"𝑪𝒐𝒎𝒖𝒏𝒊𝒅𝒂𝒅 𝑩𝒐𝒅𝒚 𝑺𝒘𝒂𝒑"

domingo, 15 de mayo de 2022

¡𝑨𝒕𝒓𝒂𝒑𝒂𝒅𝒐 𝒄𝒐𝒎𝒐 𝒍𝒂 𝒎𝒂𝒆𝒔𝒕𝒓𝒂!


¡Atrapado como la maestra!

“Especial día del maestro”

Y ya que la comunidad esta muy exigente, me gustaría que esta historia llegara a 10 comentarios uwu

Ángel estaba harto de pasar siendo molestado todo el tiempo por el imbécil brabucón de Sergio, el día de hoy le había robado su dinero del almuerzo y le había tirado sus cosas en el bote de basura, sin contar cuántas cosas más le había hecho desde mucho tiempo atrás.

Ángel ya no podía más, tenía que hacer algo contra ese sujeto, lamentablemente, si lo acusaba con los maestros tendría una peor suerte, fue entonces que a Ángel se le ocurrió la gran idea de ser un profesor para darle una lección.

Ángel tenía que tomar el cuerpo de alguno de sus profesores, uno que fuera totalmente invulnerable a los caprichos de Sergio, la pregunta era, ¿Quién?, pero para su sorpresa, un día Ángel notó como la maestra Karina le ordenaba a Sergio traerle su desayuno del comedor, Sergio de inmediato se puso en marcha y entonces, Ángel entendió bien que ella debía de ser el recipiente de su maléfico plan.

Durante la noche, Ángel recitó un hechizo simple pero inquebrantable, uno de esos que se encontraban en la red profunda, tan solo tenía que hacer un pentagrama con sal, un par de velas negras encendidas en cada punta y recitar las palabras en latín que había conseguido.

El hechizo era intercambiar su cuerpo con el de la maestra Karina, ella estaría en su cuerpo actuando automáticamente como si fuera el mismo mientras que el controlaba su cuerpo y su vida, a Ángel le pareció una maravilla y sin dudarlo termino el experimento.

A la mañana siguiente, Ángel despertó confundido, rápidamente, soltó un grito de alegría al ver que su hechizo había funcionado, ahora estaba en el cuerpo de la maestra Karina, palpó sus nuevas tetas notando lo suaves y sensibles que eran, de haber sabido que esto funcionaba lo habría hecho desde hace mucho tiempo atrás, ahora simplemente estaba excitado.

- ¡Wow no puedo creerlo!, en verdad el hechizo funcionó, estoy en el cuerpo de la maestra, que sexy es esta mujer, siempre me imagine verla desnuda, pero esto es mil veces mejor –

Ángel miraba el cuerpo de la maestra, sintiéndose tan extraño de tener el cuerpo de una mujer madura, sentía toda su piel caliente y su cuerpo hormigueando de diversas sensaciones que no pudo contener, de un momento a otro, Ángel estaba aprovechando esta gran oportunidad para ver el cuerpo de la maestra desnudo.

- ¡Ah!, en verdad que tiene buenas tetas, que rico se siente cuando pongo mis manos en ellas, aunque me hace sentir cosas extrañas en la entre pierna, si tuviera mi pene estaría erecto en segundos, pero esto es mucho mejor –

Afortunadamente, Karina era soltera y disfrutaba de una buena vida dando clases, luego de explorar su cuerpo, se apresuró a arreglarse para ir a la escuela, como pudo, Ángel se colocó la lencería de la mujer, acomodando sus tetas en el brasier, cosa que le incomodaba, pero hacía sentir mejor su espalda, además de que le excitaba mucho la sensación que tenían al verse reflejadas en el espejo por la sexy prenda que tenía en sus senos, luego, se acomodó su panti en su culo  remarcando mucho mejor su redonda figura, además de tapar por completo su nueva vagina, excitado de sentir su piel rozando esa deliciosa tela suavecita; luego eligió un bonito conjunto, acomodándose una blusa blanca con algo de escote, sumado a una falda corta de cuadritos rosada que de alguna manera le excitó ponerse, pues está apenas llegaba a unos centímetros debajo de sus rodillas, cerrando con unas zapatillas rosadas y una chaqueta del mismo color para terminar de combinar su outfit, de alguna manera, Ángel se sentía paranoico al elegir con tanta precisión y feminidad su vestimenta, sintiéndose aterrado cuando notó que comenzaba a comportarse como toda una mujercita.

