Comunidad Body Swap

martes, 30 de marzo de 2021

¡La velita de cumpleaños!

 

¡La velita de cumpleaños!



"Felicidades Jeison"


El cumpleaños de Jeison estaba cerca, su madre estaba preocupada porque realmente ahora no había preparado nada en especial para su hijo, hace tiempo que estaban algo distanciados, pero esperaba poder pasar tiempo juntos ahora que sería su cumpleaños.

Mientras estaba buscando que comprarle de regalo, la mujer también estaba buscando un pastelito y una vela para acompañarlo, ya no era común que hicieran fiestas de cumpleaños ni cosas así, pues Jeison ya era un chico casi adulto y pensaría que  sería algo vergonzoso para él, celebrarle una fiesta de cumpleaños, así que solamente decidió comprarle una velita y un pastel junto con su regalo, desafortunadamente, la pobre mujer no encontraba un buen regalo para su hijo, esta vez realmente quería impresionarlo y con una simple playera no lo haría.

La mujer camino por todos lados sin encontrar nada, hasta que de repente, noto que en un extraño callejo parecía haber una pequeña tienda iluminada, la mujer caminó temerosamente hacia el lugar, ya que el letrero decía algo como.


“Truco o Magia”


El nombre perfecto para una tienda a la que acudirías en busca del regalo perfecto para un hijo al que le gusta el tema de la magia, la mujer no lo pensó dos veces y entro mirando muchos objetos mágicos eh incluso criaturas extrañas que parecían especies no descubiertas.

- ¡Hola en que puedo ayudarte humana! -una agradable ancianita la sorprendía –

- ¡Ay, ah, hola perdón no la vi! -la mujer le contesto –

- ¡No se preocupe!, ¿Qué se le ofrece?, ¿Qué tipo de regalo quiere para su hijo?, ¿Joyas extrañas, hechizos mágicos, brujería, amarres de amor, la novia perfecta para su hijo, un cuerpo joven para usted, quiere ser la novia de su hijo acaso? -la mujer comenzó a hacerle muchas preguntas extrañas y algo acertadas –

- ¿Qué, pero como, porque dice eso, acaso lee la mente? –

- ¡JAJAJAJA, hay mi niña, hay muchas cosas de mí que aún no sabes! –

La mujer comenzó a emanar un aura verde y de repente, su cuerpo comenzó a transformarse en una copia de la mujer.

- ¿Qué demonios, como hizo eso?, ¡Es una bruja o algo parecido! –

- ¡Calma niña, calma! –

Entonces la mujer regresaba a su forma original, pero luciendo completamente joven.

- ¡Si, soy una bruja!, desde hace muchos miles o millones de años que lo soy, hago todo tipo de cosas, hechizos, maldiciones, soy tan sabia como cualquier Einstein o Aristóteles, tan vieja o más vieja que Chabelo y la Reina Isabel eh incluso Maribel –

- ¡Jajaja! –la mujer reía –

- ¡Yo se muchas cosas y puedo ser tu amiga o tu enemiga!, depende de las intenciones que tengas -

- ¡Bueno, pues yo realmente buscaba un regalo para mi hijo! –

- ¡Si, lo se!, por eso es que pregunté qué tipo de regalo querías –

- ¡Bueno yo!, realmente no lo sé, ambos hemos estado algo distanciados y lo que me gustaría es que estemos más unidos, también darle algo que verdaderamente lo sorprenda –

- ¡Bien, veamos!, tengo pociones, hechizos, podría darte un medallón mágico o esta Swap Note, pero siempre desaparecen de sus dueños una vez usadas ¡Jajaja! –

- ¿Swap Note? –

- ¡Ah, es solo un libro viejo!, bueno veamos, algo que necesites, como un deseo, ya sé, es su cumpleaños, podrías regalarle esta velita de los deseos, obviamente cumple solamente un deseo por ser su cumpleaños, ni que fuera la lampara de Aladino o Shenlong –

- ¿Cómo así velita de los deseos? –

- ¡Si niña si, cuando sople la velita y pida su deseo se cumplirá –

- ¡Ah bueno, de ser así yo quiero mil jajaja! –

- ¡No tonta!, no es así de fácil, además cuesta mucho, y no tienes más que para una en este momento –

