"𝑪𝒐𝒎𝒖𝒏𝒊𝒅𝒂𝒅 𝑩𝒐𝒅𝒚 𝑺𝒘𝒂𝒑"

miércoles, 30 de marzo de 2022

¡𝑬𝒍 𝒄𝒖𝒎𝒑𝒍𝒆𝒂ñ𝒐𝒔 𝒅𝒆 𝑱𝒆𝒔𝒔𝒊𝒄𝒂! -𝑷𝒕 1-

 

Muchas felicidades a mi amiga Jessica, espero que te guste la primera parte de esta bonita historia n.n


¡El cumpleaños de Jessica!

-Pt 1-

 


Jeison estaba escapando una vez mas de los abusivos de sus compañeros, suspirando, se arrincono en una esquina del tercer piso esperando ano ser encontrado, el lugar donde siempre pasaba sus recreos lejos de los bullís, Marco, Fernando y Samuel.

Quienes se dedicaban a hacerlo sentir mal todo el tiempo, por ello, Jeison se sentía menos preciado y un total cero a la izquierda para la sociedad, incluso, para todas las chica y chicos del salón y de la escuela era un do nadie, a quien no respetaban y creían como todo un rarito, incluso mas rarito que el promedio, pero a pesar de todo, Jeison jamás pudo tener un poco de paz.

Su cumpleaños se acercaba por fin cumpliría la mayoría de edad y pensaba irse libre finalmente muy lejos de toda esa mierda de vida que llevaba, el deseaba por una vez poder ser querido y amado por todos, ser algo más que el chico popular y para nada el chico odiado y repudiado sin razón alguna de la escuela.

- ¡Creo que ya se fueron, esos imbéciles morirán algún día! –Jeison jadeaba entre lágrimas –

- ¿Por qué tanto odio? –la voz de una chica muy dulce le decía desde alguna parte –

- ¿Quién dijo eso? –

Jeison se levanto asustado mirando a todas partes, pues estaba solo, por lo que era imposible que alguien y, sobre todo una chica estuviera cerca.

- ¡Fui yo! –la dulce voz respondía –

- ¿Pero en dónde?, ¡No te veo! –Jeison pensaba que estaba volviéndose completamente loco, escuchando voces de personas que no existen –

- ¡Aquí arriba! –

Jeison volteaba hacia arriba, encontrándose a una chica pelirroja flotando desde las alturas, el chico trató de mantener la calma, él estaba acostumbrado a lo paranormal, pero jamás había visto a una chica elevarse por los aires.

- ¡Eres una bruja! –

Jeison le decía dado a su aspecto incomprensiblemente pelirrojo y por su clara habilidad de elevarse por los aires, además de su pálida piel blanca con algunas pecas en todo su cuerpo, combinando con su hermosa cabellera pelirroja y adornando su rostro con un par de hermosos ojos que parecían verdes, pero se tornaban azules cristalinos.

- ¿Una bruja?, ¡No, una diosa! –

- ¿Diosa? –

- ¡Si, una diosa divertida y traviesa! –

- ¿A qué te refieres? –

- ¡Que raro que no escapes ni me temas!, supongo que es normal, viniendo de un chico tonto y traumado como tu –

- ¡Oye!, ¿viniste a insultarme o a darme el regalo de mi vida? –

- ¡Jajaja, sí que aprendes rápido!, ¿Por qué demonios crees que una diosa como yo le daría un regaño divino a un mortal tan inútil como tu? –

- ¡Porque la dichosa brujita eres tu y viniste a espiarme mágicamente porque significo algo en tus malévolos planes! –

- ¡Jaja, sí que eres inteligente! –

- ¡Ven aquí niña pelirroja y hazme una mamada! –

- ¡No seas pendejo! –

- ¡Ya pues!, ¿Por cierto, cual es tu nombre? –

- ¡Me llamo Karina y por supuesto que me encanta divertirme y jugar con mis victimas!, te eh estado observando, luego de muchos viajes en distintos universos te encontré y luego de analizar tu vida un poco pude ver lo desdichado y pobre que eres, es por eso que efectivamente te daré un regalo divino –

- ¡Bueno…!, ¿Y que esperas? –

- ¡Matarte! –

- ¡Queee! –

- ¡Jajaja, es broma, ten esto! –

- ¡Una tonta vela! –

- ¡Si, una vela de cumpleaños! –

- ¿Y los billetes?, porque una tonta vela –

- ¡Pues si no quieres no eh! –

- ¡Tienes razón, con una vela puedo desear una death note y matarlos a todos Jajajaja! –

- ¡No funciona a si tonto, si yo quisiera te borro de la existencia misma en este instante! –

- ¡Entonces como bruja tonta! –

- ¡Pues esta vela es muy poderosa, cambia totalmente tu realidad dependiendo el deseo que más fe tengas –

- ¡Pero entonces quisiera ser millonario, popular, querido y con un cuerpo deseable por todos! –

- ¡Pues eso está muy bien, pero no funcionara! –

- ¡Entonces eres una diosa inútil! –

- ¡No pendejo!, funciona solamente el día de tu cumpleaños, y tienes que pedirlo cuando te cantes las mañanitas como buen niño obediente, soplar la velita luego de pedir el deseo desde tu corazoncito –

- ¡Que ridículo, seguramente eres una bruja farsante, arde en el infierno perra! –

La chica comenzó a arder en llamas, sus ojos antes azules cristalinos se volvieron rojos intensos y su cabello parecía estar envuelto en llamas intensas combinando con un aura completamente roja en todo su cuerpo.