Ángel termino de colocarse algo de maquillaje, pues recordó que la maestra siempre lucia hermosa y bien arreglada, si llegaba con el cuerpo de la maestra Karina descuidado, podrían descubrir sus planes y arruinarlo todo, se apresuró conduciendo su nuevo auto temporal, estaba entusiasmado de ver la cara de Sergio cuando lo tratará mal y le diera un castigo ejemplar.

Sergio estaba molestando a los chicos como de costumbre, cuando entonces, Ángel llegó como siempre a la escuela cuando Sergio estaba amenazando a todos.

- ¡Oye tú!, que bueno que llegaste, dame el dinero que me debes -el imbécil de Sergio le decía -

- ¡Alto ahí jovencito! -Ángel llegaba tomando autoridad, le impresionaba ver cómo el hechizo había funcionado y su cuerpo o la maestra en su cuerpo actuaba como si nada –

- ¡Karina...!, profesora Karina qué le pasa, solo estábamos jugando ¡jeje! -Sergio le decía nervioso y enojado de que la mujer interrumpiera su fechoría –

- ¡Ya estoy cansada de tus estupideces!, ahora mismo te vas a la dirección castigado –Ángel sentía un gran poder con la autoridad de la mujer –

- ¡Pero maestra, porque no mejor hablamos en privado en el salón...! –Sergio le giñaba el ojo y de repente Ángel comenzó a sentirse extraño –

- ¡Sí..., bueno, podría ser...!, te veo en el salón en unos momentos para decirte lo que vamos a hacer con esa actitud tuya jovencito –Ángel le decía sin entender porque había concedido esa reacción sin pensarlo –

Ambos fueron al salón y justo cuando Ángel había entrado primero, sintió como Sergio introdujo su mano dentro de su corta falda y acarició su culo provocándole un cosquilleo extraño.

- ¿Qué pasó maestra, porque tan efusiva hoy?, ¿Acaso ya quiere jugar a la maestra y al castigado tan temprano? –Sergio le decía mientras que Ángel se quedaba callado sorprendido sin saber que hacer –

- ¡Eh..., no!, ¡Tenemos que castigarte de verdad!, eres un chico muy inmaduro y tus compañeros..., sobre todo Ángel están muy enojados contigo –Ángel le respondía tratando de sonar como un adulto, pero apenas y podía pronunciar palabras con su boca –

- ¡Si bueno...!, ¿Porque no?, estoy listo para castigarte Karina ¡Jeje! –Sergio se acercaba y la sostenía de la cintura –

- ¿Pero qué crees que estás haciendo? –Ángel trataba de resistirse –

El chico posó su mano sobre sus senos mientes que con la otra sujetaba su culo estrujándolo con fuerza.

- ¿Qué pasa Karina, ya se te paso el coraje? –Sergio le susurraba mientras veía como la mujer se quebraba excitada por sus apretones –

- ¿Qué?, ¡No, no es esto a lo que me refería!, (¿Qué me está pasando, porque dejó que este imbécil me toque y me excité?) –Ángel se sentía muy confundido y el cuerpo de la mujer no le respondía –¡Sí amo, quiero que me metas tu verga en mi boquita de perra!, (¡Espera, no puede ser que yo haya dicho eso!) –Ángel chillaba mientras le bajaba los pantalones al chico liberando su enorme polla lista para complacer a su amo –

- ¡Muy bien Kary!, se una buena perra con tu amo, ¿Quieres que tú amo te penetre, maestra Kary? –Sergio la sometía –

- ¡Sí amo, quiero me penetres como la puta que soy!, (¡Nooo, yo no quiero hacer esto, no sé porque lo digo Nooo!) –Ángel se quitaba la ropa y se ponía frente a su amo lista para que el chico lo penetrara con su pene –

