de tantas penetradas, Cristian dejo a Julio desnuda en la cama de su madre mientras que tomaba a su madre en el cuerpo de su amigo y ahora hijo para llevarlo de regreso a casa, -¡Cielos!, moriría por ver su cara cuando despierte en ese cuerpo, sí que se llevara una gran sorpresa –decía Cristian mientras se alejaba de su ex casa con su madre.

--

Julio despertaba confundido, su cabeza se sentía realmente mal, cuando intento levantarse sintió una incomodidad muy grande en su pecho, al mirar, dos grandes globos de carne se agitaban en su pecho graciosamente, Julio noto rápidamente los cambios en todo su cuerpo, estaba desnudo con un cuerpo moreno, el cabello largo que caía en sus hombros y por si fuera poco tocando su vagina se dio cuenta de que su pene se había ido en cambio por una vagina, rápidamente se levantó agitado por  la nueva  gravedad de su cuerpo, sus curvas anchas y unas buenas y grandes caderas  meneándose de lado a lado, pronto el chico ahora mujer se miraba frente al espejo, notando su cuerpo desnudo, era una verdadera mujer , con un cuerpazo de madura, claramente noto que ahora tenía el cuerpo  de la madre de su amigo, el plan había salido como Cristian lo había querido, Julio estaba realmente asustado sintiéndose indefenso con el cuerpo madurito de la mujer, acariciaba su culo nerviosamente y jugueteaba con sus grandes senos mientras admiraba frente al espejo como actuaba tan perversamente desde el cuerpo de la señora, Sandra estaba mirando todo desde la puerta, había esperado hasta que  su hijo despertara en la mañana con su nuevo cuerpo, quería vengarse por lo que le habían hecho, se sentía algo excitada sin aparente razón, quizás porque ahora tenía el cuerpo caliente de un adolescente, pero su miembro estaba realmente erecto y a pesar de que esa mujer ahora era su hijo en el cuerpo de su ahora madre, le excitaba la idea de tan solo pensar en introducir su nuevo pedazo de carne dentro de ese verdadero monumento de mujer.

Sandra entro en el cuarto, - ¡Hola Laura..., digo mama!, tengo hambre –le decía el chico, Julio rápidamente salto asustadizo por ver que su amigo entraba mirándola desnuda, se tapó los senos con sorpresa justo cuando recordaba lo sucedido, pero parecía que su madre no sabía de su intercambio, - ¡Oh, hola…, hijo! –Julio respondía escuchando su nueva voz, una voz madura y femenina, parecía que se sentía con un gigantesco poder  para actuar como una madre adulta, -Perdón por lo de ayer mami, no volverá a pasar –decía el chico –Pero realmente tengo hambre ahora, porque no me alimentas como solo tú sabes hacerlo –Julio  estaba consternado, cuando de repente la que sabía que era su madre se acercó para tomar sus senos desde una altura un poco baja pero alcanzable, sentía como  un cosquilleo recorría  todo su cuerpo, su madre sabia como jugar con ese par de gemelas, luego la aventó a la cama, abrió sus piernas y con su miembro erecto comenzó a  penetrar  su nueva vagina, Julio estaba realmente traumado, su propia madre parecía  estarse vengando dela persona equivocada, pues no creía ella quisiera hacer eso siendo un chico y a su propia  madre, pero realmente sentía que el mundo era tan desconocido como lo creía, luego de que Julio le diera  de comer a su  nuevo madre-hijo, el realmente se sentía bastante confundido, miro al nuevo chico salir del lugar con una sonrisa bastante  perversa en su interior, luego de  estar un momento a  solas, se tocó los senos pensando si realmente habían hecho lo correcto.

--

Luego de que Cristian llegara a su nueva casa, cargo a su madre en el cuerpo de su amigo hasta su cama dejándola dormir, él estaba verdaderamente fascinado con su nuevo cuerpo, mirándose al espejo haciendo toda clase de poses ridículas pareciendo una mujer madura infantil, pero lo que más le encantaba a Cristian sobre el cambio era poder estrujar las gigantes y exquisitas tetas de Sandra, pronto desnudo todo su cuerpo quedándose completamente paralizado al admirar su nuevo cuerpo desnudo.

Luego de pasar la noche experimentando con su cuerpo femenino, Cristian se apresuró para atender a su madre, quien ahora sería su nuevo hijo, logrando que esta pensara que todo era un sueño o si bien, que no recordaba ser un chico de 14 años, la mujer estaba realmente conmocionada por el asunto, miraba hacia su cuerpo traumada tratando de recordar en que momento ella había sido un niño toda su vida, pero finalmente mirando a la mujer quien era su madre sumamente decidida, pensó que lo mejor sería comportarse como el chico adolescente que  ahora era.

Luego de unos días, Julio y Cristian se unieron para viajar hacia el festival al que tanto anhelaban, dejaron a sus hijos juntos al cuidado de una niñera mientras celebraban lejos de sus viejos cuerpos adolescentes en los cuerpos de sus madres bastante felices de tener un par de culos y tetas lo suficientemente maduras para disfrutar en sus vacaciones, ambos conocieron a muchos chicos guapos que le ofrecían cualquier tipo de cosas, sobre todo dinero para complacerlas, claramente tentados por lo excitantes que eran sus nuevos cuerpos para ellos, dejándose agasajar por esos chicos con buenas intenciones, luego de un par de días agradables, los chicos la pasaron de maravilla en el festival, inclusive Julio fue invitado al escenario a cantar una de sus canciones favoritas, dejándose llevar por el espectáculo y la gente que lo rodeaba y le gritaba, finalmente las dos mujeres regresaron a casa, Julio ya no tenía tantas intenciones por regresar a su cuerpo, al menos no tan pronto, así que Cristian decidió hacer lo mismo y escondió las cartas lejos de Sandra paraqué esta no intentara robar sus nuevos sexys cuerpos.


 

6 comentarios:

  1. Re fachera la historia (Osea muy buena pues) :DD

    ResponderBorrar
  2. Excelente :) .. muy buena e interesante

    ResponderBorrar
  3. me encanto que gran historia me fascina el cambio con milf, buen trabajo ahora es una de mas capshistoria favorita, has mas de este tipo kari

    ResponderBorrar
  4. por favor haz mas de estas historias

    ResponderBorrar

¿Te ha pasado que quieres decir algo pero las palabras no son suficientes? Ahora puedes colocar imágenes o vídeos en comentarios, con los siguientes códigos:

[img]URL de la imagen[/img]

[video]URL del video[/video]