- ¡Espera, espera, lo siento! –Jeison miraba por primera vez con mucho terror el final de su vida –¡Perdóname, en verdad eres una diosa lo siento –Jeison sentía como su piel ardía y su mente colapsaba como si su cerebro estuviera derritiendo –¡Ayuda! –Jeison gritaba, pero era inútil, nadie escuchaba, la dulce imagen de aquella chica tierna e inocente ya no existía mas y ahora solo estaba la horrorosa imagen de una chica flama en llamas ardiendo de coraje –

- ¡Jajajaja, está bien niño!, ya me divertí un poco contigo, solamente recuerda tener cuidado con lo que deseas, ¡nos vemos! –


De repente, toda la realidad misma regreso a su entrono original, Jeison parecía sentir que despertaba de un muy extraño sueño, el timbre del recreo sonaba y aparentemente había terminado, para su desgracia, pues tendría que regresar a su salón con sus odiosos compañeros, pero más allá de eso, Jeison recuperaba la calma, luego de sentirse sublimemente horrorizado por ver su cuerpo ardiendo en llamas al punto de la misma muerte.

El chico miro a todos lados, pero por más que quería no encontraba rastros de dicha diosa de fuego, pensaba que todo había sido nada más que una simple y tonta ilusión, pero luego el comenzar a caminar con destino a su salón, Jeison sintió una pequeña molestia en su pierna, y poco después de examinar su pantalón encontró que aquella velita misteriosa finalmente si existía como esperaba.

- ¡Miren, el otaku Jeison llego tarde! –

- ¡Jajajaja! –todos se reían del pobre de Jeison mientras que le maestro le lanzaba una mirada de coraje –

- ¡Otra vez tarde señor Narva! –

- ¡Perdón profe, es que me quede dormido en el recreo! –

- ¡Esa es una excusa muy estúpida muchacho! –

“Pues ni modo que le diga que una ñoca diosa endemoniada se apareció para ofrecerme u regalo divino y luego me incendio en llamas hasta casi matarme y luego desperté como si nada”

- ¡Si profe, perdón, no vuelve a pasar! –

- ¡Esta bien niño pasa y cállese! –

- ¡Ya báñese caon! –Fernando le susurraba –

- ¡Maldito otaku asqueroso! –Marco también le decía, siendo el peor en atacarlo siempre –

- ¡Que me miras maldito pervertido! –Paulina lloriqueaba provocando que pensaran mal de Jeison para que lo castigaran –

- ¡Yo que te voy a estar mirando perra! –

- ¡Señor Narva, esa no es manera de hablarle a su compañera, acompáñeme a la dirección! –

El hombre tomaba a Jeison llevándolo a la dirección, harto, no le quedo de otra mas que seguir al hombre, de cualquier manera, siempre estaba en problemas, luego de horas en la dirección, la directora ni siquiera salió, pues ya se sabia los incesantes dramas del chico, así que solo dejo pasar el tiempo, hasta que Jeison perdió el resto de sus clases, sentado en la banca de espera de la dirección, sin hacer nada más.

Al regresar a su casa, Jeison estaba echando pestes como siempre, no dejaba de sentirse como un chico anormal al que nadie quería, para variar, su madre lo hostigaba con su atención, cosa que no quería de ninguna manera, por lo que provocaba que su relación fuera muy distante en todo momento, para mantenerse alejado de ella.

- ¿Cómo te fue hoy hijo? –la mujer le preguntaba sin obtener respuesta –

- ¡Ash, nunca puede dejarme en paz ni un momento! –

Jeison se fue a su cuarto, a refugiarse del fastidio que todos le ocasionaban, el solo quería ser feliz lejos de todo, aunque tampoco alcanzaba a comprender cuando la gente lo quería de verdad.

Su madre llevaba días planeando sorprenderlo, pues sabia que la pasaba mal en la escuela y con todos a quienes conocía, ella solo quería que Jeison fuera feliz, quería volver a estar unida con su querido hijo.

Llegado el día, la madre de Jeison tomo el pastel que había preparado y subió a primera hora de la mañana para festejarle.

- ¡Estas son las mañanitas…! –

- ¡Mama no fastidies, aquí no hay nada que celebrar carajo! –

- ¡Pero hijo, es tu cumpleaños, no cualquier cumpleaños cumples 18! –

- ¡Si, pero me da igual, lo único que quiero es largarme muy lejos de aquí! –

- ¡Pero hijo, no digas eso, tu debes de ser un chico alegre, tener un buen futuro! –

- ¡Ay ya mama, mejor cállate y déjame en paz! –

La mujer dejo el pastel aun sin prender las velas, sabía que su hijo era difícil, pero trataba de mantener la calma, con el dolor de su corazón, salió de la habitación de Jeison dejándolo tranquilo como él quería.