- ¡Bueno!, entonces ahora mismo te la compro y pediré ser millonaria para darle todo lo que quiera a mi hijo –

- ¡Para pendeja no se estudia! –

- ¿Cómo? –

- ¡Nada, nada!, mira, no sirve si no es tu cumpleaños, la magia es poderosa y la arruinarías, solamente dura 24 horas de aquí a que la uses, así que no podrías esperar tanto para pedir un deseo, mañana es el cumpleaños de tu hijo así que servirá a menos que la desperdicie y no la use –

- ¡Esta bien, está bien!, pues me la llevo –

- ¡Bien! y como estamos en Perú, son Mil soles –

- ¡Tanto! –

-Por eso te decía que no traías más que para uno –

- ¡Umm ratera esta! –

- ¿Cómo? –

- ¡Nada…, nada! –

- ¡Puedo arrancarte el alma, darle tu cuerpo a un pervertido y comerme a tu hijo! –

- ¡Nooo, Nooo, lo siento señora bruja lo siento! –

- ¡Llámame Kata niña, Kata! –

- ¡Esta bien señora Kata! –

- ¡Bien, ahora ve a casa con tu velita! –

- ¡Pero no le eh pagado todavía…!, ya agarro mi dinero verdad? -_-

- ¡Sí! –

- ¡Adiós y gracias, pero no vuelva a copiar mi cuerpo…! –

- ¡Ni si quiera lo pensé! –

La mama de Jeison regresaba a casa, estaba algo preocupada y ansiosa, pero quería realmente sorprender a su hijo, ahora estaba más emocionada que nunca, que sería lo que su hijo desearía, ojalá pudiera creerle, pero sería mejor que fuera una sorpresa.

Al siguiente día, la mujer entro al cuarto de Jeison sorprendiéndolo.

- ¡Estas son las mañanitas que cantaba el rey David…! –

- ¡Mamá! –

- ¡Felicidades hijo! –

- ¡Gracias mama, te quiero!, pero no tenías que molestarte, ya sabes que no me gustan del todo las celebraciones –

- ¡Lo sé hijo!, pero es que hemos estado algo distanciados y solamente quería acercarme un poco a ti –

- ¡Esta bien mama! –

- ¡Sopla tu velita y pide un deseo, verás que se hará realidad, lo prometo! –

- ¡Uy si, como no! –

Jeison mira la velita en el pequeño pastelito que le había dado su madre, entonces miro ansioso por no saber que pedir, la velita estaba casi a punto de consumirse, así como su magia y tenía que actuar rápido.


Luego de uso segundos, su madre miro como Jeison soplaba la velita justo a tiempo, la mujer se quedó en shock, esperando ver mucho dinero apareciendo de la nada o algo por el estilo, pero no sucedía nada.

- ¡Bueno, era de esperarse! -Jeison decía algo triste –

- ¡Perdón hijo!, te juro que la señora que me había vendido esta velita me dijo que… -

- ¡Ahhhhhh me dueleeee! –

- ¿Qué te pasa hijo, que tienes? –

Jeison comenzó a tocar su vientre muy adolorido, cayó al suelo girando en círculos y de repente todo su cuerpo y a su alrededor comenzó a cambiar.

- ¡Pero qué hiciste Jeison! –

- ¡Mas bien que hiciste tú, me duele mucho! –

- ¡Pues que pediste de deseo! –

- ¡No se!, además no puedo decirte, sino no se cumplirá, aunque ya no se si quiero que se cumpla –

Jeison estaba en mal estado, sentía como todo su cuerpo le quemaba y le dolía, mientras que su madre estaba abrazándolo muy preocupada, mirando como todo a su alrededor cambiaba, los muebles, las paredes, la pintura, las cosas, todo, por un lado, la mujer pensó que habría pedido ser millonarios, por lo que todo estaba cambiando para bien, pero también estaba preocupada de que, para suceder, Jeison tuviera que sufrir, cosa que la bruja no le había dicho.

- ¡Ahhhhhh! –

- ¡Hijo que tienes! –

Todo alrededor había terminado de cambiar, de repente, la mujer admiro como el cuarto que era de su hijo parecía haber cambiado ahora a ser un cuarto de chica muy precioso, era más amplio y fino, aunque él seguía en mal estado, pero entonces Jeison comenzó a gritar más desesperadamente.