- ¡Muy bien amor!, mira que bien estás jadeando, te debe de gustar mucho ser una puta con tu amo –Sergio penetraba fuertemente a Ángel quien era la maestra sin saberlo –

- ¡Shi amo!, soy tu puta, hazme tu puta, me excita ser tu puta, (¡Nooo!, ¿Que está pasándome?, ¿Porque todo este cuerpo se siente tan caliente y sometido?, no puedo contenerme, ¡Necesito sentir esa enorme polla dentro de mí!) –Ángel era golosamente penetrado por Sergio a quien le gustaba someter a su maestra preferida –

Ángel abría sus piernas y miraba con miedo y vergüenza como Sergio introducía lentamente su enorme pene dentro de su húmeda vagina, su cuerpo comenzó a temblar mientras sentía como ese trozo de carne se deslizaba por su sensible órgano, de repente, Ángel comenzó a gemir, sus nervios estaban desorientados, su cuerpo no reaccionaba y todo parecía indicar que estaba bajo el control de sí mismo aceptando de alguna manera ser la puta personal de Sergio.

- ¡Muy bien mi amor!, ya terminé, me encanta cuando te prendes así –Sergio deslizaba su miembro fuera de la vagina de Karina –

- ¡Ummm, ahhhh que rico!, (¿Qué?, ¡No puede ser que se haya venido dentro de mí!, lo peor es que este cuerpo siente que quiere más) –Ángel jadeaba complacido –

- ¡Bien amor!, espero hayas aprendido la lección y no me vuelvas a quitar autoridad con esos niños mediocres, ¿Me escuchaste zorra? –Sergio se burlaba –

- ¡Sí amo! –Ángel actuaba hipnotizado –

Sergio se acomodó los pantalones y salió del salón de la maestra, mientras que Ángel seguía retorciéndose por el placer que sentía, al parecer su cuerpo era demasiado sensible y lascivo, pero lo más extraño era que la maestra se dejará violentar por un alumno, a menos que el supiera que realmente no era ella, pero ¿cómo?, pensaba Ángel mientras trataba de mantener la calma de su propio cuerpo.

Ángel trato de recuperarse y se alistó de nuevo, se esforzó para dar las clases de la mujer, aunque por ocasiones, recibía miradas pervertidas y coquetas de Sergio desde el fondo del salón, Ángel se sentía humillado, pues sus planes de querer humillar y vengarse finalmente de su Bully habían sido todo un fracaso; esperando con muchas ansias que las clases terminaran para regresar a casa y poder despertar el día siguiente de regreso en su cuerpo.

Al salir, Ángel notó a lo lejos como Sergio y su banda de bullys rodeaban su propio cuerpo, de alguna manera se sintió aliviado de no ser el quien estuviera envuelto dentro de ese circulo de matones, pero también estaba preocupado de despertar en un cuerpo lastimado.

- ¡Pobre Karina!, lo que le esperaba con esos imbéciles –

Ángel pensaba lamentado, mientras que él se metía rápidamente a su auto para escapar lo antes posible, antes de que Sergio volviera a encontrarlo y tratar de abusar de su vagina.

Al llegar a casa, Ángel provechó los últimos momentos que le quedaban con el sexy cuerpo de la maestra y se dio una buena ducha acariciando su lascivo cuerpo, Ángel no paraba de gozarlo, ahora solo pensaba en su próxima víctima pensando en los grandiosos cuerpos que tendría, como en la chica más popular y sexy del colegio o algún famoso con dinero, las ideas no dejaban de fluir en su imaginación, aunque de repente, el jugoso pene de Sergio apareció en su mente.

- ¡Ahhh!, porque me esta pasando esto de nuevo, ¿será que me esta dominando cada vez más este cuerpo?, debo de salir pronto o podría pasarme algo peor –

Ángel comenzaba a temer por su tranquilidad, ya no quería seguir pensando en penes ni en su peor enemigo como amante principal, se sentía agobiado y solamente quería dormir, aunque su mente divagaba entre recuerdos borrosos de ex amantes que no eran suyos; luego se fue a dormir no sin antes recitar el hechizo que se suponía lo regresaría a su cuerpo.