- ¡Por dios, esa mujer es insoportable!, aunque, la verdad se esforzó por hacerme feliz, quizás soy demasiado duro con ella, ¡Es verdad, la vela mágica! –

Jeison saco aquella vela recordando lo que aquella extraña diosa le había dicho, la coloco en el pastel y recordó que también debían de cantarle las mañanitas, por lo que tragándose su orgullo, bajo a la cocina a disculparse con su madre y, fingiendo algo de alegría, espero a que le cantara las mañanitas, la mujer estaba extrañada por el comportamiento de su hijo, pero se sintió feliz de que hiciera el esfuerzo por verla feliz, aunque aún no comprendía de donde había sacado tan curiosa vela, la mujer comenzó a cantar las mañanitas para Jeison mientras este, cerrando sus ojos, logro formular el deseo de su vida.

“¿Qué podre pedir, que me haría tan feliz y poderoso?, ¡Ya se, lo tengo y lo tendré todo siempre!, ¡Deseo ser la persona mas querida del mundo, que todos mis malditos compañeros me quieran, me deseen, que sea su diosa, así como esa tonta bruja pelirroja, tener un cuerpo atractivo y envidiable, tener mucho dinero y ser el más inteligente de toda la escuela!”

Al terminar su deseo, Jeison abrió los ojos y sopló la vela con todas sus fuerzas, esperando poder tener cumplido su deseo, después de un rato, Jeison no notaba cambio alguno, se sentía igual que siempre y tan rápido como había obtenido un poquito de alegría, esta se había desvanecido.

- ¡Mierda, sabía que esto era una mentira! –Jeison grito enfurecido –

- ¿Qué sucede hijo? –

- ¡Nada mama, esto es una mierda, odio los malditos cumpleaños, odio mi maldita vida, nadie me quiere, no soy nadie!, ¿No lo puedes entender? –

- ¡Perdón hijo, perdón por ser una mala madre y no poder darte la vida que querías! –

- ¡Ahhh, pero que me pasa! –

Jeison comenzó a sentirse muy mareado, su cabeza le dolía, su madre, quien estaba frente a él, noto como su hijo adolecía hasta caer al suelo, de repente, todo en su entorno comenzó a cambiar, lo que antes era una casa humilde, ahora comenzaba a cambiar lentamente a una casa bastante fina y lujosa, de repente, sus ropas habían cambiado y ahora parecía que se vestía más elegante, la mujer estaba envuelta en pánico, sin entender lo que pasaba, cuando su hijo yacía en el suelo, aun jadeando dormido por el fuerte dolor que experimentaba, de repente, el cuerpo del chico comenzó a deformarse ante sus ojos, tomando una forma cada vez más femenina, sin saber que hacer, la mujer cargo a Jeison y lo llevo hasta su habitación.

- ¡Ahhhh!, ¿Pero qué paso, en donde estoy? –Jeison preguntaba extrañado, cuando de repente sintió como todo su entorno había cambiado –

- ¡Jesica, hija, por fin despertaste! –

- ¿Jessica, a quién le dices Jessica mujer?, ¡Espera, mi voz, que le paso a mi voz! –

Jeison comenzó a sentirse incomodó, luego de escuchar como su voz se escuchaba como la de una dulce niña, notó como toda su habitación era diferente y seguía si entender porque su tonta madre le llamaba como Jessica en lugar de Jeison.


- ¡Puta madre, tengo tetas, tengo tetas de mujer! –

Jeison miraba su nuevo cuerpo frente al espejo, completamente impactado por lo que había pasado, sin pensarlo, se arrancó las vestiduras de pijama tierna de adolescente femenina dejando todo su cuerpo expuesto ante la sorpresa de haberse convertido en una chica.


- ¡Puta madre, soy una mujer tengo una vagina! –

- ¡No sé qué paso hijo…hija!, pero creo que lo más correcto ahora es llamarte como Jessica –

- ¡Pero como se te ocurre, yo no soy una mujer, yo soy Jeison tu hijo, tú maldito hijo hombre! –

- ¡Pero hija, mírate, ahora eres una mujercita! –

Jeison regresaba a verse en el espejo, confirmando con mucha resistencia que lo que sus ojos miraban era cierto, Jeison frotó sus nuevos senos, sintiendo como algo dentro de sí mismo provocaba unas corrientes eléctricas sacudiendo su cuerpo.

- ¡Ahhh, que es este placer, no puedo creer que en verdad tenga senos de mujer! –

- ¡Deja de hacer eso Jesica, respeta tu cuerpo, ahora eres una mujer y no puedes andar haciendo esas cosas tan pervertidas! –

- ¡Cállate mama!, qué no vez que ahora tengo senos, son míos y puedo tocarlos todo lo que quiera –

Jeison frotaba sus senos con lascividad, cuando su madre lo miraba con molestia, su vagina comenzó a humedecerse, sin embargo era lo que menos le importaba en ese momento, hasta que definitivamente un chorro exploto en su entrepierna derramando todo el nuevo piso de peluche en el suelo.