- ¡Mama, me dueleeee! –

La mujer trataba de entender que le pasaba su hijo cuando de repente este terminó inconsciente, la mujer sentía un golpe al corazón pensando que había muerto, pero de la nada, admiro como el cuerpo de su hijo comenzó a cambiar.

Su cabello comenzó a crecer, hasta hacerse más rizado y castaño, su piel se volvió clara  y más lisa, dejando todo el bello y sus antiguos rasgos atrás, su rostro se transformó en el de una bella chica, la mujer miraba y no lo podía creer mientras que veía como más cambios le  sucedían al  cuerpo de  su hijo, de repente, un par de senos  comenzaron a  crecerle, su cintura se redujo y sus caderas se ampliaron, dejando unas largas piernas muy lindas teniendo en medio de ellas una nueva vagina que había surgido junto con todos los demás cambios.

La mujer estaba impresionada, no pensaba que su hijo deseara ser una mujer, eso no estaba en los planes, pero tenía que saber porque había deseado tal cosa, su ropa también había cambiado dejando a lado su ropa de hombre por ropa femenina acorde a su cuerpo, entonces, la mujer arrullo a su nueva hija cuidándola hasta que despertara.

Mientras tanto, observo todo lo que le había pasado a la casa, volviéndose una mejorada casa con todo lo que pudieran pensar, no llegando a una mansión, pero si una casa de gran nivel, al parecer, había un par de carros afuera acompañando la casa, una mucama y un mayordomo esperando.

- ¡No puede ser!, no puedo creer que mi hijo haya deseado ser una niña rica –

Su madre admiraba todo realmente asombrada de que al menos pudiera desear algo para mejorar sus vidas, aunque no sabía en que podría mejorar su vida siendo una mujercita.

- ¡Jessica hija, por fin despertaste! -su madre le decía ahora llamándola por su nuevo nombre de chica –


- ¡Mama, porque me dices Jessica! -la nueva Jessica le decía escuchando como sonaba su voz bastante femenina –¿Qué le paso a mi voz, porque hablo así? –

- ¡Jessica tú! –


- ¡Pero que son estas cosas!, ¿Qué le paso a todo mi cuerpo, porque todo es tan diferente?, ¿Dónde están los muebles, donde están mis cosas? –

- ¡Hija tú…, te convertiste en una señorita! –

- ¿Qué, como mierda paso esto? –

Jessica corría al baño sintiendo como todo se en su cuerpo se movía tan diferente.

- ¡No puede ser, de verdad me convertí en una mujer! –

Jessica admiraba su reflejo en el espejo, nunca había visto a una chica tan bonita frente a él, parecía un ángel, estaba realmente bonita, sus ojos tan preciosos, su cabello, su rostro, pero entonces, también tenía tetas en el pecho y lo peor, su vejiga comenzó a reventar, necesitaba orinar.


- ¡Mamaaaaaaaaa, tengo una vaginaaaaaaaaa! –

Jessica gritaba desesperada al mirar que ahora tenía una vagina en lugar de su pene.

- ¡Hija, pues no sé qué decirte! –

- ¿Cómo orinas con esta cosa entre las piernas? –

- ¡Pues como una mujercita! –

- ¡Mamaaaaaaaaa! –

- ¡Bueno, bueno, ya!, solo tienes que relajarte, abre un poco tus piernas y tranquilamente saldrá –

- ¿Así? –

Jessica trataba de hacer lo que su madre le decía, estaba muy nerviosa, no entendí aporque ahora era una chica y todo había cambiado, mientras terminaba de hacer sus necesidades, Jessica notaba sus tetas, eran algo graciosas y bastante suavecitas, de repente comenzó a manosearlas y apenada, miro a su madre con vergüenza.