A la mañana siguiente, Ángel despertó emocionado, cuando de repente, miró que aún seguía en el cuerpo de la maestra, Ángel comenzó a sentirse agitado, su corazón palpitaba y sus manos temblaban de miedo.

- ¡Pero qué pasó!, ¿porque aún sigo en el cuerpo de la maestra Karina? –Ángel gritaba estrujando sus senos tratando de saber si no era un sueño, pero todo en su cuerpo se sentía bastante real –

Luego, se lanzó en busca del hechizo que tiró a la basura y lo leyó varias veces tratando de ver si algo pasaba, pero los intentos fueron inútiles, trató de buscar el primer hechizo y juntando a ambos los intento traducir en el traductor de Google.

Cuando Ángel termino de leerlos, sus manos no paraban de temblar, su cuerpo se sentía frío y muy nervioso.

- ¿Pero qué fue lo que hice? –Ángel se lamentaba – ¡Ahora seré una mujer el resto de mi vida!, tendré está vagina, estás tetas, seré la maestra Karina para siempre, ¡No puede ser!, todo por culpa de ese imbécil, no debí dejarme penetrar y que el maldito dejara su semen dentro de mí, mejor dicho, la culpa es mía por no leer las instrucciones como debía, ¿Ahora que voy a hacer?, ¿Cómo le diré a mis padres?, jamás me creerán si Karina actúa como yo jamás me creerán, ¡No puede ser que seré una mujer para siempre! –

Ángel gritaba chillando luego de mirar con terror lo mal que había hecho todo, el solo pensar que estaba atrapado en el cuerpo de la puta de su maestra y que no podría recuperar el suyo nunca más, el hecho de que ahora tenía un cuerpo de mujer y tendría que comportarse como una, el saber que ese cuerpo en el que se había quedado atrapado era muy sumiso y al parecer Sergio lo dominaba y le excitaba, eso era la peor forma de ser humillado por su peor enemigo.

Ángel no quería que las cosas se quedarán así, pensó mucho tiempo mientras que el día y las horas pasaban, ya que era la maestra, recibió una llamada del director, preocupado por su inasistencia, Ángel decidió que debía de aparentar sino quería perder su actual trabajo, ya que no sabía de qué más podría vivir, al menos tenia algunos recuerdos de Karina y podría continuar dando sus clases.

El director no se quedó muy gusto con la respuesta de la mujer, quién se escuchaba bastante bien para un problema del estómago, pero al final de cuentas, le recordó que pasara a su oficina un día de estos para reponerlo, algo que dejó a Ángel bastante preocupado, pues lograba entender a lo que se refería con eso.

- ¡La maestra Karina es toda juna zorra! –Ángel pensaba luego de sentir lo que pasaba - ¡No, yo soy una puta ahora, necesito terminar esto cuanto antes! –

Ángel pensaba de todas las formas posibles, temía por continuar con el cuerpo de su maestra, quien al parecer era ninfómana y bastante sumisa, al día siguiente, Ángel despertó angustiado, pues ya llevaba en el cuerpo de Karina tres días, se apresuro a arreglarse, aunque esta vez por alguna razón, decidió utilizar un conjunto de ropa mas atrevido, colgándose una lencería mas apretada y con encajes, una falda pegada que resultaba sus caderas, así como una blusa pegada a su cuerpo, de satín, la cual dejaba marcar demasiado sus tetas, incluso, abriendo un poco su escote para dejar ver algo más sus tremendas tetas.

- ¡Ummm, así estoy mucho mejor! –Ángel pensó en un momento de trance –¡No, mierda, estoy cayendo otra vez, tengo que llegar rápido a la escuela! –

Ángel terminó de arreglar su cuerpo, mientras que caminar con unos tacones altos era todo un problema, sus senos se sentían apretados y su culo dando golpes de lado a lado, pero se sentía como toda una diva.

Al llegar a la escuela, notó como todos los chicos se quedaban viendo su escultural cuerpo, los chicos babeaban por ella y como siempre estaban idiotizados por la sensualidad de la maestra Karina.