- ¡Ahhh, que rico, no puede ser, incluso ahora tengo una vagina! –Jeison jadeaba con temor –

- ¿No puedes mantener el pudor, aunque sea una maldita vez?, toma esta toalla, tienes que bañarte, debemos de ir a la escuela a explicarle a la directora lo que te paso –

- ¡Pero mama, no puedo ir a la escuela con este cuerpo, todos los chicos de la escuela se burlarán de mí! –

-No puedo dejarte solo con ese cuerpo, simplemente mírate, no puedes contenerte ni un segundo y pareces toda una cualquiera –

Jeison no tuvo de otra mas que obedecer a su madre, de alguna forma sus sentidos femeninos provocaban que se comportara de una manera mas obediente, Jeison caminaba extrañado por el movimiento de sus nuevos atributos, sentía como su carnoso culo se balanceaba de lado a lado mientras que sus delicados senos rebotaban en su pecho.

- ¡No puede ser, aquí no está mi ropa!, ¿Qué le paso a todo mi cuarto? –

- ¡No lo sé Jesica!, luego de que soplaste aquella vela todo comenzó a transformarse, de tener aquella casa modesta ahora tenemos esta gran casa lujosa, incluso, tus cosas y las mías cambiaron bastante, es normal que ahora tengas ropa de mujercita, pues tu cuerpo los necesitara, al menos es un alivio saber que no tengo que comprarte ropa nueva –

- ¡No puede ser, el deseo! –

- ¿Qué deseo?, ¿A caso tu sabes porque paso todo esto? –

Jeison quiso ahorrarse los detalles, simplemente no podía soportar el hecho de que su madre se referirá a el mismo como Jessica, luego de que su madre le entregara algo de ropa, Jeison no tuvo alternativa, metiéndose con una toalla al baño, esperando poder controlar todas esas emociones.

- ¡Carajo, carajo, es mi culpa, pero porque me convertí en una chica! –

Jeison admiraba su rostro en el espejo, contrariado por la falsa ilusión que la diosa pelirroja le había prometido, aunque todo en su entorno parecía diferente y con mejor lujo del que vivían antes, él no quería ser una chica, eso no estaba en sus planes, aunque recordando sus propias palabras, había deseado ser a persona mas deseada y con el cuerpo mas atractivo de la escuela, quizás, aquella magia había malinterpretado su deseo y en vez de darle un cuerpo masculino mejor dotado le dio el cuerpo de una chica bastante sexy y deseable.


- ¡Mierda, tengo un culo increíble!, estas tetas son algo pequeñas, pero no están nada mal, estoy buenísima, pero no, no puedo pensar esto, yo no quiero quedarme atrapado con este cuerpo –

Jeison no lo sabia aun, pero dado a su deseo, ahora además de ser una atractiva chica, era la chica más deseada y popular de la escuela, además de ser inteligente y millonaria, pues también era una influencer.

- ¡Jessica, deja de perder el tiempo y apresúrate que se nos hace tarde para ir al colegio! –

La madre de Jeison le apresuraba el paso, aunque el aun estaba anonadado por las semejantes circunstancias en las que se encontraba, aun extrañado por sentir su cuerpo femenino, se dispuso a leer una revista que aparentemente se encontraba entre el estante del baño, comenzó a revisarla parte por parte, encontrándose con muchos temas que hablaban sobre la feminidad, cosa que en un principio le pareció descarado de leer peor poco a poco su mente comenzó a provocarle interés en lo que leía hasta que terminó por perder el tiempo embobado en lo que la revista para chicas decía.

- ¡Carajo!, ya perdí mucho tiempo, pero no puedo seguir pensando en cosas de chicas, tengo que afrontarlo como todo un macho y seguir con esto hasta encontrar una solución –

Jeison trataba de reincorporarse, aunque aún le era muy difícil saber que tenía el cuerpo de una chica, sin perder más tiempo, suspiró afrontando la situación, untando un poco de champo para empezar a enjabonarse sin tener que ver su tonto cuerpo de chica.

Pero por mas que intentaba, era ridículo tratar de bañarse con una toalla estorbando su nuevo maravilloso cuerpo, por lo que tuvo que quitarse la toalla y encima de eso ver que, en su nueva perspectiva, era toda una señorita.

- ¡Mierda, no puedo con esto, simplemente estoy buenísima! –

Jeison se miraba en el espejo sintiendo cosas extrañas que en su visa había experimentado, su cuerpo era aun mas ligero, su rostro era hermoso, sus medidas estaban bastante deliciosas, su culo era carnoso al igual que sus tetas sin estar exageradamente enormes, el frio recorría todo su cuerpo provocándolo sentir una muy extraña vibra de energía, la ahora chica frotaba sus pechos, estremecido por lo que veía.

Poco a poco, Jeison tuvo que empezar a experimentar el baño, sintiendo el agua caliente recorriendo su cuerpo, apenas recordaba cuando había sido la ultima vez que se daba un baño tan rico y con el agua a una buena temperatura, pero sus nueva tributos eran los que deslumbraban ante la extraña exploración femenina de su cuerpo.

Al terminar, Jeison comenzó a secar su cuerpo, sintiéndose extraño por tener que invadir son sus manos pervertidas zonas de una mujer a las que nunca hubiera podido tener acceso.