- ¡Esta bien hija!, es normal, es algo que ahora es parte de tu cuerpo, es normal que quieras tocarlas –

- ¡Pero mama!, ¿Por qué me convertí en una niña? –

- ¡Pues que fue lo que deseaste! –

- ¡No sé, yo solo!, desee tener todo lo que un hombre quiere! –

- ¡Exactamente cómo! –

- ¡No sé, no se!, pensé en tener dinero y a una mujer muy sexy a la que pudiera tocar con mis propias manos… –

- ¡Jessica simplemente mírate ahora mismo!, estas tocándote con tus propias manos –

- ¡Ahhhhhh, no puede ser, es verdad! –

Jessica alejo sus manos de sus suavecitas tetas, cerro sus piernas repentinamente, muy nerviosa, mientras que su orina aun salía de su vagina, empapando todo de orina, realmente orinar de esa manera la había puesto muy nerviosa.

- ¡Jessica! –

- ¡Mama! –

La mujer trataba de ayudar a su pequeña hija a limpiarse.

- ¡Tranquila Jess!, mira, las mujercitas nos limpiamos así –

La mujer tomaba un poco de papel higiénico y lo pasaba por sus piernas, frotando suavemente desde atrás hacia delante, mientras que Jessica sentía como su mama tocaba su vaginita y eso comenzó a excitarla.

- ¡Ahhh! -Jessica soto un leve jadeo –¡Mama! –soltó un grito, algo nerviosa al escucharse –

- ¡Jeje, tranquila mi princesa!, es normal, es una parte muy sensible –

- ¡Mama, no me digas mi princesa!, yo soy un hombre no una niña –

- ¡Pues ahora eres una niña y eres mi princesa! –

- ¡Mamaaaaaaaaa! –

Terminaron de hacer sus cosas en el baño y regresaron a su habitación, Jessica comenzó a notar que todo era nuevo y diferente, su ropa de chico ahora era de chica y al parecer era una ropa muy fina y cara, ropita digna para una chica de un cuerpo tan sexy y fino como el suyo, Jessica se sentía algo avergonzada, además todo en su cuarto era bastante femenino.

-No se porque interpreto así tu deseo Jessica, pero no solo tu cuerpo cambio, si no toda la casa también, al parecer, ¡Ahora somos ricas! –

- ¡Pues supongo que fue por desearlo así!, además, yo que me iba a imaginar que realmente se concedería –

- ¡Pues si verdad, que cosas jeje…! –

- ¿Por qué dices eso?, ¡Es verdad, tu querías con mucho ímpetu que pidiera mi deseo!, ¿Qué sabes acerca de esta cosa? –

Jessica tomaba la velita aun derretida en su pastel ya añejado, tratando de examinarla, pero no lograba entender que contenía.

- ¿Esta drogada o algo así? –

- ¡No, no, es que no me lo vas a creer hija! –

- ¡Mama, soy una puta niña…!, ay no, eso se escuchó bastante mal, soy una chica, como mierda no te voy a creer –

- ¡Bueno hija yo, veras…! -

La madre de Jessica le conto todo acerca del día anterior cuando se encontró con aquella tienda de magia y hechicería, acerca de la bruja y todo lo que había pasado.

- ¡No puede ser!, me encantan las cosas mágicas, pero no terminar siendo una chica –

- ¡Lo se hija, pues tú que deseas cosas que no! –

- ¡Mamá! –

- ¡Bueno!, tendremos que ver cómo nos adaptamos a esta situación, pero no te preocupes, yo te ayudare en todo, hija mía –

- ¡Mama, tenemos que ir a ver a esa bruja, yo no me puedo quedar así! –

La mujer inclinaba la cabeza, tampoco quería que su ahora hija sufriera, pero por otro lado lo estaba disfrutando, sentía que de esta manera podría acercarse más a su ahora hija.

Luego de pensarlo, ambas acodaron salir mañana a buscar a la bruja y su tienda, mientras tanto, madre eh hija comenzaron a estudiar su cuerpo femenino y toda la grandiosa casa, al parecer ahora tanto ella como su mama tenían mucho dinero en el banco, tenían propiedades, además de la casa, una empresa y demás, realmente Jessica tenía todo lo que un hombre quería, pero él no quería ser una mujer el resto de su vida, ¿O sí?

Jessica se sentía algo incomoda por tener el cuerpo de una mujer, al principio le gusto la suavidad y lo rico que sentía al tocar sus nuevos senos y como su madre había frotado su vaginita, pero no era que quisiera quedarse así para siempre, además, tuvo que practicar mucho con su madre, pasaron el resto del día maquilándose y caminando con zapatillas además de tener que aprender a comportarse como señorita, a cerrar sus piernas, a hablar en público, no caer fácilmente en la labia de un hombre que quisiera abusar de ella etc.