- ¡Ángel, necesito que vengas un momento al salón! –Ángel le decía a su otro yo –

- ¡Esta bien..., maestra! –el falso Ángel respondía –

Ambos entraron al salón, mientras que el falso Ángel no dejaba de ver sus senos totalmente excitado, el verdadero él se sentía muy incómodo por ver como su otro yo, quien aun pensaba era el mismo, gozaba de verse a si mismo como toda una zorra.

- ¡Ay, solo a mi se me ocurre venir vestido así a la escuela! –Ángel pensaba mientras trataba de desviar la mirada del otro –

- ¿Qué pasa maestra, porque me trajo a solas? –el falso Ángel, o, mejor dicho, la verdadera Karina le preguntaba –

-¡Mira pendejo, tu no eres Ángel, eres Karina, ósea yo!, bueno tú, tú eres Karina, la verdadera maestra Karina y yo soy Ángel, por alguna razón hice un hechizo para cambiar nuestras mentes, pero algo salió mal y volví el hechizo permanente, si sigues mis instrucciones, podrás realizar el hechizo contra ti misma y regresar a tu cuerpo, pero debes de leerlo con el cambio de mentes sin posesión de recuerdos, para que vuelvas  a poseer tus recuerdos de Karina, es confuso lo sé, pero tienes que creerme, no pensé que fueras una maldita puta y tengo miedo de volver a ser violado por otro hombre –

Ángel le contaba toda una explicación confusa, pero el pobre chico estaba aterrado escuchándola, no sabía cómo procesar eso, ¿el era esa mujer quien le hablaba sensualmente?, ¿era la mujer que pensaba poseer para ventarse de su rival?, ¿cuántas veces había cambiado de cuerpos una y otra vez entre si mismos?

La situación había generado todo un bucle, ni Ángel era el mismo Ángel, ni Karina era Karina, pues si bien, ya habían pasado hasta 50 veces desde que el verdadero Ángel había realizado por primera vez el hechizo, perdiéndose y combinando sus mentes con cada cambio, al final, logrando el mismo resultado, ser la victima y la zorra de Sergio innumerables veces.

- ¡Esta bien, esta bien!, ¿si tu eres yo y yo soy tu?, entonces estamos cambiando entre nosotros mismos, creo recordar esto mismo antes, debemos de parar, no podemos seguir con estos cambios –Ángel, Karina o el mismo se respondía –

- ¿De qué estas halando?, ¡yo soy Ángel, tu eres Karina, por favor, tienes que hacerlo para que regrese a mi cuerpo! –

- ¡Lo siento, pero no puedo! –el mismo Ángel o la verdadera Karina se habían dado cuenta del bucle, decidiendo dejar de realizar cambios entre sí mismo, sin saber si era la verdadera Karina o el verdadero Ángel –

- ¡Por favor, no puedes dejarme así, yo soy Ángel, no soy Karina, no soy una puta! –

Todos los chicos comenzaron a entrar al salón, mirando como los dos alumno y maestra discutían, siendo la maestra la que parecía toda una prostituta con sus senos bastante expuestos.

Ángel decido parar el pleito, sin poder lograr que Karina o el mismo aceptara realizar el intercambio, quizás la mente de Karina estaba tan sumergida en su rol como Ángel que ya ni siquiera recordaba que ese fuera su propio cuerpo.

Ángel estaba frustrado, mientras que a lo lejos notaba como su nuevo amante del terror lo miraba furioso y perverso.

- ¿Adónde crees que vas putita?, ¡Ahora mismo te voy a castigar! –

Las clases había terminado y todos los alumnos salieron a excepción de Sergio, quien esperaba obtener respuestas del porque su puta preferida se había encerrado con el mediocre de Ángel.

- ¡No tengo porque darte explicaciones, no soy de tu propiedad! –

- ¿Estas segura de eso? –

Sergio se acercaba poniendo las manos en su enorme trasero, Ángel quería impedirlo, pero Sergio llevó la mano hasta su cuello para comenzar a ahorcarla.