- ¡Tengo que acostumbrarme a esto!, si voy a ser una chica hermosa, tengo que ser la mejor y la más perra –

Luego de intentar no sentirse como un fenómeno mutilado por la magia, Jeison acaricio su vagina y luego experimento como pro primera vez orinaba como una mujer, teniendo que sentarse totalmente humillado para hacerlo, incluso, ahora pensaba que, si tenía una vagina, podría quedar embarazada de algún chico.

Al salir de baño, su madre ya lo esperaba enojada con un par de bragas, una falda, unas calcetas, unas zapatillas y su blusa escolar, pues ahora era todo lo que tenía para usar si era una chica.

- ¡Ay mama, yo no me pienso poner eso, es humillante! –

- ¡Lo siento Jessica, pero no puedes andar por ahí sin brasier y que los chicos te vean los pezones! –

- ¡Y para eso tengo que usar una falda, me verán los calzones!, ¿acaso eso quieres? –

- ¡Por supuesto que no, ni lo digas!, eres una mujercita y eso me preocupa bastante, al menos cuando eras hombre no tenía que preocuparme por eso, pero tu no sabes el mundo de depredadores que hay ahí afuera –

Jeison paro en seco, pensando por primera vez en su frágil supervivencia, aun con el orgullo por delante, Jeison tuvo que obedecer hasta aprender a colocarse el brasier en sus senos, sintiendo como estos se acolaban bastante cómodos y provocaban que su espalda se sintiera algo relajada, aunque al poco rato, las costuras comenzaron a marcar su piel y a provocarle una comezón incesante.

- ¡Así está mejor, ahora si luces como toda una señorita! –

- ¡Cállate mama, esto es vergonzoso!, ¿Enserio tienes que hacerme ir con este aspecto a la maldita escuela! –

La mujer silenció y simplemente salió de la habitación para darse cuenta de que un mayordomo y un chofer aparecían en la sala de la nada.

- ¿Y ustedes quiénes son? –la mujer decía con miedo –

- ¡Soy Alfredo señora, soy su mayordomo!, ¿No lo recuerda? –

La mujer silenciaba sin saber que era lo que verdaderamente sucedía.

- ¡Y yo soy Juan, su chofer! –contestaba el otro –

La mujer sin más, decidió sugerir que llevara a su hija y a ella al colegio, aceptando este de inmediato, Jessica tomó la decisión de finalmente salir sin saber de la presencia de estos, cuando finalmente noto como el chofer dirigía su mirada de pervertido hacia su cuerpo.

- ¡Mierda, este tipo me está viendo!, no puedo segur con esto, me siento como toda una puta con esta falda, incluso creo que es algo corta y mis senos parece que se marcan demasiado con esta blusa –

Jesica caminaba algo desconcertada dado al movimiento de sus pequeños tacones y su falda, sentía como el aire entraba por sus piernas mientras caminaba, pero trataba de ignorarlo así como de ignorar al susodicho que no parecía querer quitarle los ojos de encima como si la conociera y se llevaran de ese grado de intimidad desde hace mucho tiempo.

El chofer las llevo hasta el colegio, en donde Jessica se sentía  algo apenada por tener que pasearse por todos lados siendo ahora una chica, al principio, Jeison pensó que lo reconocerían, tenia miedo de que todos lo voltearan a ver como un fenómeno, como un ratito que acababa de convertirse en una ridícula mujer, pero en lugar de eso, muchos chicos y chicas que pasaban por ahí lo saludaban cordialmente con respeto y cariño, siendo bastante extraño para el recibir tal cordialidad, de momento, Jeison comenzaba a sentirse algo tranquilo por no iniciar de fea manera su nueva vida como colegiala, aunque aún temía por lo que pudieran hacerle los bullís que siempre lo molestaban.

- ¿Cómo que quién es Jessica?, ¡Pues si eres nuestra chica estrella!, la chica mas inteligente de toda la escuela, la elegida para ganar las olimpiadas del conocimiento y, además, la estrella de las porristas que apoyan a nuestro seleccionado juvenil de hombres –la directora le decía un sinfín de maravillas a ambas –

- ¡Queeee, pero eso no es posible! –ambas mujeres se miraban confundidas –

- ¡Directora, esto debe de ser un error!, ¿Qué no me recuerda?, ¡Soy Jeison, el chico mas problemático y fastidioso de la escuela!, justo el otro día vine a la dirección acusado de decirle a mi compañera perra en frente del salón de clases –

- ¡Jajajaja, ay Jesica, tu siempre tan graciosa, tienes un gran sentido del humor!; no se me olvida que hoy es tu cumpleaños, ya todos los maestros hoy los alumnos de la escuela lo saben, no te quiero arruinar la sorpresa, pero te tenemos algo preparado en el recreo como tributo a todo lo que has hecho por esta institución –

- ¡Pero cómo es posible, no entiendo, le estoy diciendo la verdad! –

- ¡Ya Jessica, escucha a la directora, es mejor que dejes de jugar y regreses a tus clases! –

- ¡Pero mama que pendejadas estas diciendo! –

La mujer si decir nada, tomo a Jessica del brazo y el saco de la dirección luego de sonreírle a la directora, ambas salieron al pasillo, mientras que todos los alumnos terminaban por ingresar a sus aulas.