Jessica terminó bastante abrumada, no quería termina siendo abusada por un hombre, estos tiempos estaban muy violentos como para ser una mujer, mayor razón para visitar a esa bruja y lo devolverá a ser hombre, pero lo que más temor le dio, es cuando su madre le explico lo que le pasaría cuando le llegara el periodo, siendo aún más traumatizante que lo anterior.

Jessica estaba bastante sorprendida de lo que tenía que vivir si se quedara como una mujer el resto de su vida, no imaginaba tener que soportar el periodo, tener que ser acosada por los hombres y muchas más cosas de mujercita, pero sobre todo, se negaba a toda costa a terminar en la cama como un hombre, luego de que  su madre se fuera a dormir, Jessica recordó que aún no había visto sus redes sociales, tomo su nuevo IPhone 12 pro, mismo que desbloqueo  con su huella digital, revisando que le habían llegado muchos mensajes de personas que ni siquiera concia, todos deseándole un feliz cumpleaños, al parecer ahora para variar era una chica bastante popular, tenía un perfil de Instagram con muchos seguidores y amigos en su perfil de Facebook, también tenía una cuenta de tik tok, eh incluso videos y fotos de ella misma como si hubiera sido ella misma todo este tiempo, actuando como chica y cosas del estilo.


Afortunadme, parecía que no tenía novio, solamente varios amigos con los que hablaba y parecía que coqueteaba, sin darse cuenta, Jessica terminó respondiendo algunos de los mensajes de los chicos, comenzando a verlos lindos y atractivos, su sonrisa lo decía todo al responder, cada mensaje que respondía, era una rosa que le caía, desconociendo lo que estaba sucediendo en su mente y lo que provocaba al sentir en todo su cuerpo.

Finalmente, se tomó un par de fotitos respondiendo generalmente a todos por sus felicitaciones y regreso a la cama para descansar luego del tan alocado día.


Al día siguiente, Jessica y su madre retomaban sus actividades femeninas, Jessica comenzó a lidiar por su cuenta al tratar su cuerpo femenino, recordando todo lo que había practicado con su madre, vistiéndose bastante femenina, actuando realmente como una chica eh incluso parecía ya haberse adaptado muy bien a serlo, su madre estaba sorprendida el cambio de Jessica de un día a otro, mientras que desayunaban y terminaban para alistarse en la búsqueda de la bruja.

Jessica tomó su nuevo auto y condujo junto a su madre al lugar donde había encontrado a la bruja, pero luego de buscar y de buscar, jamás encontraron el lugar donde había estado la bruja, parecía que se la había tragado la tierra, (realmente había ido a otro sitio a una nueva aventura).

Jessica y su madre estaban desesperadas, aunque por dentro ambas deseaban que sus nuevas vidas continuaran.

- ¡Yo no quiero seguir así mama!, pero sí de este hermoso cuerpo depende de que tengamos nuestra nueva y grandiosa vida, tomare el sacrificio de quedarme así por siempre –

- ¡Ay hija!, perdóname en verdad, yo no quería que las cosas terminaran así –

- ¡No mama!, no tienes la culpa de nada, este ha sido el mejor regalo que hayas podido darme, sabes…, me encanta mi nueva vida –

Su madre la miraba impresionada, realmente veía un gran cambio en su nueva hija, se sintió bastante feliz y ambas regresaron a su grandiosa nueva vida.

Los  días pasaron y la nueva Jessica estaba completamente feliz con su cuerpo y su vida de chica, le encantaba tener la atención de  todo el mundo, por su grandioso cuerpo y su fama, recordaba como antes estaba sufriendo porque podría  terminar con su novia, cosa que lo tenía así de deprimido, pero luego del regalo de su madre, todo cambio, comenzó a  sentirse más viva, más feliz y deseada, mirando como todos  sus seguidores aclamaban por ella, pero además, le encantaba tener  ese  grandioso par de tetas, poder estrujarlas y disfrutar de ellas en todo momento, Jesica no podía creer que luego de  odiar verse como una mujercita ahora era  toda  una verdadera putita.