- ¡A mí me obedeces maldita zorra! –Sergio se imponía –

- ¡Esta bien, está bien, ahhhh, te obedeceré amo!, (¡Ahhh, porque mierda no puedo dejar de sentirme tan excitado!, me esta volviendo a controlar, no puedo dejar que me viole de nuevo) –

Sergio soltó a la maestra mientras que trataba de mantener la calma, pero Sergio arranco su blusa dejando un poco más libre sus senos.

- ¡Comienza a desnudarte zorra! –

Sergio le ordenaba, Ángel no quería obedecerlo, pero de un momento a otro comenzó a sentirse muy caliente y por misma orden de su cerebro, comenzó a desvestirse con una mirada muy sexy para su amo.

- ¡Como desee amo!, (¡Ahhh, estoy por hacerlo de nuevo, no quiero que me viole, pero este cuerpo no obedece mis ordenes, aquí voy de nuevo, a mostrarle ms tetas a este imbécil) –

Ángel comenzaba a ponerse muy sensual, empezando a desvestirse frente a Sergio quien gozaba ver a su maestra convertida en su puta personal, Ángel continuó posando sexy para Sergio, quién ya había alistado su rica verga para penetrarlo, mientras que el jugaba con sus senos y vagina, Sergio se acercaba apuntando con su miembro a su coño, introduciéndolo fuerte para que Karina gritara complacida entre el dolor y el placer de ser fuerte y cruelmente sometida.

- ¿Verdad que te gusta perra? –

- ¡Ahhh, sí amor, me encanta, me encanta que seas rudo conmigo!, (¡Como te odio maldito, te odio, saca tu maldita verga de mi cuerpo!) –

Por mas que Ángel lloraba, era imposible poder detener su cuerpo, estaba tan caliente y poseído que había dejado que el miembro de Sergio volviera a penetrarlo.

- ¡Así me gusta, bien obediente!, esto es para que aprendas a no meterte con esos mocosos mediocres, cuidadito te vuelva a ver hablando con ellos, o ya sabes como te ira, ¿A menos que te guste?, ¡y no lo dudo!, porque eres una zorra en busca de placer sucio –

Sergio terminó dentro de ella y luego saco su pene para terminar de castigar a Karina por sus extrañas acciones, Ángel ya no había que hacer, estaba completamente sometido a su nuevo cuerpo y a el poder de sumisión de Sergio, a quién trataba como su amo.

- ¡Como extraño ser yo! –

Ángel caminaba deprimido, mientras su vagina escurría aún fluidos de amos, se acercó a la ventana y abriendo las persianas miro su cuerpo a lo lejos, irse apresurado luego de tremendas revelaciones que no pensaba continuar, dejando a Ángel o a quién sea de ambos atrapado para siempre como castigo por todo lo que había estado haciendo.

- ¡Te espero en tu casa puta! –Sergio le enviaba un mensaje a su teléfono –¡Quiero que te pongas el vestido negro que te regale! –

Ángel veía los mensajes con asco, ahora incluso tenia que recibirlo en su nuevo hogar, donde era el único lugar en el que se sentía seguro, al parecer, Karina había estado recibiendo a Sergio en contantes ocasiones.

- ¡Si amor! –

Ángel le respondió con asco, sabiendo lo que este intentaba hacer, se apresuro a vestirse, pues su corazón se agitaba de adrenalina, ordenándole que se apresurara para que su amo no lo castigara.

Llego a su casa y rápido se dio un baño para limpiarse la vagina, buscó el vestido que este le había pedido y con vergüenza se lo puso y se dio un retoque para esperar a su fiel amo.

- ¡Ya llegué mi amor! –

Sergio abría la puerta con su propia llave, la cual Karina le había regalado para ocasiones especiales, en las que incluso, Sergio entraba como un ladrón tan solo para cumplir sus fantasías de violarla.

- ¡Me encanta como te vez con ese vestido!, te vez como toda una zorra, ¿entonces, empezamos? –

Sergio se acercaba a Karina, quien rápido abrió escote dejando salir sus tetas para chuparlas, Ángel se sentía excitado dejándose dominar lentamente por Sergio, de quien aun sentía asco y odio, pero su cuerpo sentía amor y placer al verlo.