- ¡Pero que te pasa, estas loca! –

- ¡Cállate Jessica, no podemos seguir así, debes de asumir la situación!; no se que hiciste, pero parece que toda nuestra realidad ah cambiado, ahora somos millonarias, tenemos una buena casa, además de que se ve que todos te quieren y no eres ese chico al que decías que todos odiaban, si yo fuera tú, aprovecharía esta lujosa oportunidad –

Jeison sabía que lo que su madre le decía era verdad, no entendía como pero ahora toda la escuela lo amaba, solo que debía de seguir con la farsa de que era la tal Jessica en lugar de su antigua vida como chico, cosa que, al parecer, solo su madre por alguna extraña razón recordaba.

Jeison suspiró enfadado, teniendo que tragarse su orgullo, continuó su camino hasta su salón donde esperaba que lo recibieran con insultos como antes, pero nada fue como esperaba, siendo recibido con aplausos y gritos sorpresa en motivo de su cumpleaños.

- ¡Miren es Jessi! –

- ¡Felicidades! –

- ¡Estas son las mañanitas… ¡ -

Todos comenzaban a cantar, incluso el maestro que siempre tenía en su lista negra a Jeison, gritando y festejando con amor a la nueva Jessica, quien caminaba desconcertada entre la multitud de compañeros que ahora la alababan.

- ¡Muchas felicidades mi amor! –Marco su enemigo número uno, llegaba con un gran aprecio, entregándole un enorme ramo de flores y tomando su espalda con un fuerte abrazo, inclinando sus labios hacia los suyos impregnando un cálido y escurridizo beso –

- ¡Pero que carajos haces idiota! –Jeison se alejaba totalmente confundido, normalmente llegarían a golpearlo, y ahora, su mejor enemigo se acercaba amorosamente a darle un beso –

- ¡Pero que pasa amor!, ¿acaso no te gusto? –

- ¡Ehhh, este, si, si claro…! –Jeison contestaba sin saber que decir, todos se quedaban mirando a la famosa y popular pareja –

Jeison no podía creer que ahora en esta nueva realidad, su peor enemigo ahora era su novio, un amoroso chico quien no lucia nada comparado al anterior abusivo que era antes.

- ¡Jessica, felicidades amiga! –Paulina, la antigua engreída y busca pleitos de Jeison, ahora se acercaba a abrazarla con gran efusividad –

- ¿Amiga tu? –Jeison le decía extrañado –

- ¡Si tarada, tu mejor amiga, ya se te olvidó, parece que andas algo extraña hoy amiguis! –

- ¡No, no, para nada amiga, es solo que no me siento bien hoy…! –

- ¡Te bajo! –

- ¡Que…, no, no para nada! –

Jeison apenas podía asimilar la magnitud de esas palabras, tan solo pensar que, en algún momento, su vagina menstruaría como la de una mujer biológica, le atemorizaba.

- ¡Bueno buen ya, dejemos que nuestra querida alumna estrella descanse! –el maestro quien parecía antes un enemigo ahora parecía otro gran amigo más –

Jeison se centro incomodo en su butaca, la cual, al parecer, ahora estaba al frente del salón, justo a lado de la de Marco, quien no dejaba en todo momento de mirarlo con unos grandes ojos de amor como si se conocieran de toda la vida.

Aun le incomodaba un poco sentir la falda en sus piernas, olvidando en ocasiones que ahora tenía una vagina entere ambas, por lo que incomodo, tenia que cruzar las piernas en todo momento, pero lo que mas temía en ese momento, era que llegara la hora del recreo y tuviera que recibir el dichoso espectáculo que la directora le había prometido.

Al salir, todos los chicos se reunieron en la cancha principal, en donde la directora llamo a Jesica como la invitada de honor, sin más, Jeison tuvo que hacer caso, ya que era el personaje principal de dicho evento, teniendo que presentarse en medio de toda la cancha, en donde ya todos los alumnos del colegio esperaban para felicitarle en su honor.

- ¡Buenos chicos y chicas!, aquí tenemos a nuestra querida Jessica, a quien entregamos este lindo obsequio como agradecimiento por ser una hermosa e inteligente estudiante –

En ese momento, la directora le indicó a Marco que llegara con un aun más enorme ramo de rosas rojas que el anterior, además de un sobre que lucia algo sospechoso y un pequeño estuche como de un anillo, todo eso, mientras que Jessica miraba a todos aplaudiendo y gritando desenfrenadamente por la atención de su diosa.

- ¡Amor, espero que te guste este lindo obsequió de parte de todo el colegio! –Marco le decía, inclinándose como si este fuera a proponerle matrimonio –

Jeison ya de por si sentía incomodo que el tipo le dijera amor, mas a parte la presión de ver a todo el colegio aplaudiéndole y gritando por su atención, sin más, el chico se postró frente a ella, abriendo dicho estuve que mostraba un hermoso anillo de oro con una enorme piedra de diamante rosa.