Se tomaba fotos atrevidas, eh incluso abrió una cuenta de OnlyFans, donde vendía fotitos de su cuerpo, para llamar la atención y ganar cada vez más dinero, lo cual la hacía feliz, sobre todo por tener la atención de muchos hombres que la acosaban y la hacían sentir una verdadera mujer.



Su madre estaba muy feliz también de tener a su nueva hija, ahora eran más unidas y platicaban mucho acerca de cosas de mujercitas, salían de compras a los centros comerciales más caros y finos de la ciudad además de comer en lugares de alto prestigio, su vida había mejorado para mucho, pero lo que más le impresionaba a su madre, era ver como Jessica se había adaptado bastante a las cosas de chica, si bien, su primera vez con su periodo fue un desastre, pero con el tiempo, la nueva Jessica se fue adaptando a eso y mucho más, también le sorprendía lo bien que hablaban acerca de hombres, de cómo estos lucían atractivos y de cómo deseaba poder tener a uno de ellos como novio.

Luego de un tiempo, Jessica había conocido a un seguidor de su red social, la había invitado a pasar el día y Jessica no se negó, obviamente primero se aseguraron de que el tipo fuera real y no fuera un delincuente, Jessica había pasado el mejor día de su vida a su lado, pues luego de pasear por toda la ciudad y de pasar un día agradable, sucedió lo que Jessica tanto anhelaba, poder convertirse en una mujercita de verdad.

Y es que Jessica no se quedó sin ese gran premio, acepto rápidamente la invitación de su nuevo novio para ir a un hotel y pasarla en grande.

El sujeto trato a Jessica como toda una mujer, besándola y tratándola como una señorita desde el primer instante, se entendieron luego de pocos segundos, suspirando y deseando fervientemente hacerla su mujercita, sorprendiéndolo al revelarle que era su primera vez y quería que fuera gentil con su vaginita.

El hombre la acaricio lentamente, haciendo que Jessica experimentara un orgasmo bastante delicioso que embargaba de éxtasis cada parte de su ser, desde el roce delicado de sus piernas, sintiendo sus fornidas manos de macho recorriendo su piel, hasta sus senos los cuales beso tiernamente y acaricio con dulzura, explotando todo el potencial del cuerpo de Jessica, mientras que exhalaba gimiendo y jadeando sin control, deseando que ya entrara la gran y rica polla de su hombre.

Jessica no podía describir lo que sentina al momento de que su gran verga penetro por primera vez su ser, sintiendo como su vagina se estremecía y enviaba un fuerte cosquilleo por todo su cuerpo, primero algo adolorida, terminando lentamente sintiendo como su vagina pedía cada vez más y encerraba el miembro de su macho.


Jessica pudo experimentar el mejor orgasmo de su corta vida al momento de que su novio se vino dentro de su ser, sintiendo su rica lechita en su interior, dejando al hombre exhausto y satisfecho, mientras que Jessica terminó tiernamente dormida entre sus brazos.

Poco tiempo después, Jessica sorprendía a su madre con la increíble eh inesperada noticia de que ella y su novio estaban esperando un hijo, su madre quedo totalmente impresionada con el cambio de su hijo durante todo este tiempo, pasando de ser un chico algo rebelde a ser toda una señorita con un gran futuro a lado de su nueva familia.

Muchos años después, una velita de cumpleaños apareció frente a Jessica, era el cumpleaños de su hijo, Jessica entendió por qué esa velita había aparecido y estaba ansiosa de saber que pasaría con el deseo de su niño.


FIN 




4 comentarios:

  1. Guau, no tengo palabras, en primera por el increíble cuerpo que me diste y en segunda por la gran historia que me hiciste, muchas gracias Karina mejoraste el día de mi cumpleaños 💓

    ResponderBorrar
  2. ¡Excelente historia y feliz cumpleaños a Jessica!

    ResponderBorrar
  3. Que buen regalo de cumpleaños ☺️

    ResponderBorrar

¿Te ha pasado que quieres decir algo pero las palabras no son suficientes? Ahora puedes colocar imágenes o vídeos en comentarios, con los siguientes códigos:

[img]URL de la imagen[/img]

[video]URL del video[/video]