- ¡Ahhh, si continúa, me encanta! –Ángel había perdido su batalla, convertido en la completa zorra de Sergio –

- ¡Así me gusta maldita perra!, ahora ven a mi verga y dame una buena mamada como la zorra que eres –

Ángel miraba el miembro de Sergio con mucho asco, pero su cuerpo no podía resistirse, solo queríatomar la verga de su amo y darle la mejor mamada de su vida para complacerlo, entregándole su jugosa leche dentro de su boca, la cual se trago con odio y place al mismo tiempo. 

- ¡Esto no me puede estar pasando, que horror!, al menos este imbécil no sabe que soy Ángel atrapado en este maldito cuerpo –

Ángel pensaba mientras que acomodaba su cuerpo para la siguiente fase, mirando a su amo con amor en lugar de expresarle el odio que realmente sentía, Ángel abrió sus piernas, mostrándole el camino a Sergio, quien no suso ni un segundo en su siguiente maniobra, penetrando con poder a su esclava.

- ¡Ahhhh! –

Ángel solo podía conocer la palabra gemir en esta situación, estaba sumergido entre el placer y la dominación absoluta de su propio cuerpo, tan solo deseaba que esto terminara para poder descansar y replantarse muchas cosas en su vida, ya no pensaba continuar como la maestra y lo mejor seria dedicarse a otra cosa muy lejos de Sergio y de su pobre vida arruinada, pero al menos le sacaría algo de provecho a sus pequeños deseos de perra sumisa.

-Kary-





16 comentarios:

  1. Me encantó, el cambio maestra es un clásico que jamás aburre, porfavor has más con esta temática

    ResponderBorrar
  2. Muy buena la historia

    ResponderBorrar
  3. Que bueno que la gente si este participando. Esto y más te mereces con tus historias tan buenas Kari :3

    ResponderBorrar
  4. Waaaaa excelente historia, super sencilla, con mucho delicioso jajajaja y muy bien redactada, gracias Karina excelente trabajo 10/10
    Ya espero con ansias la sig historia

    ResponderBorrar
  5. OMG YESSSS KARINA
    Muchísimas gracias por esta caption, no creas que no ví lo que hiciste linda, escuchaste a mi petición de añadir paradojas de cambio de cuerpo en donde no saben en qué cuerpo están o cuál es su cuerpo original, me encantó! Cómo te dije me encantan captions así y me fascinó! Muchísimas gracias y espero pronto leer otra historia tan creativa, excelente trabajo Parker, sigue asi

    ResponderBorrar
  6. Tan increíble como siempre! Gran trabajo!

    ResponderBorrar
  7. Excelente todo va saliendo como el plan lo amerita

    ResponderBorrar
  8. Excelente historia Karina porfahas mas asi

    ResponderBorrar
  9. Muy buena historia :3 súper excitante

    ResponderBorrar
  10. Una historia magnífica me encantó, no entendí por qué se sometía tanto en ese cuerpo, era magia q tenia Sergio sobre ella??

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Pues era más el cuerpo de la maestra, quien es ninfómana y muy sencible además de manipulable, la idea es dar a entender que ella y Sergio siempre mantuvieron una relación de rol, dónde ella era la sumisa y esclava y Sergio su amo, aunque a veces el rol era a la inversa, bien pudo haber Sido que Sergio supiera que Angel estaba en el cuerpo de de la maestra, y de esa forma lo sometiera más humillando y burlandose, pero casi siempre las historias son así, así que preferí déjarlo como quedó está ocasión, Sergio no sabe que es ángel pero tampoco deja de someterla como su puta personal.

      Borrar
  11. Por un momento creí que dejaría que su viejo cuerpo se la follara, pero aún así me gustó bastante la historia

    ResponderBorrar

¿Te ha pasado que quieres decir algo pero las palabras no son suficientes? Ahora puedes colocar imágenes o vídeos en comentarios, con los siguientes códigos:

[img]URL de la imagen[/img]

[video]URL del video[/video]