- ¡Querida Jessica!, este anillo no se le da a cualquiera, se le da al alumno o a la alumna mas sobresaliente de la década, a aquel estudiante que sobre sale mas que el resto y que siempre esta para todos incondicionalmente, espero que recibas este hermoso detalle de parte de nuestra institución –

Jeison no sabia que decir, se sentía ridículo siendo persuadido por jun premio que jamás imagino que existiera ni obtuviera, dichoso y pretencioso, Jeison tomó el anillo colocándolo en su dedo, sintiendo como una especie de poder lo dominaba, siendo que por fin sentía el interés de todos hacia su persona, aunque ahora era una chica, sin poder demostrar lo contrario.

Jeison no tuvo mas alternativa que seguir el juego de realidad en el que estaba viviendo, se sentía sumamente confrontado entre tanto elogio y presunto amor, aunque claro, él había deseado ser la persona mas amada del mundo, la persona más popular, dotada, inteligente y deseada de la escuela.

Después de eso, Jeison no tuvo de otra mas que ser tomado del brazo por su ahora novio Marco, quien lo llevo como en pasarela por toda la cancha, saludando tal cual diosa a todos sus fanáticos seguidores.

- ¡Amor!, ¿qué te parece si vamos a cenar esta noche?, yo te invito a donde tu quieras, eres la diosa el día de hoy, ya tengo todo planeado para ti hermosa, hoy vamos a festejar como nunca –Marco le insistía –

- ¡Ay no sé, tengo que preguntarle a mi mama! –Jeison trataba de desprenderse del compromiso–

- ¡Pero si tu mama me acaba de confirmar que desea que te diviertas en tu cumpleaños con tu querido novio! –

“¡Esa maldita mujer…!”

Jeison renegaba dentro de sí mismo, sin más, tuvo que aceptar la invitación de su ahora novio, quien, para variar, le dio un beso poco después de sonreírle con un falso cariño.

- ¡Tengo que ir al baño! –Jeison le decía tratando de alejarse un poco de tanto amor –

Tomo impulso y se alejó lo más rápido que pudo, luego de que todos los chicos de la escuela le saludaban y felicitaban e incluso le pedían una foto a la persona más popular y famosa de la escuela.

Jeison no pudo negarse, debía de aparentar ser la chica perfecta que todos decían que era, tardando en llegar hasta el baño, donde necesitaba refugiarse.

- ¡Hay maldita sea, todos son uso malditos fastidiosos! –Jesica jadeaba –¡No puedo creer que el imbécil de Marco sea mi novio –

- ¡Jajajaja, mira nada más, con que la linda Jesica ya tiene novio! –la voz de la dicha Diosa se escuchaba en el baño –

- ¡Tu, eres tú maldita bruja! –

- ¡Jajaja, así es, te eh estado observando!, no pensé que de verdad tomaras el obsequio y lo usaras para convertirte en una chica –

- ¡Yo no quería ser una chica, fue tu tonta vela la que me convirtió en una! –

-Recuerda que te dije que tu vieras cuidado con lo que deseas, ahora atente a las consecuencias –

- ¡Pero tienes que ayudarme, yo no quiero ser una tonta niña! –

- ¡No eres una tonta niña!, eres la niña mas inteligente de la escuela y también la más bonita y popular –

- ¡Maldición, es verdad, yo deseé todo esto, bueno, al menos también pedí dinero –

- ¡Entonces!, ¿vas a salir de aquí y comportarte como la linda señorita que eres, saldrás con tu novio y harán cositas calientes de novios? ¡Jajajaja! –

- ¡Cállate Karina, jamás, yo soy un hombre por dentro, jamás me escuchaste, jamás tendré sexo con u hombre y mucho menos con mi peor enemigo! –

- ¡Jajajaja, lo que tu digas cariño!, por cierto, aquí tienes tú nuevo celular, parece que se te olvidó esta mañana, deberías de ver tus redes sociales, también deberías actualizarlas y presumir ese bonito anillo que tienes, a tus nuevos seguidores les gusta mucho saber que su nueva diosa es toda una celebridad del mundo –

- ¡Dame eso! –

Jeison se puso a revisar sus redes sociales, tenia la esperanza de que todos sus juegos y archivos importantes aun prevalecieran, pero nada estaba ya, ni siquiera sus animes favoritos ni mucho menos su preciada porno.

- ¡Maldita, me quitaste todo lo que amaba! –

- ¡Pero si tu querías tener todo esto!, eso es apenas un pequeño sacrificio, mira, tienes ahora esa nueva oportunidad, aprovéchala –

- ¡Regrésame a ser hombre perra! –

- ¡Jajajaja! –

Karina se desaparecía mientras que Paulina entraba al baño buscando a su mejor amiga.

- ¡Jessica, aquí estas, te estuve buscando, déjame ver ese precioso anillo! –

Paulina entraba entre gritos de chica, tomo su mano y examino con envidia su lujoso anillo.

- ¡Deberías de publicarlo!, que raro que no hayas publicado nada aun, tú siempre desde que te levantas publicas cosas en tus redes, ¿Acaso algo anta mal contigo hoy? –

- ¡Ay no, nada entiende!, es solo, es solo que no todos los días cumples 18, me hace pensar en muchas cosas –

- ¡Ay amiga, es verdad, ya eres la mayor de ambas, me haces muy feliz! –

“¡Estúpida zorra!, no puedo creer que antes eras la perra que más me odiaba y me hacia quedar mal delante de loso profes”

Jeison abrazaba con cinismo a nueva mejor amiga, mientras que trataba de posar para tomarse fotos como una completa estúpida junto con Paulina para presumir su nuevo anillo a sus redes sociales.

Luego del día tan agotador, Jeison finalmente subió a su camioneta, en donde ya lo esperaba su chofer, quien lo miró con los mismos ojos coquetos y cariñosos de esta mañana.

- ¡Buenas tardes señorita, ahora miso la llevo a casa para que se arregle! –

- ¿Arreglarme? –

- ¡Sí!, su madre me ordenó que me apresurara, pues debía de llevarla al restaurante para que pasara la tarde con su novio –

- ¡Maldición, pareciera que esta mujer se está vengando aprovechándose de la situación! –

- ¿Cómo dice señorita? –

- ¡Qué dejes de mirarme así maldito acosador! –

El hombre sintió pena y rápidamente dirigió su mirada hacia la calle, comenzando a avanzar hasta llegar finalmente a la casa.

- ¡Listo señorita, y discúlpeme!, no era mi intención incomodarla, pero usted dijo que amaba ser el centro de atención y todo el mundo ciertamente la admira y la ama, nadie puede dejar de verla con deseo –el hombre se disculpaba luego de tan trágico predicamento –

- ¡Esta bien, esta bien, no hay problema, discúlpame, es solo que no me siento muy bien hoy! –

Jeison trato de calmar un poco las cosas, se apresuro a entrar a su casa y a confrontarse con su madre por las barbaridades en las que lo estaba metiendo.

- ¡Mama, como mierda se te ocurre mandarme a una cita con mi peor enemigo! –

- ¡Jajaja!, pero si el ya no es tu enemigo, ahora es tu novio, y debes de aceptarlo, apresúrate, te ayudara a arreglarte, que eres aun una niña tonta con ese cuerpo y no sabrás como vestirte para una cita bonita –

- ¡Pero yo no quiero ir a esa cita mama!, ¿Qué no entiendes?, ¡No soy una chica, yo no quiero tener novio! –

- ¡Eso dices ahora!, pero te va a gustar ser una chica, vamos a ser mejores madre eh hija –

La mujer se apresuraba a arreglar sus cosas para vestirla, un bonito vestido negro y unas zapatillas rojas que harían que su cuerpo combinará perfecto.

- ¡No me pondré esto mama, estás loca, yo no iré a ningún lado vestido de esa forma! –

- ¡Ya va a llegar Marco, apresúrate si no quieres llegar tarde! –

- ¡No lo haré mama! –

Jeison estaba enojado, non quería ir a una cita como chica y menos con quien era su enemigo, aunque en esta realidad no lo fuera, pero sin previo aviso, la mujer le arrojo una fuerte bofetada haciéndolo estremecer con algo de miedo.

- ¡Porque me pegaste mama! –le decía Jeison intentando no sonar como una niña berrinchuda –

- ¡Pues para que aprendas a comportarte como una señorita!, ya te dije que esta es nuestra nueva realidad y no voy a dejar que la arruines con tus tonterías –

Jeison tuvo que obedecer y enojado, observó como su madre lo maquillaba y lo peinaba para verse bonita para Marco, se coloco un nuevo conjunto de bragas, acomodando sus delicados senos y sintiendo como la tanga se enterraba entre sus nalgas, Jeison comenzaba a sentirse incomodó, mientras que, por otro lado, apreciaba su nueva belleza con el resultado final del maquillaje y el peinado, fascinado si poder creer que esa hermosa chica era el mismo.

- ¡Por fin, mira que hermosa te vez! –Su madre le decía, mientras que la chica algo incómoda se admiraba en el espejo –¡Bueno, ya es hora de irte, Marco te esta esperando! –

- ¡Pero mama, enserio no hagas esto! –

La mujer ni se inmuto eh ignorando a la caprichosa chica que ahora era su hija, le ordeno al chofer que la llevara de inmediato, en el camino, Jeison se estaba replanteando muchas cosas, si quería salir de esta, debía de aprender a jugar con las reglas de la diosa, por lo que usaría todo a su favor, para vengarse de todos los que le hicieron daño.

 

 

2 comentarios:

  1. Wow muchas gracias Karina, no esperaba este detalle de tu parte pero me encanta, enserio, como quiero leer la siguiente parte para ver su venganza, pero en verdad muchas gracias Karina, por algo eres la mejor

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No soy la mejor, pero me alegra que te haya gustado, tuve que poner segunda parte ya que no me dió tiempo terminarla uwu

      Borrar

¿Te ha pasado que quieres decir algo pero las palabras no son suficientes? Ahora puedes colocar imágenes o vídeos en comentarios, con los siguientes códigos:

[img]URL de la imagen[/img]

[video]URL del video[/video]